Inicio > Abarth > Pruebas y analisis > Abarth F595 (primera prueba)
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Abarth F595 (primera prueba)

Por John Rivas

¿Por qué el Abarth F595?

Abarth F595, foto delantera

Abarth lleva desde 1949 desarrollando vehículos para disfrutar, con un claro enfoque deportivo y prestacional, además de una amplia oferta en cuanto a ‘customización’. Actualmente sólo cuenta con la gama 595 como base, con versiones de 145, 165 y 180 CV, así como una atractiva oferta de versiones especiales, como el 595 70TH Anniversario, el 595 Esseesse o el 695 Esseesse. La última novedad de la familia es el F595, basado en el Pista, que se lanza al mercado para conmemorar el 50 aniversario de la Fórmula Italia, competición que nació con el objetivo de dar una oportunidad a los pilotos más jóvenes. Actualmente Abarth desarrolla motores para la Fórmula 4.

Abarth F595, foto trasera
 
Hemos tenido ocasión de probar el F595 en uno de sus hábitat preferidos: el circuito. En el trazado del Jarama disfrutamos del carácter y prestaciones de este puro nervio. Antes nos familiarizamos con  lo nuevo que aporta. A la pintura gris mate con que se remata nuestra unidad (se ofrecen un total de seis) se añaden detalles en azul brillante en la carcasa de los retrovisores y en el labio inferior de los dos paragolpes. Además es el primer Abarth que apuesta por las dobles salidas verticales del escape Record Monza y que le dan un aire más exclusivo.
 

Interior del Abarth F595

Abarth F595, foto salpicadero
 
El interior también se remata con un salpicadero negro mate, el mismo color con el que se remata el marco de la pantalla de infoentretenimiento, y se rodea de un volante rematado en piel y los asientos deportivos, más aún si apostamos por los opcionales Sabelt que integran los reposacabezas y sujetan con mayor eficacia el cuerpo.
 
No hay cambios bajo el capó. El F595 apuesta por el conocido bloque de gasolina 1.4 T-Jet equipado con un turbo Garrett sobrealimentado con una relación de compresión geométrica de 9:1. El par máximo es de 230 Nm a 2.250 rpm y el cambio puede ser manual de cinco relaciones o automático robotizado con el mismo número de velocidades y levas en el volante. Esta última es algo lenta, por lo tanto recomendamos la opción manual en un vehículo de capricho al que apetece exigirle siempre.
 

Prestaciones del Abarth F595

Con un peso de poco más de 1.100 kilos (6,5 kg/CV en su relación peso-potencia) y apenas 3,66 metros de longitud, el F595 es un pequeña bomba de relojería por su rendimiento y dinámica. No es brutal, pese a alcanzar los 218 km/h y cubrir el 0-100 km/h en 7,3 segundos, pero por su tamaño, enormes recuperaciones, el sonido que mana por el escape y sus reacciones inmediatas al girar el volante se convierte en pura adrenalina.
 
Abarth F595, foto delantera
 
Activamos el modo ‘Scorpion’ en el salpicadero, un programa deportivo que actúa con mayor rapidez sobre el acelerador, la dirección (2,6 vueltas de volante entre topes) y el suministro de par motor. Desconectamos el control de tracción y afrontamos cuatro vueltas al circuito sin miramientos. Sube de vueltas hasta 6.500 rpm, momento en el que llega al corte, el cambio es lo suficientemente rápido y preciso (sin más), y la dirección directa. Entra en los giros de manera obediente y la trasera aguanta, favorecida por los amortiguadores Koni que monta en ese eje.
 
Acelera con premura y frena con contundencia, apoyado en unos discos ventilados y perforados de 284 milímetros delante y perforados de 240 detrás. Aguantaron bien durante las cuatro vueltas que dimos sin concesiones, lo mismo que los neumáticos 205/40 R17 montados sobre las atractivas llantas Fórmula de 17 pulgadas.
 

Consumo del Abarth F595

Fuera de ese exigente escenario no hemos tenido ocasión de rodar con el nuevo F595, pero intuimos que al no ser tan radical como los 695 Esseesse y 70 Anniversario es más confortable y ‘agradable’ en un uso diario. Y en esa situación más ‘pacífica’ quizás sea posible registrar el mismo consumo homologado que señala el fabricante, 6,2 litros cada 100 kilómetros (6,3 con la transmisión automática). Por cierto, también está disponible con la coqueta carrocería Cabrio de techo de lona.
 
Abarth F595, foto trasera
 
Enfocado a un público eminentemente joven, en su dotación no puede faltar una avanzada y generosa oferta multimedia. Esta queda asegurada con el sistema Uconnect, compatible con Android Auto y Apple CarPlay en la pantalla táctil de 7 pulgadas.
 

Precio del Abarth F595

Abarth F595, foto interior
 
Situado en la zona media de la gama, el F595 tiene un precio de 26.000 euros, aunque la factura se ‘dulcifica’ un tanto si se aplican los descuentos, hasta los 20.200 euros. Y a la hora de encontrarle rivales directos resulta complicado porque no hay nada similar. Forzando serían modelos ya más potentes, como el Mini John Cooper Works, el Smart Fortwo Brabus o las versiones más radicales del VW Polo o el Audi A1.
Autor:
4965
Publicado el: 18/11/2021
¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!