estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

7 coches al filo de la navaja

   

Chrysler Airflow (1933)

¿Adelantado a su tiempo?

Chrysler Airflow 1933
 
 
Que el vehículo en cuestión se denomine Airflow (algo así como flujo de aire) es ya toda una declaración de intenciones. Cuentan los analistas que Carl Breer, ingeniero de Chrysler en aquella época, se inspiró en aviones de combate para llegar a la conclusión teórica de que los vehículos de entonces no eran aerodinamicamente eficientes.

Dicha intuición llevó a este y otros ingenieros del fabricante americano a crear un túnel de viento en el que estudiar el diseño de los automóviles, y sus conclusiones fueron claras: los automóviles de aquellos tiempos eran más aerodinámicos marcha atrás que yendo en su sentido de marcha habitual.

Chrysler Airflow
 

El Chrysler Airflow nació como una respuesta a esta situación, ofreciendo una línea absolutamente distinta a todo lo que se había fabricado hasta la fecha. Pero la apuesta estética no venía sola, también se incorporaron una serie de innovaciones técnicas en su fabricación que permitían mejorar la relación de peso entre los ejes para situarla casi en un 50/50 frente a los 35/65 que proporcionaban muchos vehículos de su época. Por si esto fuera poco, también se utilizaron materiales específicos de tal modo que se redujo su peso. Con todo lo anterior el Chrysler Airflow era más aerodinámico, ligero y estable que su competencia ¿Qué más se podía pedir?

Pues, según parece, se debían haber considerado otros dos detalles: mayor fiabilidad y una estética que fuera del gusto de su época. Y es que aseguran algunos historiadores que al menos las 2.000 primeras unidades de Airflow vendidas tenían importantes defectos de fabricación, entre los que destacaba la rotura de los soportes de las mecánicas a partir de 130 km/h. En cuanto a la estética, Chrysler optó por realizar diversas variaciones en años sucesivos e incluso lo vendió bajo la marca DeSoto, pero ese extraño uso de líneas curvas en una época marcada por las líneas rectas nunca llegó a cuajar, lo que hizo que dejara de ofrecerse en 1937 con un muy pobre resultado comercial.
 
Si todavía quieres saber más sobre este especial automóvil te dejamos aquí un completo vídeo de la época en el que nos "venden" todas sus virtudes. Obviamente, se olvidan de los problemas, pero eso es una historia diferente.
 
 

 

ir a primera páginair a página anterior1 2 3 4 5ir a siguiente páginair a última página
Hasta: 25000 €
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!