estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

7 coches al filo de la navaja

   

MB 260D (1936)

Death Mobile

 Mercedes Benz 260D

La introducción de un tipo de combustible no habitual en un vehículo de serie es, sin lugar a dudas, un gran riesgo comercial. Hoy en día, cuando el diésel y la gasolina están completamente aceptados, cuesta entender que el lanzamiento de un coche de gasóleo sea un riesgo, pero en 1936, cuando se lanzó el Mercedes Benz 260 D (el mismo año que el Hanomag Rekord también de gasóleo), sí que lo era.

Aunque según parece las unidades de preserie utilizaron un bloque de 6 cilindros, la opción finalmente utilizada para la comercialización del vehículo fue un cuatro cilindros con inyección Bosch y 2,5 litros que rendía 45 CV a unas 3000 rpm, una cifra suficiente para lanzar los más de 1.500 kilos de este vehículo hasta los 95 km/h. Con estas capacidades el MB 260D era capaz de obtener un consumo de 9,5 litros, lo que suponía un ahorro aproximado de un 40% de combustible respecto a los vehículos impulsados por gasolina.
 
MB 260D

Lo que hubiera podido ser un gran fracaso comercial se convirtió en un éxito que, sin embargo, cuenta con un muy siniestro lado oscuro, pues éste era el vehículo utilizado por las SS y la Gestapo en su "caza de judíos", lo que hizo que el 260D se ganara el sobrenombre de "Death Mobile" o "Muerte Móvil"

ir a primera páginair a página anterior1 2 3 4 5ir a siguiente páginair a última página
Hasta: 25000 €
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!