estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

7 coches al filo de la navaja

 

MB Clase A (1997)

El éxito de un fracaso

Mercedes Benz Clase A
 
Si en el caso del NSU Ro80 hablábamos del fracaso de un éxito, la historia del Mercedes Benz Clase A puede definirse como el éxito de un fracaso o, en su defecto, la sabia rectificación de un fabricante ante una situación que había puesto en peligro la viabilidad del proyecto.

Cuando en el año 1997 el afamado fabricante alemán decidió sacar al mercado un coche de pequeñas dimensiones y tracción delantera no pensó ni por un momento que fuera a meterse en tantísimos problemas. La alta, estrecha y corta carrocería del Mercedes Benz Clase A fue sometida por un periodista a la desde entonces famosa prueba del alce. Se trataba ésta de una prueba en la que se simula que el usuario se encuentra con un animal en plena carretera que le obliga a realizar una brusca maniobra evasiva para reincorporarse posteriormente a su trayectoria original. 
 
Con un centro de gravedad relativamente elevado y las dimensiones generales del modelo, la realización de la prueba se saldó con un estrepitoso fracaso en el que el vehículo sufría un accidente. Como no podía ser de otra manera, la noticia corrió como la pólvora para situar al recién nacido Clase A en el ojo del huracán mediático. La situación fue tan comentada que incluso comentan las malas lenguas que durante la celebración de un salón internacional de automoción la marca sueca Volvo puso en su stand la cabeza de un alce mirando hacia el stand de Mercedes, una broma nórdica que seguro no gustó nada a los responsables de la marca de la estrella.

Pero no hay mal que por bien no venga, y la reacción de Mercedes ante tal desatino fue la de ofrecer suspensiones endurecidas en toda la gama, montar neumáticos de perfil más bajo, endurecer la suspensión y, sobre todo, añadir de serie y en toda la gama un sistema que hasta entonces había quedado reservado a los modelos más lujosos: el control de estabilidad. Con la incorporación de este sistema se revolucionó en cierta manera el panorama automovilístico mundial debido a una democratización mucho mayor del mismo, posibilitando con ello una economía de escala y una oferta que hizo reaccionar a otras marcas que acabaron incorporándolo de serie u opcionalmente en un número de modelos mucho mayor. Al final resulta que el fracaso del Clase A en la prueba del Alce supuso el éxito del control de estabilidad, que no deja de ser uno de los más importantes inventos de seguridad activa de todos los tiempos en el mundo del automóvil.
 
ir a primera páginair a página anterior4 5 6 7 8ir a siguiente páginair a última página
Hasta: 25000 €

Quizás también te interese

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!