estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Cuándo y cómo cambiar la correa de distribución y la bomba de agua

Correa de Distribución

La sustitución de la bomba de agua y de la correa de distribución son dos operaciones muy comunes que se realizan en los talleres de coche. Anteriormente el reemplazo de estos dos componentes se realizaba por separado, pero en la actualidad es recomendable y muy común realizar esta operación al mismo tiempo. Esto permite aprovechar mejor las horas de mano de obra del taller evitando tener que acudir al taller y desmontar las piezas dos veces en vez de una. Además, al realizar la sustitución de manera conjunta, la piezas se acoplan mejor entre sí, reduciendo así los riesgos de avería.

Cuándo realizar la sustitución de la bomba de agua y la correa de distribución

Este es un punto en el que ambos componentes difieren ligeramente en caso de que se cambiasen de manera independiente. En el caso de la bomba de agua, se recomienda reemplazarla cada 90.000 kilómetros. Sin embargo, la correa de distribución tiene un rango muy amplio en cuanto a lo que a su sustitución se refiere, entre 60.000 y 160.000 kilómetros. El momento concreto dependerá de varios factores como el fabricante de la correa, el tipo de uso que se le da al vehículo (urbano, montaña o autopista), la temperatura y las condiciones ambientales…

Debido a que el rango del periodo de sustitución de la correa de distribución es tan amplio, es muy importante comprobar su estado en cada revisión del vehículo para poder evitar daños mayores en caso de fallo.

Por otro lado, al realizar la sustitución conjunta, el componente que normalmente tiene un periodo de sustitución más corto suele ser la bomba de agua, por lo que ambos deben ser sustituidos una vez recorridos los 90.000 kilómetros.

Independientemente del kilometraje transcurrido existen síntomas que indican que la bomba de agua está fallando y, por tanto, es necesario su reemplazo. Habrá que sustituir la bomba si: 

  • El motor del coche se sobrecalienta
  • Se detectan holguras en la polea de la bomba
  • Los cojinetes chirrían cuando el motor está en funcionamiento
  • Se escucha un ruido procedente de la bomba de agua
  • Se percibe un olor a lubricante y líquido refrigerante bajo el capó
  • La circulación del refrigerante es insuficiente

Cómo realizar la sustitución de la correa de distribución y la bomba de agua

Para reemplazar la correa de distribución y la bomba de agua por unas nuevas hay que seguir los pasos siguientes:

1. Elevar el coche y retirar una rueda: Hay que saber a qué lado del coche se encuentra el acceso a la correa. Para ello se puede consultar la ficha técnica del vehículo. En caso de elevar el coche mediante el uso de un gato hidráulico hay que utilizar un caballete para mantenerlo en posición. Para retirar la rueda hay que usar una llave cruz.

2. Retirar la correa de accesorios y las protecciones de la distribución en caso necesario: Para saber si es necesario realizar este punto sólo se necesita consultar la ficha técnica del vehículo.

3. Bloquear las poleas: Hay que consultar la ficha técnica para saber cómo bloquearlas. Es posible que se necesite una palanca especial, pero normalmente basta con un destornillador fino.

4. Sincronizar el motor: Se debe girar el motor con el tornillo del cigüeñal hasta que esté completamente alineado. A continuación hay que marcar la posición de cada una de las poleas.

5. Aflojar el rodillo tensor y retirar la correa de distribución: Dependiendo del tipo de rodillo tensor del que disponga el coche se deberán aflojar de una forma u otra. A continuación se podrá sacar la correa de distribución.

6. Desmontar los rodillos tensores y la bomba de agua: Hay que proceder a retirar los tornillos tensores y de enrollado. Además este es el momento para cambiar la bomba de agua. Para ello hay que desmontar los tornillos que sujetan la bomba al bloque del motor.

7. Instalar la nueva bomba de agua: Se debe colocar la nueva bomba de agua y volver a asegurar con los tornillos que la sujetan.

8. Colocar la nueva correa de distribución: Se deben volver a montar los rodillos e instalar la correa teniendo en cuenta las marcas hechas anteriormente para realinearla. Una vez alineada, se debe ajustar la tensión del rodillo tensor y darle varios giros al motor usando el tornillo del cigüeñal.

9. Recolocar la correa de accesorios y la protección en caso necesario.

10. Purgar el líquido de refrigeración: Este es el momento de purgar el líquido de refrigeración si se ha cambiado la bomba de agua.

11. Comprobar el funcionamiento de la correa: Se debe arrancar el coche y acelerar de manera brusca varias veces con tal de comprobar la correcta tensión de la correa. En el caso de que tenga poca tensión, ésta vibrará y se escuchará un zumbido cuando desacelere. Si , por el contrario, está demasiado tensa, se escuchará un silbido al ralentí y al desacelerar.

12. Colocar la rueda: Una vez comprobado el buen funcionamiento sólo queda recolocar la rueda de nuevo. 

 

Fuentes de información:

Hasta: 25000 €
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!