estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

El invento del Salón del coche ecológico

Por Carlos Drake

Golf Blue-e-motion

Como el que saca un conejo de una chistera. Así es como ha nacido el próximo Salón del Automóvil de Madrid, que, en la edición de este año, tiene más apellidos que nunca. Esta vez se llama Salón Internacional del Automóvil Ecológico y de la Movilidad Sostenible de Madrid. Buff, cansa hasta escribirlo. La verdad es que cuando me enteré de que este año no se iba a celebrar una muestra automovilística al uso en Madrid me sentí un poco decepcionado, aunque la realidad del sector y de la economía no acompaña demasiado a ello. Pero cuando tuve conocimiento de que para intentar salvar la tradición de este evento se iba a celebrar esta Versión ‘verde’, por lo menos me sentí intrigado.

No sé si el Salón Internacional del Automóvil Ecológico y de la Movilidad Sostenible de Madrid, que se celebrará entre el 20 y el 23 de mayo, será un éxito de asistencia de público, lo que sí puedo casi asegurar es que no habrá nada realmente novedoso, excepto el Volkswagen Golf Blue-e-motion, que será la única primicia mundial que se dará a conocer en este Salón. Sin embargo, en mi opinión, el verdadero éxito de esta convocatoria es que haya podido salir adelante de una forma digna.

Al contrario que en la última edición del Salón de Barcelona o en el de Madrid, dos años atrás, la sensación de los que estuvimos presentes allí fue que no era momento para la realización de ese tipo de esfuerzos por parte de las marcas de coches y de que en plena crisis lo último que había que hacer era ‘tirar’ el dinero. No obstante, el ‘feeling’ que estoy percibiendo en los últimos días respecto al Salón Ecológico de Madrid es que los participantes, que esta vez no sólo serán fabricantes de coches y componentes, sino también de infraestructuras o empresas energéticas, están con muchas ganas de dar a conocer sus principales innovaciones en materia de eficiencia y de respeto con el medio ambiente. Y de que por una vez las marcas están presentes por interés propio y no por el lema de ‘hay que estar”.

Desde la organización avisaron de que este Salón no se podrá comparar en términos de afluencia de público con una edición normal, puesto que sólo dura tres días y porque no se presentarán grandes prototipos deportivos o coches más llamativos. No obstante, los asistentes a esta feria tendrán la oportunidad de palpar de primera mano cuál va a ser el camino que tome la industria del automóvil a la hora de enfrentarse al reto de la reducción de las emisiones de CO2 y de la disminución de la dependencia del petróleo. Yo estaré allí para ver cómo respira el sector.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!

Quizás también te interese