Inicio > Audi > Q3 > Pruebas y analisis > Audi Q3, análisis asientos delanteros
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Audi Q3, análisis asientos delanteros

Las similitudes del más pequeño SUV de Audi con sus hermanos mayores Q7 y Q5 no son sólo una cuestión de estética exterior, en el interior del nuevo modelo de Audi también encontramos reminiscencias de sus hermanos mayores o, lo que es lo mismo, estética, acabados y terminaciones al más puro estilo de la marca de los aros que, dicho sea también, puede presumir de situarse entre las mejores en estos aspectos tan importantes para el confort de los usuarios y la sensación de calidad del conjunto.

 
Una particularidad que nos llamó la atención fue el hecho de contar con una pantalla del sistema infotainment (MMi en Audi) que se abría y cerraba manualmente en vez de automáticamente. Por lo demás, la versión probada ofrecía excelentes sensaciones también por todo el amplio abanico de opciones que llevaba incorporadas, de hecho estaba tan cargadísima de extras que su precio de tarifa superaba por poco los 60.000 euros cuando hay una básica por unos 37.000 euros. Pero la buena realización forma parte de todas las versiones, aunque la sensación de calidad siempre se ve elevada por elementos como los asientos de cuero con reglaje eléctrico, las terminaciones metálicas de puertas e interior o los diversos equipamientos de confort, seguridad activa y seguridad pasiva que incorporaba la unidad de pruebas. 
 
 
La buena ubicación de todos los mandos es otra de las realidades del modelo. La palanca de cambios queda situada a la distancia correcta, el volante dispone de un grosor y un diseño que unifica facilidad y agrado de uso, y la diferente disposición de todos los elementos es intuitiva y sencilla, incluyendo las diferentes posibilidades que proporciona el sistema infotainment, que se manejan con un fácil botón situado a la derecha del conductor. No obstante hay que matizar que esta sensación difiere del ambiente lujoso que se respira en rivales como el Range Rover Evoque, mientras en el Evoque calidad y lujo van de la mano, en el Audi se trata más de una calidad tecnológica y práctica, pero con mucha menor carga de lujo.
 
 

 
Como ejemplo al comentario anterior tenemos los mandos de selección de temperatura en el climatizador, una especie de rueda que gira sólo unos pocos grados y que hace un "click" para cada variación de medio grado. Sería más útil tener una rueda giratoria pero la aportación de calidad de este sistema hace que a nosotros nos parezca mucho más apropiado. Tampoco se olvidan en Audi de argumentos prácticos como, por ejemplo, la guantera refrigerada (que suena muy bien aunque es básicamente otra salida del aire acondicionado).
 
Entre los asientos delanteros encontramos los habituales posavasos, un freno de accionamiento eléctrico de esos que son ya habituales pero que nosotros, particularmente, cambiariamos por los tradicionales, pues estos últimos permiten en algunas circunstancias críticas contar con un último recurso que no existe si hay freno eléctrico. Diversas tomas de mechero e incluso una instalación para el teléfono en nuestra unidad, aunque no fuimos capaces de encontrar toma usb y, por supuesto, un reposabrazos central con tapa que sólo puede regularse longitudinalmente.
 
Las cada vez más habituales luces interiores de ambiente también se pueden encontrar en el Q3 en diferentes zonas, como los ribetes en los reposavasos delanteros o los que existen en los altavoces de las puertas. Como elemento muy útil está también la existencia del bloqueo/desbloqueo de puertas posteriores en la puerta del conductor, justo por detrás de los elevalunas eléctricos.
 
 
Otros artículos sobre la prueba del Audi Q3:
 
 
 
 

 

 
 
46075
Publicado el: 29/05/2012
¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Gestoría Online de Tráfico
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!