Inicio > Audi > Q3 > Pruebas y analisis > Audi Q3, análisis asientos posteriores
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Audi Q3, análisis asientos posteriores

La inmensa mayoría de los SUV terminan siendo utilizados como vehículo habitual para la familia, con lo que su espacio en las plazas traseras y la capacidad y modularidad de su maletero son elementos claves en la elección de los mismos. Desde MotorGiga no teníamos muy claro antes de cogerlo las posibles virtudes del Audi Q3 en este terreno, pues siendo más pequeño que el Q5 esperábamos encontrar también mermas en su habitabilidad interior. No obstante, aun quedando por debajo del espacio disponible en su hermano mayor hemos constatado gratamente que el más pequeño de los SUV de Audi sigue manteniendo prácticamente intactas las cualidades de sus hermanos mayores para poder transportar con suficiente espacio a dos ocupantes en las plazas traseras e incluso un maletero suficiente para los desplazamientos de una familia de hasta cuatro miembros.

Asientos posteriores Audi Q3

 
Las puertas posteriores no son demasiado grandes, pero dan acceso a dos plazas en las que se cuida muy bien a los ocupantes (ya sabéis, la tercera existe, pero si no queréis hacer sufrir a nadie lo mejor es no utilizarla salvo casos excepcionales). Aunque no existen regulaciones de los asientos posteriores sí encontramos un reposabrazos central bastante amplio en el que existen también dos posavasos y un espacio para dejar impedimenta. Salidas de aire para la zona posterior, luces de cortesía, toma de mechero o redes tras los asientos delanteros a modo de bolsa ofrecen a los pasajeros posteriores un espacio de viaje bastante confortable. A ello se suma un excelente sistema de anclajes isofix en el que unas tapas ocultan dichos anclajes para ofrecer al mismo tiempo buena estética y gran facilidad de uso.
 
 

 
El espacio para el maletero es, según Audi, capaz de albergar hasta 460 litros de carga que pueden llegar a 1365 si abatimos los asientos posteriores, es decir, bastante amplio y modulable. Al abrir el portón la imagen del Q3 queda algo extraña debido a que éste alberga las luces, por lo que también habremos de tener en cuenta que para acceder a ellas habrá que quitar la tapa existente en el propio portón. Otra curiosidad del Audi Q3 radica en la existencia de una bandeja que se queda ubicada en el propio portón al abrirlo mientras que la situada sobre el maletero es fija, es decir, no se articula hacia arriba y por tanto puede ser algo incómoda para poner determinadas cargas. Como elementos polivalentes del maletero hay diversos ganchos que pueden utilizarse para dejar bien ubicada la carga ya esté la misma en bolsas o cubierta con una red destinada al efecto. La rueda de repuesto es de emergencia y en su hueco puede ocurrir que, como sucedía en nuestra unidad de pruebas, encontremos ubicado algún elemento del sistema de audio, lo que será un tremendo incordio si hemos pinchado.
 
Otros artículos sobre la prueba del Audi Q3:
 
 
 
 
 
839551
Publicado el: 05/06/2012
Tasamos y compramos tu coche
Te compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!