Inicio > Audi > RS4 > Pruebas y analisis > Audi RS 4 Avant y RS 5 Competition Plus
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Audi RS 4 Avant y RS 5 Competition Plus

Por John Rivas

Audi RS 4 Avant y Audi RS 5, foto delantera

La familia RS de Audi ya se traduce en un plus deportivo para aquellos conductores que buscan algo más al volante. Y la cosa se incrementa seriamente si añadimos el paquete Competition Plus. Lo hemos probado en el RS 4 Avant y RS 5 Coupé y Sportback y, claro está, nos ha conquistado.

No sale precisamente gratis el 'capricho'. Tiene un sobreprecio de 20.160 euros sobre los modelos RS estándar. A cambio disfrutaremos de serie de un diferencial deportivo quattro que da más protagonismo al eje trasero, una nueva suspensión RS sport pro, barras estabilizadoras más rígidas, una dirección más deportiva, mejoras en las transiciones del cambio Tiptronic de 8 relaciones y se incrementa la velocidad hasta los 290 km/h.
 

450 CV de potencia y contempla frenos carbocerámicos delanteros

También se prescinde del aislamiento acústico entre el motor y el habitáculo. Así el poderoso 2.9 V6 biturbo de 450 CV y 600 Nm (aquí no hay cambios) se oye más y mejor, facilitando esa faceta también el trabajo realizado en el escape RS Plus. Además, se ha recalibrado el ABS, monta unos neumáticos Pirelli P Zero Corsa y, en opción, ofrece frenos carbocerámicos en las ruedas delanteras.
 
Audi RS 5 Sportback, foto lateral
 
Uno de los puntos en los que la nueva gama Competition Plus pone tierra de por medio respecto al resto de la familia RS es en la nueva suspensión RS sport pro, que se monta en ambos ejes. Ya de serie trae consigo una rebaja en la altura del conjunto de 10 milímetros. Y se nota. Sin embargo, los nuevos modelos son todavía más exclusivos y permiten al conductor regular el ‘setup’ por su cuenta. Para ello se ofrece un pequeño maletín de serie con las herramientas adecuadas. Abrimos el capó y desde lo alto de la torreta de la suspensión una pequeña ruleta nos permite regular el efecto rebote con ¡21 niveles! diferentes.
 

Configura el chasis a tu gusto

Hay más. En este caso tenemos que desmontar las ruedas y accedemos a dos ruletas instaladas en cada amortiguador. Una nos da opción de regular en 12 niveles la dureza del amortiguador a baja velocidad; una segunda lo hace a alta velocidad con 15 perfiles distintos. Y para rematar, una llave especial hace girar el conjunto y nos permite jugar con la altura del vehículo un total de 20 milímetros.
 
Audi RS 4 Avant y Audi RS 5, foto suspensión
 
Quizás pienses que todo esto es un poco engorroso, que lo es, pero el que se gasta 20.160 euros más en estos vehículos es un conductor muy ‘especial’ al que, seguramente, le gustará meter su vehículo en un circuito de vez en cuando.
 
Y ya que estamos de configuraciones, el asistente de conducción Drive Select ofrece los programas Comfort, Auto y Dynamic. A la vez podemos seleccionar y guardar dos puestas a punto en las memorias RS1 y RS2, ajustando a nuestro gusto la propulsión, la dirección, el sonido del motor y la calibración del diferencial deportivo quattro instalado en el eje trasero.
 
Audi RS 5 Coupé, foto trasera
 
En circuito es una experiencia inolvidable. Tres vueltas a fuerte ritmo detrás de un monitor en el trazado de Ascari nos sirven para memorizar las trayectorias. Luego otras tres libres, a tope, y es donde comprobamos todo el potencial del RS 5 Coupé Competition Plus. O casi todo porque aparece la lluvia y por seguridad nos impiden desconectar la electrónica totalmente.
 

Prestaciones de vértigo

Da igual. Acelera como un cohete (3,8 segundos en el 0-100 km/h), frena que es un primor a medida que cogen temperatura los frenos carbocerámicos, y el morro entra siempre por donde se le dice.
 
Si nos pasamos y se nos ocurre levantar el pie en pleno apoyo, la zaga desliza suavemente y a golpe de gas se vuelve a colocar. Hay margen en el circuito de velocidad, pero en carreteras abiertas hay que ser muy valiente. El propulsor sube de vueltas hasta las 7.000 rpm con el programa Sport del cambio. Y nos ‘asesora’ para subir de marcha con colores, verde, amarillo y rojo, en el cuadro de mandos digital. Si no lo hacemos, lo hará por nosotros para evitar esfuerzos innecesarios. Los saltos entre marchas son también más rápidos debido a una nueva gestión de la centralita, y la dirección también goza de un tarado específico. Comunica todo, pero con 2,6 vueltas de volante entre topes no es la más directa del mundo.
 
Audi RS 5 Sportback, foto delantera
 
No nos da la vida para llegar a los 290 km/h de velocidad máxima a la que se limita en este trío de ases, pero las aceleraciones son endiabladas. También las recuperaciones, sencillamente porque no existen. Al pisar el pedal a fondo se transforman en puras aceleraciones por el efecto ‘kick-down’. Y eso permite realizar adelantamientos en un abrir y cerrar de ojos.
 
Y cómo suena. Es cierto que cuenta con un escape deportivo RS Plus en color negro específico. Pero los decibelios, el efecto punta tacón al reducir y el constante petardeo del escape se viven en el interior de una manera más directa. El motivo es que se ha eliminado casi todo el aislamiento entre el motor y el habitáculo. Sí, es el mundo a revés. Mientras en otros modelos Audi se esmera en aislarnos para incrementar el confort, en la familia Competition Plus es todo lo contrario. 
 

Y confortables en el día a día

Lo curioso es que esta familia RS Competition Plus no te maltrata en el día a día en una conducción más sosegada. Los perfiles orientados al confort suavizan las reacciones, aunque la suspensión siempre va un punto más firme.
 
En otros países estos modelos se ofrecen con el acabado Competition. En España sólo se hará con el Competition Plus. Y esto trae consigo una mejora también en su equipamiento de serie. De esta manera se añade un equipo de sonido Bang&Olufsen, un cuadro de mandos Digital Cockpit con una configuración extra de corte más deportivo, un sistema de reconocimiento de señales de tráfico y un sistema de control de presión del aire en los neumáticos Plus.
 
Audi RS 4 Avant, foto trasera
 
Tanto el RS 4 Avant como el RS 5 Competition Plus se rematan con detalles deportivos exclusivos. En el exterior se introduce el atractivo color negro Sebring, llantas de 20 pulgadas específicas y los faros Matrix LED son de serie (también se contempla una sofisticada luz láser). Se añaden acabados en carbono mate en las atletas delanteras y traseras, las carcasas de los retrovisores o en el difusor trasero.
 
El interior se remata con acabados en negro piano, las butacas deportivas se puede vestir de Napa y en opción se ofrecen unas butacas tipo bacquet para los conductores más activos.
 
Audi RS 4 Avant, foto salpicadero
 
El precio de la gama Competition Plus es de 125.560 euros para el RS 4 Avant y de 129.630 para los RS 5.
Autor:
7389
Publicado el: 16/10/2022

Contenidos relacionados a Audi RS4

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Quizás también te interese

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!