Lunes - 28.Septiembre.2020
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Renault Clio: historia y antecedentes - 6-8: Renault Clio III

Por Miguel Galán

Presentado en el salón de Ginebra de 2005, la tercera generación del Renault Clo llegó a los principales mercados europeos conviviendo una temporada con su antecesor, que pasó a comercializarse como un modelo de bajo costo a través de innumerables series limitadas.

Este nuevo Renault Clio mantuvo una línea bastante conservadora en relación a su antecesor: salvo la parte trasera, todo el vehículo se podía reconocer como un Renault Clio. En cualquier caso, el diseño exterior corrió a cargo de Patrick Le Quément, que después de los sonados fracasos de los Renault Avantime y Renault Vel Satis gozó de una nueva oportunidad en el departamento de diseño.

La parte frontal de esta nueva generación destacó por un diseño muy horizontal de todos sus elementos. La rejilla inferior integrada en el paragolpes recorría todo el ancho el coche para aumentar la percepción de anchura del vehículo.

En el frontal destacaba el gran tamaño del rombo de Renault y de los grupos ópticos que integraban todas las funciones principales e integraban en su diseño dos pequeñas rejillas de ventilación que aligeraban en cierta media la pesadez estética del frontal. La parte trasera destacó por un diseño muy personal con unos grupos ópticos a la altura de la cintura y que perfilaban las formas del gran portón que daba acceso a un maletero de 288l.

Es sin embargo la vista lateral la que supo mezclar la innovación con rasgos de la segunda generación de este genial compacto. En un vistazo rápido era fácil de reconocer al coche como un Renault Clio porque el diseño de las puertas y de las ventanillas mantenía una similitud estética con el Renault Clio II; eran bastantes cuadradas y con amplia superficie acristalada. No obstante, en un vistazo más detenido, salta a la vista que el Renault Clio III ganó 21cm a su antecesor para llegar a los 4,03m de longitud total. Este crecimiento permitió al Renault Clio dejar de ser el más pequeño de los urbano y pasar a estar en la medía de longitud.

Este aumento en las dimensiones generales del Renault Clio y el aumento de la batalla hasta los 2,58m permitieron a este pequeño francés disponer de un habitáculo "adecuado” para cuatro adultos de talla media en el que destacaba el espacio ofrecido para las piernas de los pasajeros de las plazas traseras. De todas formas, el aumento en las dimensiones internas del Renault Clio no proporcional al aumento de las dimensiones exteriores.

El salpicadero presenta  un diseño muy simple y redondeado con tres áreas independientes muy bien diferenciadas: el cuadro de mandos, la consola central inferior y la pantalla superior del salpicadero. En este caso destacó la nueva ubicación de los mandos de la calefacción interior situados en la parte alta de la consola central.

El interior presentaba algunos puntos débiles de menor importancia como era la falta de agarre lateral de los asientos delanteros en los modelos no deportivos o la falta de huecos donde dejar cosas, lo llamados “vacíabolsillos”.

El Renault Clio de tercera generación estaba construido sobre el bastidor estrenado por el Nissan Micra y usado también por el malogrado Renault Modus. Esta base motriz destacó por su rigidez general y por las amplias zonas de absorción de impactos, sobre todo en la zona delantera. Estas características permitieron al Renault Clio III obtener la máxima calificación en los test de EuroNCAP.

Los esquemas de suspensiones fueron similares a los de la generación anterior (McPherson en eje delantero y ruedas libres interconectadas en el eje trasero). Los frenos delanteros eran de disco y los traseros de tambor excepto para los más potentes 1.6 16v y 1.5 dCi 105 que llevaban también frenos de disco en el eje trasero.

En el momento del lanzamiento comercial (noviembre de 2005) la oferta mecánica era totalmente conocida y todos los bloques habían sido ya usados en la generación anterior o en otros modelos Renault, aunque sí es cierto que todos fueron convenientemente retocados para reducir consumos y aumentar el placer de conducir.

La oferta de gasolina estaba cubierta por los conocidos 1.2 16v 75cv, 1.4 16v 98cv y 1.6 16v 110cv. Todos los motores equipaban cambio manual de cinco velocidades. El cambio automático de cuatro velocidades era una opción en el 1.6 16v.

La oferta de gasóleo se centró en el bloque 1.5 dCi disponible en tres niveles de potencia: 68, 85 ó 105cv. Los dos primeros niveles de potencia equipaban cambio manual de cinco velocidades; los modelos con 105cv llevaban cambio también manual pero de seis velocidades. Anecdótico de estas mecánicas diésel fue que Peugeot hizo una campaña de publicidad (ampliamente criticada) en el que hacía ver que Renault había intentado copiar sus motores HDi de 70, 90 y 110cv pero “no había llegado”.

Desde un principio el Renault Clio III se comercializó con un sinfín de distintos niveles de acabado que recibían nombres y dotaciones diferentes según el mercado, lo que es imposible de correlacionarlos entre ellos. Lo que si fue común a todos ellos fue la presencia de múltiples airbags, ABS, dirección asistida, volante regulable…

El control de estabilidad pasó a ser un equipamiento estándar en muchos mercados y aparecieron como novedad en la serie Clio las luces de giro estáticas o el techo panorámico de cristal.

Todas estas características le valieron nuevamente el título de coche del año 2006 y volver a ser otra vez el coche más vendido en Francia en los años 2006, 2011 y 2012. Como no podía ser de otra forma, tal como había sucedido con anteriores generaciones, el liderato en el número de matriculaciones fue una guerra con un Peugeot, en este caso con el 207.

En el año 2006 la gama del Renault Clio creció hacia arriba y hacia abajo con la presentación de dos nuevos motores de gasolina. En la parte baja de la oferta se ofertó una variante descafeinada del 1.2 16v con sólo 65cv, que se hizo un hueco importante en aquellos mercados con beneficios fiscales para las mecánicas más ecológicas. Más importante fue el lanzamiento de la versión Renault Clio Sport con una estética muy deportiva y un bloque de dos litros con 197cv. Este bloque era capaz de catapultar a este urbano hasta los 225km/h.

Durante el año 2006 aparece el cambio pilotado de cinco velocidades QuickShift, disponible con los motores 1.5 dCi 85 o con el 1.2 16v, que había incrementado su potencia hasta los 80cv para distanciarlo en cierta manera de la versión ecológica de 65cv.

El año 2007 se introducen dos nuevos motores de gasolina. Por un lado aparece el Renault Clio 2.0 16v con 140cv y capaz de superar la barrera de los 200km/h. Por otro lado el bloque 1.4 16v es sustituido por una versión turboalimentada del conocido bloque de 1.149cc que alcanza los 101cv y que reduce las cifras de consumo y emisiones del anterior. Esta nueva motorización recibe el nombre de 1.2 TCe.

En 2008 se lanza la versión familiar que alcanza los 4,23m y que según mercados recibió los nombres de Renault Clio Gran Tour, Renault Grand Clio o Renault Clio Sport Tourer. La razón de ser de este familiar urbano fue la de plantar cara al éxito que estaba alcanzado el Peugeot 207 SW.

El Renault Clio recibió el año 2009 con una actualización estética que le dio un nuevo frontal en el que destacó la vuelta a la parrilla delgada que ya había usado la primera generación de este utilitario. Las versiones de tres y cinco puertas (excepto el Renault Clio Sport) recibieron unas ópticas traseras con una nueva distribución interior de sus funciones. Todos estos cambios alargaron cuatro centímetros la longitud total del Renault Clio.

El interior también se benefició de esta actualización con cambios de menor orden en tapizados y molduras decorativas o con la llegada de elementos como el navegador integrado TomTom

Esta actualización trajo un pequeño reajuste en las potencias de casi todos los grupos motrices y la presentación de una variante del 1.6 16v que alcanzaba los 128cv y que se ligó en exclusiva a un nuevo nivel de equipamiento GT con marcado carácter deportivo. Por su parte, el acabado Sport alcazó los 203cv y pasó a llamarse RS en la mayoría de los mercados europeos.

Estos ajustes en la gama y en las mecánicas sirvieron al Renault Clio para disfrutar de dos años de relativa tranquilidad comercial maquillados con un frenético ritmo de lanzamiento de series limitadas.

En 2010 comienza un recorte progresivo en la oferta del Renault Clio III que duraría dos años y que limitaría su oferta a los modelos que tenían una demanda real. El objetivo de estos recortes era ir preparando las distintas cadenas de montaje a la llegada en 2012 de la cuarta generación de este utilitario.

Estos recortes comenzaron con eliminar el cambio pilotado de cinco velocidades y centrar la oferta de automáticos en el 1.6 16v 110cv con cambio de cuatro relaciones por convertidor de par.

Posteriormente se reajustó la potencia de los bloques de gasóleo a 75, 88 y 105cv, aunque este último sólo permaneció en aquellos mercados en los que tenía una fuerte demanda respecto a la versión de 88cv. En un último ajuste se eliminan las versiones 1.6 16v de 128cv y 2.0 16v de 140.

Sí se mantiene el modelo Sport que pasa denominarse RS Gordini en un intento de Renault por relanzar esta mítica marca deportiva. En esta misma maniobra de mercadotecnia reciben el nombre RS Gordini también las versiones más potentes del Twingo y del Mégane, que sin embargo mantienen todas sus características técnicas y sólo reciben pequeños retoques estéticos.

En 2012, coincidiendo con la presentación de la cuarta generación del Renault Clio, la gama de la tercera serie se limitó a un único nivel de acabado denominado Collection disponible con los motores 1.2 16v ó 1.5 dCi, ambos con 75cv y cambio manual de cinco velocidades.

Del Renault Clio III también se diseñaron carrocerías de tres volúmenes como la que viste al Renault Clio Symbol II, que complementa al Renault Thalia en países de Europa del este. Ambos modelos serán sustituidos en breve por variantes del Dacia Logan, vendidas bajos las marcas Dacia, Renault o Lada.

 

Parte 1 de 8: Renault 5 I

Parte 2 de 8: Renault Siete / 7

Parte 3 de 8: Renault 5 II

Parte 4 de 8: Renault Clio I

Parte 5 de 8: Renault Clio II

Parte 7 de 8: Renault Clio IV

Parte 8 de 8: Renault 5 / Clio en competición

Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Ver coches de segunda mano
Nuevo buscador de coches