Inicio > KIA > Picanto > Pruebas y analisis > Kia Picanto 2011, prueba dinámica
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Kia Picanto 2011, prueba dinámica

La segunda generación del Kia Picanto fue formalmente presentada al público en marzo del 2011 durante la celebración del Salón de Ginebra. Con una estética mucho más cuidada que su predecesor, las líneas de su carrocería son uno de los puntos fuertes del modelo junto con una habitabilidad interior más que aceptable para tratarse de un vehículo que apenas supera los 3,5 metros de longitud total. 

Disponible únicamente con motores de gasolina el buen funcionamiento de éstos hace que podamos olvidarnos incluso del muy satisfactorio 1,1 CRDi que montaba la anterior generación. Eso sí, quienes deseen contar con una capacidad prestacional medianamente razonable para circular por carretera deberán optar por la versión de 1,2 litros y 85 CV pues, a pesar del buen hacer del tricilíndrico básico, los 69 CV teóricos de potencia máxima de la versión inicial sólo son realmente eficientes en ciudad, quedando cortos cuando se trata de circular por carretera sobre todo si pretendemos circular con compañía o realizar adelantamientos en carreteras de doble sentido.
 
 

 
En el caso del cuatro cilindros de mayor potencia nos encontramos con una capacidad de empuje que realmente sorprende. Los más de 12 mkg de par máximo de la mecánica están presentes a 4.000 rpm y lo cierto es que tampoco se requiere un uso intensivo del cambio para circular a velocidades normales. Distinto es el caso de querer circular un poco más alegre, pues en tales circunstancias deberemos usar muy bien el cambio para conseguir un resultado favorable. Afortunadamente todo lo anterior está unido a un tacto muy agradable del que incluso disfrutarán los amantes de la conducción.
 
Los motores, pertenecientes a la llamada familia Kappa, incluyen características técnicas como la distribución variable mediante decalaje del árbol de levas tanto de admisión como de escape, un bloque de aluminio para reducir el peso del conjunto, cigüeñal desalineado en busca de reducir las vibraciones y una cadena de distribución que permite olvidarse del habitual mantenimiento de las correas dentadas.  Aunque en España sólo está disponible la caja manual de cinco relaciones, en otros mercados se ofrece igualmente un cambio automático tradicional de convertidor de par y cuatro relaciones en combinación con el motor de 85 CV.
 
Entre los equipamientos disponibles en el Picanto está disponible el control de estabilidad, aunque lamentablemente se trata de una opción que nunca se ofrece de serie. Mientras, se ofrecen distintos airbags así como avisador de frenada de emergencia o reposacabezas activo. La seguridad pasiva del modelo (protección de los ocupantes en caso de accidente) ha sido probada con la obtención de cinco estrellas en los ensayos EuroNcap.
 
Los consumos, que habitualmente son un argumento esgrimido por muchos fabricantes y no siempre con razones reales, sí son en este caso un factor favorable para decantarse por el Picanto, un modelo pequeño por fuera pero suficientemente grande por dentro y que cumple a la perfección con su papel de ciudadano ejemplar.
 
 
19795
Publicado el: 11/01/2012
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!