estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Opel Agila

Opel Agila

Otro punto de vista

Desde el mismo momento en que se anunciaron, todos sabíamos que el Opel Agila y el Suzuki Splash eran el mismo vehículo. Las diferencias son de detalle, pero dicho detalle incluye elementos de diseño interior, equipamientos y, según dicen en Opel, precios.

007_A255032.jpg004_A255033.jpg

Porque todavía no podemos hablar de los precios del Agila, ya que no se han hecho públicos. Sí nos han indicado un nivel de equipamiento bastante elevado desde la versión más básica, incluyendo en ellos la posibilidad de control de estabilidad (ESP) aunque sea opcionalmente, en toda la gama.

Tras haber acudido a la presentación del Splash tuve la oportunidad de acudir también a la de Opel, y en ésta si tuve la oportunidad de conducir la mecánica más basica de gasolina. Después de haber expresado en el primer vistazo del Suzuki mis dudas acerca del funcionamiento de este motor, debo ahora desdecirme por completo.

El tres cilindros de 65 CV de gasolina supuso para mí en la presentación una de esas sorpresas que ocurren una vez cada bastante tiempo. Para comenzar, su ausencia de vibraciones sorprende, su silencio también, y su empuje termina de redondear el producto.

070_A254507.jpg068_A255029.jpg071_A254998.jpg

Por supuesto no estamos hablando de un deportivo, ni tampoco de un modelo pensado para realizar un montón de kilómetros por carretera. Con el Agila tricilíndrico las cosas ocurren sin prisas, pero sin pausas. No merece la pena forzar más allá de los 140 km/h porque el esfuerzo no se ve recompensando salvo a largo plazo. No obstante, este motor permite moverse por ciudad sin ningùn tipo de complejos, el cambio está bien escogido en sus desarrollos, siendo además de ayuda el hecho de estar perfectamente ubicado.

Hablando con los técnicos de la marca me confesaron que se trata de un bloque realizado por Suzuki, igual que el motor 1.2. Ambos son totalmente nuevos en su creación y, a pesar de parecer imposible, el tricilíndrico no recurre a ejes contrarrotantes para conseguir su excelente equilibrio de funcionamiento.

076_A255014.jpg

El Agila se muestra así como un perfecto ciudadano. Un coche muy dirigido a las mujeres, como nos decía la responsable europea de marketing -mujer ella-, pero también a los jóvenes de todo tipo, que con el anterior Agila no se veían en absoluto identificados.

El guiño interior a este tipo de clientela proviene de unos acabados en colores vivos que pueden combinarse con diferentes tipos de carrocería. Y esta es otra de las diferencias con respecto al Splash. Por otra parte, el más pequeño de la gama estará disponible por debajo de 10.000 euros y, con un equipamiento en el que probablemnte no sea necesaria más que la inclusión del ESP, el Agila puede, ahora sí, conseguir un buen puñado de ventas que le vendrán muy bien a la marca.

Los que deseen saber más pueden ver el apartado de vídeos, donde encontrarán el vídeo del Agila

10940
Publicado el: 25/02/2008
¿No es el coche que estabas buscando? Encuentra el modelo que buscas aquí

Encuentra el modelo que buscas

Encuentra todas las novedades que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Hasta: 25000 €
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!