Inicio > Opel > Meriva > Pruebas y analisis > Opel Meriva prueba de interiores
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Opel Meriva prueba de interiores

El **opel meriva** es un monovolumen compacto, un automóvil que en su primera edición fue presentado en el Salón de Ginebra, en 2003, y que se renovó profundamente en el 2010. Con una carrocería de 4,29 metros de largo y 1,62 de alto, la característica más personal del modelo radica en sus puertas traseras de apertura opuesta al sentido de la marcha.

El puesto de conducción del Opel Meriva está perfectamente adaptado a cualquier talla de conductor, incluidas tallas grandes. Además de contar con regulación en altura y distancia del volante, así como en altura del cinturón de seguridad, la ubicación de la palanca de cambios y el bien estudiado diseño interior permiten ofrecer un panorama por encima de la media en monovolúmenes compactos. Dicha situación se ve también favorecida por el buen diseño interior y la sensación de calidad de acabados y materiales. Para redondear este panorama encontramos un volante de excelente realización en el que se incluyen, cuando el vehículo dispone de dicho equipamiento, los mandos para el control de crucero, de la radio, del ordenador de a bordo y del teléfono.

Las posibilidades interiores del Meriva son muchas tanto en modularidad como en equipamiento, ya sea éste de serie u opcional. Entre estas últimas encontramos unos excelentes asientos con posibilidad de regulación longitudinal de la banqueta, todo un lujo que, por supuesto, se paga aparte. Como particularidad del modelo encontramos un curioso accesorio ubicado entre conductor y acompañante. Montado sobre raíles puede hacer las veces de apoyabrazos, hueco portaobjetos e incluso improvisada caja portátil, pues puede moverse longitudinalmente sobre los raíles y también extraerse de los mismos. Por delante de este elemento, además, seguimos contando con otro hueco portaobjetos y con un sujetavasos. Donde no se ofrece demasiada utilidad es en los huecos de las puertas, pues su tamaño es tan limitado que apenas podemos llevar un teléfono o algún papel suelto.

Vídeo del análisis de interiores:


Los amantes de la visibilidad cuentan también con la posibilidad de montar un amplio techo panorámico de cristal que ocupa prácticamente todo el habitáculo y que puede mostrarse u ocultarse mediante una lona translúcida retráctil y motorizada. Aunque nosotros no solemos ser partidarios de este tipo de equipamiento por el aumento de temperatura que suele ocasionar en el habitáculo en climas como el de la península ibérica. Eso sí, en el caso del Meriva el techo traslúcido parece proteger más de la luz solar que en otras realizaciones.

La buena conectividad de un automóvil es algo que también cada día está más buscado. En este **opel** contamos con **toma usb**. Por otra parte, la consola central mantiene la estética ya mostrada en los últimos modelos de la marca como **opel astra** u **opel insignia**, con muchos botones que al principio pueden acogotar un poco pero que resultan suficientemente intuitivos una vez nos acostumbremos a ellos.

En el caso de la unidad de pruebas contábamos con un cambio automático (de convertidor de par) con posibilidad de manejo manual en la propia palanca. Aunque al tratarse de este tipo de cambio no es necesario acudir a ella con frecuencia lo cierto es que su disposición es perfecta para realizar cambios, lo que a su vez será una cualidad en los Opel Meriva de cambio manual. Como viene siendo ya tradición en todas las últimas realizaciones, el freno de mano es eléctrico y se desconecta automáticamente al presionar el acelerador.

Y pasando por fin a la zona posterior encontramos que el modo de apertura de las puertas traseras es una enorme ventaja. No sólo se accede con mucha mayor facilidad, sino que las posibilidades de, por ejemplo, abrochar o desabrochar a niños en sus sillitas o realizar cualquier otra acción en la segunda fila desde el exterior son, sin duda, infinitamente mayores que en vehículos con puertas tradicionales. Es cierto que el posible acomodo de un tercer ocupante en las plazas traseras no es demasiado afortunado, pero también lo es que la inmensa mayoría de usuarios buscan únicamente dos plazas posteriores, ofreciendo estas un buen espacio y diversas posibilidades de configuración. Contando con regulación longitudinal en dos zonas diferenciadas de la banqueta trasera, lo que sí se echa en falta es el reposabrazos central.

El maletero, además de poder ampliarse mediante el comentado desplazamiento longitudinal de las banquetas posteriores, puede también ofrecer una enorme capacidad de carga si prescindimos de las plazas posteriores. Lamentablemente, el habitual problema de ubicación de la bandeja una vez la quitamos de su lugar también está presente en el Meriva.

Para conocer cómo se mueve el modelo en carretera podéis ver la prueba dinámica del Opel Meriva
 

21152
Publicado el: 05/05/2011
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

eduardo dijo...
Quisiera saber como se regula el freno de mano de la meriva gl 2011
eduardo - [31/01/2013 20:42:07] - ip registrada
¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!