Inicio > Opel > Pruebas y analisis > Opel Grandland 2021. Primera prueba
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Opel Grandland 2021. Primera prueba

Por John Rivas

Opel Grandland 2021, foto delantera

En un año Opel ha puesto patas arriba toda sus gama SUV. O mejor dicho, ha actualizado esa familia con el lanzamiento de los nuevos Mokka, Crossland y ahora Grandland, el buque insignia  con este formato de la firma alemana. La apertura de pedidos de este último (desde 23.600 euros aplicando promociones) se abrió el pasado mes de julio, pero es ahora cuando llega al mercado y hemos tenido ocasión de conocerlo a fondo.

La actualización del Grandland (ahora ya sin la ‘X’) era obligada para un vehículo que debutó en 2017. Por eso el restyling es realmente aparente a nivel estético y con suficiente peso específico por su incremento tecnológico, aunque se conserva la base a nivel de plataforma, motores o transmisiones, que queda tal cual.
 

Medidas del Opel Grandland 2021

Opel Grandland 2021, foto trasera
 
No hay cambios en su tamaño, con 4,48 metros de largo, 1,90 con espejos plegados y 1,61 de altura, pero parece otro. El motivo es su nueva imagen, con una parrilla frontal que apuesta por el denominado sello Vizor, con la característica rejilla en policarbonato en negro ya vista en todos los modelos nuevos de Opel. También estrena paragolpes, goza de unas entradas de aire más generosas y deportivas, protectores pintados y llantas de aleación bicolor. La zaga es más conservadora, con unos trazos más limpios y los pilotos oscurecidos. 
 

Interior del Opel Grandland 2021

El interior no cambia en cuanto a habitabilidad, confort o capacidad de maletero se refiere, con 514 litros para las versiones con motor de combustión y 390 en el caso de las variantes híbridas enchufables, que representan ya un 13 por ciento de los pedidos registrados. Además, el portón cuenta con un confortable sistema de apertura manos libres.
 
Opel Grandland 2021, foto salpicadero
 
Sin embargo, la puesta en escena del habitáculo cambia radicalmente. Ahora es totalmente digital, se denomina Pure Vision y consta de un cuadro de mandos configurable con seis universos diferentes que presume de 12 pulgadas, así como una pantalla táctil que acoge todo el sistema multimedia y que en el mejor de los casos tiene 10 pulgadas. Ahora resulta todo más espectacular y vistoso.
 
No hay cambios en cuanto a ergonomía, visibilidad o calidad. Seguiremos disfrutando de los confortables asientos delanteros AGR (certificados por la Aktion Gesunder Rücken eV2) que velan por la salud de nuestra espalda. Es el único vehículo del segmento que los monta y contemplan numerosos ajustes, así como calefacción y ventilación con los acabados más completos.
 

Tecnología Opel Grandland 2021

El resto de las novedades del Grandland son ya tecnológicas, y muy avanzadas. De hecho es el primer Opel que incorpora la última generación de los avanzados faros matriciales Intelli-LUX LED Pixel, con 84 diodos por faro, que propician la máxima iluminación siempre sin provocar deslumbramientos a los vehículos que están por delante.
 
Opel Grandland 2021, foto faros matriciales
 
Asimismo también estrena un sofisticado sistema de visión nocturna. Este asistente Night Vision monta una cámara frontal que funciona por infrarrojos y detecta peatones o animales debido al registro del cambio de temperatura. Ese escenario se contempla en el cuadro de mandos y en él se destaca y se avisa si hay peligro de todo lo que sucede 100 metros por delante del vehículo, incluso con una visibilidad nula por niebla.
 
Además contempla un control de velocidad adaptativo con función Stop & Go para hacer más llevaderos los atascos, mantenimiento de carril activo, cámara con vista 360º, control del ángulo muerto, aparcamiento asistido, alerta de fatiga, frenada de emergencia en ciudad, reconocimiento de señales, alerta de colisión trasera... La seguridad no será un problema.
 

Motores y etiquetas DGT del Opel Grandland 2021

Ya hemos comentado que no hay sorpresas en la gama de motorizaciones, que mantiene las opciones conocidas hasta ahora. En gasolina recurre al bloque tricilíndrico 1.2 PuteTech que rinde 130 CV, 230 Nm de par máximo y se puede combinar con una caja manual de seis relaciones o automática por convertidor de par de 8 velocidades. Los que prefieran diésel tienen la opción de un 1.5 D ya de cuatro cilindros y también con 130 CV (300 Nm de par), pero sólo disponible con la caja automática. La etiqueta de la DGT en ambos es la C.
 
Si lo que queremos es la máxima eficiencia y la etiqueta medioambiental 0 emisiones la apuesta pasa por las versiones híbridas enchufables. La de acceso rinde 225 CV, consta de un motor térmico de 1.6 litros de 180 CV y otro eléctrico de 81 kW (110 CV) que actúan sobre las ruedas delanteras. El consumo medio ponderado es de 1,2 litros cada 100 kilómetros y la batería de iones de litio de 13,2 kWh de capacidad le brinda una autonomía exclusivamente eléctrica de 61 kilómetros.
 
Opel Grandland 2021, foto lateral
 
Un escalón por encima se ofrece la versión PHEV Hybrid4. Conserva el motor térmico, pero incrementa la potencia hasta los 200 CV, y el rotor eléctrico delantero, pero añade un segundo propulsor eléctrico de 83 kW (113 CV) en el eje trasero para sumar una potencia conjunta de 300 CV, además de presumir ya de tracción total. La batería es la misma, pero la autonomía eléctrica se estira hasta los 66 kilómetros. Los dos modelos PHEV montan la transmisión automática AT8 y pueden alcanzar los 150 km/h de velocidad máxima sin apoyo del motor de combustión.
 

Tiempo de recarga versiones PHEV

El cargador embarcado en ambas versiones es de 3,7 kW, que permite cargar las batería al completo en 4 horas. Si lo hacemos en una toma doméstica de 1,8 kW necesitaría 8 horas y en opción se ofrece un cargador 7,4 kW que reduce a 2 horas la carga completa. Esta última opción está bien, pero sinceramente no creemos que sea necesario por los contenidos tiempos que protagoniza el de serie, además del ahorro que significa no tener que instalar una wallbox de más capacidad o incrementar la potencia eléctrica de casa. Otro atractivo de estas versiones PHEV es que ya se pueden combinar con el deportivo acabado GS Line.
 
Opel Grandland 2021, foto cargador embarcado
 
No hay cambios en cuanto a rendimiento y dinámica con el anterior Grandland X, pese a que sí tuvimos la sensación (compartida con más compañeros en la presentación) de que el recién llegado tiene un rodar más refinado y silencioso (eran unidades matriculadas en Alemania). En cualquier caso es un vehículo confortable, amplio, práctico y hasta ágil para afrontar carreteras sinuosas con garantías.
 
Y no nos olvidamos de su oferta en infoentretenimiento, muy completa y compatible con Android Auto y Apple CarPlay, además del sistema Multimedia Navi Pro con información de tráfico en tiempo real o los servicios telemáticos de OpelConnect con Live Navigation y llamada de emergencia en carretera.
 

Precios del Opel Grandland 2021

Disponible con los acabados Business Edition, GS Line y Ultimate, el nuevo Grandland se puede adquirir desde 23.600 euros con promociones (34.600 el PHEV aplicando Moves), o bien mediante cuotas mensuales de 300 o 270 euros, respectivamente, y sin entrada.
 
Precios PVP
Grandland 1.2 PureTech 130 CV 28.073 euros
Grandland 1.5 CDTi 130 CV AT 31.634 euros
Grandland PHEV 225 CV AT         44.050 euros
Grandland PHEV 300 CV 4x4 AT 50.550 euros
Autor:
7710
Publicado el: 30/10/2021
¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!