Inicio > Peugeot > 308 > Pruebas y analisis > Peugeot 308 análisis plazas posteriores
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Peugeot 308 análisis plazas posteriores

La nueva carrocería del Peugeot 308 se aleja un poco de la imagen familiar de su antecesor para buscar una silueta más dinámica y deportiva. No quiere esto decir que se trata de un deportivo, pero sí que existe una tendencia a hacer un coche que, sin dejar de lado su practicidad, haga un mayor guiño a los usuarios más dinámicos. Esta realidad tiene ligeros inconvenientes justo en la zona trasera, pues los pasajeros de las plazas posteriores encontrarán unas plazas muy buenas en prácticamente todas sus cotas salvo en la longitudinal para las piernas, que además viene acompañada por un espacio bastante reducido para poner los pies.
 
Peugeot 308 trasera

Por fortuna este Peugeot no olvida buenos detalles como, por ejemplo, la posibilidad de contar con una toma de corriente de 230V en las plazas posteriores, con lo que se puede incluso enchufar un ordenador o algún equipo de juegos portátil que, seguro, será tremendamente útil para los pequeños (y no tan pequeños) de la casa. No existen salidas de aire para las plazas posteriores pero sí que contamos con unos anclajes isofix perfectamente visibles y fáciles de utilizar. Los anclajes de los cinturones no son sin embargo lo mejor del modelo, pues los usuarios más voluminosos se encontrarán con que dichos anclajes pueden resultar incómodos al dar demasiado espacio al posible ocupante central, estando los anclajes laterales demasiado juntos entre sí.

Aunque en el acabado más básico (Access) los elevalunas traseros son opcionales (197 euros), son de serie tanto en el Active como en el Allure, mientras que la cámara de visión trasera es un opcional que cuesta sólo 166 euros en el Allure y no está disponible en los acabados inferiores. Como es norma habitual en los modelos compactos del segmento, los asientos posteriores no disponen de regulación longitudinal, pero sí que cuentan con respaldos abatibles por partes asimétricas así como con un práctico hueco que conecta con el maletero de tal modo que podemos colocar objetos largos ocupando la zona central y parte del maletero. Este hueco suele definirse como ideal para llevar esquíes.
 
 
 

El tamaño del maletero, con 420 litros en su disposición normal, resulta suficiente, aunque con la posibilidad de abatir los asientos podemos llevar mucha mayor capacidad de carga. No obstante no contamos con un espacio para rueda de repuesto normal, siendo la existente de tipo galleta, es decir, de medidas inferiores a las que monta el coche de serie, con lo que nos obligará a comprar otra rueda tan pronto como podamos.
 
Otros artículos relacionados con la prueba:

 


608623
Publicado el: 21/04/2014
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Ver coches de segunda mano