Inicio > Peugeot > 508 > Pruebas y analisis > Peugeot 508, análisis asientos delanteros
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Peugeot 508, análisis asientos delanteros

En MotorGiga hemos podido probar tanto la carrocería sedán como la familiar (station wagon para los más "internacionales") aunque en el caso de los asientos delanteros las variaciones se encuentran más en el acabado que en la diferente carrocería. En particular en esta ocasión el 508 contaba con el sistema de arranque y entrada sin llave. Al pulsar el botón de arranque podemos ver el primer sistema particular de Peugeot; una pantalla informativa retráctil que también podemos encontrar en otros modelos de la marca como el 3008 o el 4008 y que es un modo diferente de ofrecer lo mismo que si tuvieran el Head Up Display del que se dispone en otras marcas. Aunque la pantalla es más llamativa, nosotros preferimos el Head Up Display por contener menos posibilidades de rotura, y es que el hecho de que la pantalla ande todo el rato entrando y saliendo no es más que otro posible elemento de rotura. A su favor debemos decir que la información es más visible.

Peugeot 508 sedan
 
El botón de arranque se ubica en el 508 a la izquierda del conductor, junto al freno de mano eléctrico y por encima del compartimento en el que se aglutinan los mandos para controlar la comentada pantalla superior o algunos sistemas de ayuda a la conducción si el vehículo en cuestión los equipa como, por ejemplo, el asistente de cambio de carril, la ayuda al aparcamiento o el control de estabilidad.
 
Uno de los aspectos más satisfactorios del Peugeot 508 en las versiones probadas estaba en la comodidad de sus asientos. Verdaderos butacones y con suficientes reglajes para encontrar la postura correcta, la realización de largos viajes no ha de ser ningún inconveniente por cuanto a confort de los mismos. Sin embargo esta característica favorable no se ve apoyada ni por los mandos en el volante ni por el diseño general del habitáculo. En el primer aspecto esta berlina de Peugeot abruma al conductor con un volante repleto de botones que pueden incluso tocarse sin pretenderlo, obligando no sólo a prestar excesiva atención a la hora de manejarlos (lo que va en detrimento de la seguridad activa) sino también a cuidar mucho de no tocar algo por descuido como, por ejemplo, la sensible tecla giratoria de cambio de emisora. Por cuanto se refiere al habitáculo hemos de decir que la zona central parece como una gran barrera que coarta la sensación de espacio y que, además, no ofrece buenas soluciones de espacio.
 
 

 
En esta zona central manda el control del sistema de infotainment situado en la pantalla central. Un mando giratorio rodeado de diversos botones dan acceso a la gran mayoría de sistemas de un modo suficientemente sencillo e intuitivo. Además, cuando se dispone del sistema también se puede utilizar el control por voz para varias de las funciones del mismo. Por detrás de estos controles hay un minúsculo hueco y, un poco más atrás, el reposabrazos central. Este último tiene la particularidad de abrirse lateralmente y no es regulable, lo que en ambos casos es para nosotros un demérito más que una ventaja. Aunque el hueco bajo el reposabrazos no es grande sí que existen al menos una toma auxiliar y una toma usb.
 
En la guantera de nuevo nos encontramos con una tapa prometedora para un espacio cicatero. Con poco hueco en su interior al menos dispone de un sistema muy claro para conectar o desconectar el airbag del acompañante.
 
Seguramente la sensación que queda al leer este análisis es que el Peugeot 508 no nos ha gustado en exceso. Bien, lo cierto es que la vida a bordo de las plazas delanteras no está muy conseguida en este vehículo. Siendo un automóvil bien realizado y con buenas soluciones generales, da la sensación que los diseñadores del interior han olvidado que los conductores pasan mucho tiempo a bordo y que quieren, por ejemplo, dejar sus llaves, su cartera, su móvil o su bolso en algún lugar del habitáculo. La falta de huecos y la existencia de muchos y dispersos botones nos impide pensar en este modelo como en un buen vehículo para el día a día.
 
 

Otros artículos sobre el Peugeot 508
 
 
 
 

 

 
 
 
 
28772
Publicado el: 20/06/2012
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!