Inicio > Porsche > Cayenne > Pruebas y analisis > Prueba Porsche Cayenne diésel
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Prueba Porsche Cayenne diésel

El Porsche Cayenne fue el primer modelo de la marca alemana que un padre de familia pudo comprar sin que hubiera una grandísima crisis familiar. O por lo menos es el primer **porsche** que pudo presumir de ser un coche destinado a la familia. Nosotros probamos la versión diésel porque entendemos que es, además, la más racional de toda la oferta, a pesar de que también es la única que no dispone de un motor propio (su mecánica está firmada por el grupo Volkswagen) y de que se trata del primer motor de gasóleo que Porsche ha ofrecido en un vehículo de serie. Lógicamente se trata de un motor sobrealimentado con turbo de geometría variable, inyección directa por conducto común y una potencia claramente por encima de los 200 CV (245)

Con una estética frontal que no deja lugar a dudas sobre la marca a la que pertenece, los diseñadores han hecho un excepcional trabajo logrando que esto ocurra a pesar de tratarse de un SUV de gran tamaño. No obstante, al ver sus líneas y sin haberlo conducido surge la duda de si se tratará, efectivamente, de un verdadero Porsche. Pues bien, aquí debemos decir que sí y que no. Se trata de un verdadero Porsche porque dadas sus cotas la manejabilidad e incluso deportividad de su comportamiento son muy elevadas. 
 

 
 
No obstante, estamos ante un vehículo de 2.100 kilos de peso, lo que significa que por muy bien que esté realizado tiene unas inercias físicamente ineludibles. Es, en nuestra opinión, el SUV más deportivo del mercado, pero no puede decirse que sea un verdadero deportivo.
 
La gran ventaja de disponer de estas líneas se encuentra en el hecho de poder acceder a lugares a los que ningún otro modelo de la marca puede llegar de ninguna de las maneras, y eso incluye también la posibilidad de pasar por cualquier badén o subirse a cualquier acera, circunstancias ambas que quizás sean las únicas reseñables a las que se enfrenten sus afortunados poseedores. Pero si el conductor desea circular por caminos se encontrará entonces con un vehículo tremendamente apto para llevar una conducción bastante deportiva para este tipo de terrenos. Lugares donde, si además cuenta con suficiente experiencia y conocimientos al volante, podrá experimentar gratificantes sensaciones.
 
No se trata de un todoterreno puro, y tanto por la dureza de suspensiones como por sus cotas y lo particular de su concepción, es un modelo destinado a pistas y poco apto para trialeras. Por otra parte, dudamos mucho que existan muchos conductores capaces de circular por carretera a un ritmo mayor del permitido por esta mecánica diésel en un modelo como el Cayenne, por lo que optar por esta versión que, además, es la más económica de la gama, nos parece de lo más sensato. 
 
22378
Publicado el: 30/09/2011
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!