Inicio > Renault > CLIO > Nuevos modelos > Renault Clio R.S. 16, auténtico matagigantes
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Renault Clio R.S. 16, auténtico matagigantes

Por Javi Martín

Un Clio con 275 CV no habría sido posible hace pocos años

Renault Clio RS 16

La electrónica ha cambiado el automóvil, es un hecho que no se puede dejar pasar así sin más. Básicamente, un coche sigue siendo igual que hace dos décadas por ejemplo, o podemos viajar incluso 3 o 4 décadas atrás para comprobar que siguen usando las mismas soluciones para la mayoría de los componentes; muelles metálicos para las suspensiones, unos rotores de acero para los frenos, un volante para su dirección, unas escobillas de goma para limpiar el parabrisas cuando llueve, motores de pistones y así podríamos seguir durante mucho tiempo.

Todos esos elementos y otros tantos más que no han sido mencionados, están presentes en los modernos coches actuales e incluso en los coches que se fabricaron en 1940 por poner una fecha muy lejana, si bien es cierto que la evolución en materiales, técnicas de desarrollo, fabricación y diseño, ha logrado que entre unos y otros haya un mundo de diferencia pero sin lograr que el automóvil cambiara sustancialmente, algo que sí ha logrado la electrónica. Piensalo detenidamente, gracias a la electrónica los motores son más eficientes, los coches en general son más seguros, más cómodos y sí, también están mejor fabricados y diseñados. Pero sobre todo, donde se ha notado la electrónica es en el rendimiento, en la capacidad dinámica y las prestaciones.

 

Reenault Clio 275 CV

 

¿Como si no podríamos tener coches como la pareja que forman los Bugatti Veyron y Chiron? Hennessey tampoco habría logrado nada sin la electrónica, los superdeportivos no serían tan alucinantes ni los modelos generalistas podrían ser tan eficientes y cómodos de conducir. Es más, sin la electrónica, ningún fabricante se habría atrevido a sobrepasar ciertos límites en cuanto a prestaciones. Cojamos como ejemplo la marca protagonista de esta entrada, Renault, que tenía grandes modelos deportivos como el Supercinco GT  Turbo de los 80 que en su última versión alcanzaba los 120 CV y era toda una pasada, cifras que uno de sus descendientes deja totalmente en ridículo al anunciar 275 CV, ¡¡275 CV en un Clio!!

 

Ya se habló de él hace unos días, cuando unas supuestas filtraciones afirmaban que Renault Sport estaba preparando una versión muy radical del utilitario y que sería presentada en el GP de Mónaco, lugar donde finalmente se ha dado a conocer esta brutal versión del pequeño modelo de Renault. Un coche de este tamaño con la potencia que anuncia la firma francesa nunca podría haber llegado sin la electrónica. Vale que en competición había bestias que con el tamaño del Clio lo doblaban en potencia, pero era competición donde pilotos profesionales se batían el cobre y además, pasandolo mal en algunas ocasiones, cualquier conductor ‘normal’ se mataría con uno de esos coches de carreras.

 

Renault Clio RS 16 concept

 

Unas de las declaraciones del Director General de Renault Sport deja entrever la importancia de la electrónica en el diseño del Clio R.S. 16, nombre que recibe este desproporcionado Clio.

‘En teoría, un Clio R.S. equipado con nuestro motor más potente era una propuesta atractiva, pero tuvimos que realizar controles muy exhaustivos en cuanto a viabilidad. En menos de un mes, un pequeño equipo había completado un estudio preliminar que confirmó que era posible alojar este motor bajo el capó del Clio.’

Menos de un mes tardaron en asegurar mediante un estudio preliminar, que la idea era realizable, ¡menos de un mes! Sin los ordenadores, programas de diseño y cálculos actuales, no habría sido posible realizar algo así en un mes.

 

Renault Clio RS 275

 

Además, se trata de un estudio complicado pues no sólo se trataba de meter el 2.0 TCe de 275 CV procedente del Mégane RS Trophy-R 275 en el vano motor de un Renault Clio R.S., con todo lo que lleva en cuanto a resistencia de los materiales y del chasis en general, sino que han usado también la transmisión y todo el sistema de refrigeración del Trophy-R 275, a lo que debemos añadir el equipo de suspensión al completo tambiémn del Mégane y el eje trasero de la variante R3T de rallyes del Clio, que ofrece hasta un 50% más de rigidez.

 

Estos son algunos de los cambios que ha tenido que sufrir el Renault Clio R.S. 16 para poder dosificar esos 275 CV, también se ha tenido que ensanchar las vías 60 mm, por lo que han tenido que añadir unas extensiones en los pasos de rueda que además forman parte del nuevo trabajo aerodinámico de la carrocería, pensado para exprimir el coche a fondo en pista.

 

Al final han necesitado solamente cinco meses para gestar este matagigantes gracias a nuevos procedimientos de trabajo, lo que demuestra nuevamente que la electrónica ha cambiado el automóvil y no precisamente para mal. Esperemos que Renault termine sacando aunque sea una edición limitada de este Renault Clio, porque si el R.S. 220 Trophy ya es rápido con sus 220 CV, este debe ser un tiro. Por ahora, se trata únicamente de un prototipo que también se dejará ver en el próximo Goodwood Festival of Speed.

 

25461
Publicado el: 29/05/2016
¿No es el coche que estabas buscando? Encuentra el modelo que buscas aquí

Encuentra el modelo que buscas

Encuentra todas las novedades que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!

Quizás también te interese