Inicio > Renault > Koleos > Pruebas y analisis > Prueba Renault Koleos
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Prueba Renault Koleos

Un SUV muy campero

Delantero.jpg

Tomar como base el excelente sistema de tracción del X-Trail de Nissan permite al Koleos ofrecer unas cualidades fuera de carretera superiores a lo esperado.

El Koleos nace de la colaboración entre Nissan y Renault. La marca francesa desarrolló el diseño de la carrocería en base a la conocida base técnica del X-Trail, tal y como ya comentamos en nuestra presentación del producto. Ahora podemos corroborar que el resultado final del conjunto es incluso mejor de lo esperado.

Renault no miente en su publicidad cuando anuncia que el Koleos es un 4x4 por fuera y un Renault por dentro. La altura de la carrocería, la imagen general del modelo, las protecciones en bajos o partes delatnera y trasera hacen pensar en un vehículo destinado al todoterreno y, sin embargo, el interior podría pertenecer a cualquier otro modelo de la marca del rombo.

(Vídeo de la prueba con análisis del interior del modelo)

Al acceder, encontramos los materiales que últimamente están caracterizando a los modelos del grupo, con buena sensación visual y excelente tacto, aportando en este caso un diseño general que combina estilo y funcionalidad. En las versiones que montan navegador encontramos un práctico mando ubicado entre los asientos delanteros justo junto al freno de mano eléctrico. Esta última particularidad no nos parece adecuada, pues si un freno de mano tradicional puede ayudar ante determinadas situaciones de peligro en asfalto, dichas situaciones son incluos más habituales por campo, por lo que consideramos que debería contar con un freno de mano mecánico tradicional.

 

El puesto de conducción es elevado respecto al resto del tráfico, siendo ésta una de las características habituales de los SUV y uno de los elementos que los usuarios buscan en este tipo de vehículos. Por lo que se refiere al navegador, la buena situación de la pantalla permite controlar sus diferentes funciones tanto por el conductor como por el acompañante. Entre las muchas informaciones ofrecidas en la pantalla destaca como curiosidad un dibujo del vehículo desde tres perspectivas diferentes para controlar su posición relativa al más puro estilo de los todo terreno más extremos.

Los asientos traseros cuentan con regulación en inclinación, aunque resulta algo incómoda de accionar estando sentados porque es la misma palanca que se utiliza para abatirlos. Mientras, una práctica cortinilla se oculta en las puertas traseras para limitar la entrada de sol cuando sea necesario, proporcionando así también un marcado carácter familiar al modelo.

Está claro que se ha aprovechado al máximo todo el interior, pues existen huecos entre ambas filas de asientos y la modularidad está muy conseguida, con asientos abatibles asimétricamente y la posibilidad de abatir incluso el asiento delantero derecho para ofrecer una amplia y larga zona de carga.

Montando el motor dCi de dos litros de cilindrada en su versión de 150 CV, el Koleos dispone de una de las mecánicas más evolucionadas en gasóleo que, además, dispone de distribución por cadena, con lo que se mejora su fiabilidad. El funcionamiento de la mecánica tiene como características principales la suavidad y el silencio, aunque en frío y en parado no pasa desapercibido su ciclo diésel.

Con el cambio manual de seis relaciones, el Koleos se mueve sin problemas por todo tipo de terrenos. El tacto del cambio es suave, pero no es lo único, también las suspensiones ofrecen confort y suavidad como principal caraterística, ofreciendo elevadas dosis de comodidad a los ocupantes. Pese a dicha característica, circulando por zonas difíciles nos encontramos con un automóvil capaz de pasar por lugares realmente complicados.

 (Vídeo de la prueba con espectaculares imágenes off-road)

 

El conductor puede bloquear el diferencial o situarlo en posición automática. En esta última el Koleos varía la distribución de fuerza en función de la velocidad y circunstancias de adherencia, considerando también otros parámetros que ayudan no solo a la conducción fuera de carretera sino también a la estabilidad sobre el asfalto.

Ante complicaciones off-road de mayor calibre, lo mejor es bloquear el diferencial central y obtener un reparto equitativo entre el eje delantero y el trasero. El funcionamiento conjunto de las suspensiones y el diferencial así como buenas cotas todo terreno hacen que el Koleos sea uno de los SUV con mejores prestaciones fuera de carretera.

Circulando por caminos de nuevo se agradecen el suave tarado de las suspensiones así como el gran confort de todo el conjunto. Aquí el Koleos se muestra como una berlina cómoda o un familiar (algo pequeño) muy confortable y, por supuesto, superando el confort ofrecido por los todo terreno puros.

Los grandes beneficios del confort de suspensión en conducción off-road tienen su particular precio al pisar zonas asfaltadas. Muy bien asentado en general y sin problemas reales de estabilidad, el Koleos tiene oscilaciones laterales y verticales tanto al afrontar virajes a elevada velocidad como al pasar por carreteras onduladas. No obstante, el excelente funcionamiento del sistema All Mode tomado del X-Trail permite dichas situaciones sin que afecte a una gran seguridad activa.

En conjunto, el Koleos es un SUV muy campero (de los que más) en el que la suavidad, el confort y la eficacia fuera de carretera son sus características más destacadas.

Enlaces relacionados:

Entrevista a José Manuel Jáñez, de Renault, sobre el Koleos

Presentación motor dCi de 150 CV para el Koleos

Noticia sobre la presentación del Koleos

54585
Publicado el: 05/09/2008
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!