Inicio > Rolls-Royce > Nuevos modelos > Rolls-Royce Wraith en el Salón de Ginebra 2013
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Rolls-Royce Wraith en el Salón de Ginebra 2013

"El Rolls-Royce más potente de la historia, el Wraith, promete la sensación de aventura y velocidad que impulsaba al padre fundador de nuestra empresa. Pero, por supuesto, el punto de partida es el lujo, el refinamiento y la calidad, rasgos que hoy siguen siendo tan importantes para los clientes de Rolls-Royce como lo eran hace más de un siglo". Con estas palabras resumía el máximo dirigente de Roll-Royce Cars, Torsten Müller-Ötvös, el espíritu del nuevo cupé de la firma, el Roll-Royce Wraith. Modernidad y tecnología en cada rincón pero con un guiño al pasado al recuperar una denominación que ya utilizó la marca en 1938: Wraith (fantasma). Así que la casa británica ya tiene otro "espíritu" en su gama que acompañará a los míticos Ghost y Phantom, aunque poco o nada tienen que ver con ellos.

El Wraith es un cupé de cuatro amplias plazas con las puertas con apertura a la inversa, es decir, que las bisagras van en la parte trasera. Mide 5,27 metros de largo y pesa 2.360 kilos. En su interior se han utilizado materiales de primera calidad, donde no podía faltar la madera. En el techo se puede encontrar la tecnología Headliner Starlight que hereda del Phantom. Una serie de 1.340 diminutas luces de fibra óptica que iluminan la parte alta del Wratih en su interior para dar una sensación de conducir bajo las estrellas. Se ha incorporado un mando giratorio donde se representa la figura del Espíruti del Éxtais, el emblema de Rolls-Royce, que sirve de panel táctil para la pantalla multifunción situada en el centro del salpicadero. Desde este panel, se pueden escribir órdenes con el dedo y manejar los menús sin tocar dicha pantalla. No falta la conexión a internet, que además permite el envío de e-mails a través de la voz y un equipo de música de 18 altavoces y 1.300 vatios de potencia.

Bajo el capó, el Wraith esconde un motor V12 biturbo de 6.600 centímetros cúbicos, inyección directa de gasolina y 624 caballos de potencia. Está unido a una transmisión automática ZF de ocho velocidades y equipa, por primera vez en un modelo de la marca, un asistente de conducción vía satélite que selecciona la marcha adecuada dependiendo del lugar en el que nos encontremos en cada momento. Esta Transmisión Asistida por Satélite (SAT), según la marca, tiene al vehículo localizado vía GPS y "lee la mente del conductor", ayudándole a elegir la marcha adecuada anticipándose al próximo movimiento. La velocidad máxima del modelo está limitada electrónicamente a 250 kilómetros por hora.

Los sistemas de seguridad activa y pasiva son otro de los puntos en los que los ingenieros de Rolls-Royce no han escatimado esfuerzos. Además de la iuminación activa que se adapta a las condiciones de la vía, cuenta con cámara de infrarrojos que permiten detectar obstáculos en la oscuridad entre 15 y 200 metros de distancia, alertando al conductor y realizando, si es necesario, una frenada de emergencia. La función i-Brake 6 se encarga de realizar esta frenada de emergencia, también en situación de tráfico normal y ante paradas inesperadas. Cruise Control adaptativo o llamada de emergencia E-Call en caso de accidente son otros de los sistemas que equipa el Wraith. Su precio rondará los 250.000 euros cuando se ponga a la venta en el último trimestre del año.

 

15464
Publicado el: 11/03/2013
¿No es el coche que estabas buscando? Encuentra el modelo que buscas aquí

Encuentra el modelo que buscas

Encuentra todas las novedades que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Hasta: 25000 €

Quizás también te interese

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!