Inicio > Skoda > Roomster > Pruebas y analisis > Prueba Skoda Roomster Scout 1.9 TDI
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Prueba Skoda Roomster Scout 1.9 TDI

Utilidad en tamaño compacto

r_0108_med.jpgr_0111_med.jpg

El Skoda Roomster hizo su aparición en el salón de Frankfurt del 2006, dando paso a la versión Scout para el 2007. Este último cuenta con detalles específicos tanto interiores como exteriores que, en nuestra opinión, permiten mejorar el resultado estético final.

Curioso por fuera e interesante por dentro, los apenas 4,2 metros de su longitud esconden un amplio y bien estudiado interior. La pertenencia de la marca al grupo VW permite a la marca ofrecer materiales y acabados de calidad similar a la de modelos de SEAT o Volkswagen, consiguiendo además unas siempre favorables economías de escala.

(Vídeo sobre los interiores)

skoda-propios/roomster/skoda-roomster-interiores.flv&startimage=https://motorgiga.com/videos/skoda-propios/roomster/skoda-roomster-interiores.jpg&width=611&height=411&autoload=1&margin=1&bgcolor=696969&bgcolor1=696969&bgcolor2=696969&showstop=1&showvolume=1&showtime=2&showopen=0&showfullscreen=1&playeralpha=25&loadingcolor=74AF23&buttonovercolor=74AF23&slidercolor1=ffffff&slidercolor2=696969&sliderovercolor=fafafa&buffer=10&showtitlebackground=never&scrollbarsize=5&showmouse=autohide" />

Pero es en habitabilidad donde el Roomster destaca sobremanera. Delante, la cota de altura es particularmente amplia, y con los múltiples reglajes del asiento, los conductores de cualquier altura siempre podrán encontrar la postura de conducción más satisfactoria.

Entre los elementos que puede montar el Roomster está un amplio techo solar panorámico aunque sin apertura. A pesar de que la sensación de amplitud se ve incluso mejorada con este elemento, la presencia de un cobertor traslúcido en vez de opaco hace que sea mucha la cantidad de luz que pasa al habitáculo, pudiendo con ello crear un problema de exceso de calor en climas cálidos.

Detrás, los pasajeros encontrarán dos asientos con posibilidad de reglaje longitudinal y en inclinación, con un tercer asiento central menos confortable pero muy útil como apoyabrazos para los ocupantes de los laterales. Además, hay múltiples soluciones prácticas y curiosas tanto en estas plazas como en el maletero, donde encontraremos también diferentes posibilidades de configuración.

(Vídeo de la prueba dinámica)

Entre las diferencias más llamativas se encuentran las protecciones de plástico en la zona baja de la carrocería. A pesar de compartir nombre con el Octavia, el Scout del Roomster no dispone en ninguna motorización de tracción total, debiendo conformarse con la misma tracción delantera que el modelo del que deriva.

El Roomster que tuvimos oportunidad de probar fue la versión TDI de 1,9 litros y 105 CV de potencia, que sigue recurriendo al sistema inyector bomba. Este motor ofrece en el Scout una buena entrega de potencia y consumos muy contenidos a cambio de una sonoridad relativamente elevada. De hecho, tanto la sonoridad como las vibraciones de la mecánica empañan en parte el excelente resultado de confort. Sin destacar en estabilidad, sí que ofrece un comportamiento noble y predecible. No obstante, la mejor virtud del Roomster es, también en esta versión Scout, su excelente relación tamaño/habitabilidad.

25657
Publicado el: 02/02/2009
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!