Inicio > Skoda > Spaceback > Pruebas y analisis > Skoda Spaceback, análisis plazas posteriores y maletero
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Skoda Spaceback, análisis plazas posteriores y maletero

Apellidándose Spaceback no esperábamos otra cosa del compacto de Skoda que la existencia de buenas plazas traseras, y el Skoda Spaceback no nos ha defraudado en dicho sentido. Ya sea longitudinal o verticalmente el espacio disponible en las plazas traseras es más que suficiente para que dos adultos viajen con total libertad de movimientos. La ausencia de reposabrazos central en la versión probada permitía un acomodo algo mejor para un hipotético tercer ocupante aunque, como siempre decimos, en las plazas traseras de las berlinas compactas lo mejor es que sean sólo dos lo que viajen, pues incluso la forma de los asientos está realizada para ello. 
 
Skoda Spaceback análisis y prueba de las plazas traseras y maletero

Al colocar los cinturones encontramos una de esas soluciones Simply Clever de la marca, con un agujero dispuesto en el lateral para que el enganche metálico del cinturón no haga molestos ruidos.  Desafortunadamente lo que no ofrece el Spaceback son anclajes Isofix de fácil utilización. Ocultos tras la tela del asiento, son de los que requieren "tantear" con la mano y posteriormente con el propio enganche del SRI para encontrar su ubicación exacta. 

Como curiosidad de todos los asientos del coche tenemos una forma en la que la unión entre respaldo y asiento hacen que el cuerpo tienda a encajarse en sus partes nobles (o lugar en el que la espalda pierde su nombre) de un modo casi antinatural… aunque a decir verdad a nosotros terminó resultándonos cómodo. Pero los asientos posteriores ofrecen poco más aparte del espacio, con un pequeño hueco en las puertas y una zona central entre los asientos delanteros donde colocar bebidas, la presencia de las bolsas tras los asientos delanteros es de lo poco destacable en una zona que no cuenta con aireación directa salvo la habitual bajo los asientos delanteros, ni reposabrazos, ni lugares con tapa en los que ubicar impedimento.
 
 
 

En el maletero volvemos a encontrarnos con buenas cotas de espacio pero sin alardes en otros sentidos. Es cierto que existe la posibilidad de instalar accesorios como en otros vehículos de Skoda para, por ejemplo, delimitar la carga, al igual que en nuestra unidad contábamos con un curioso suelo reversible bastante útil pero, por lo demás, el maletero cuenta con la grandísima ventaja de un buen espacio y poco más que añadir salvo la posibilidad de abatir asimétricamente los asientos sin que el suelo quede completamente plano. En el vídeo podéis ver unos resaltes laterales que nos hacen pensar en la posibilidad de reubicar el suelo del maletero un poco más alto para así disponer de un suelo plano, pero nosotros no pudimos comprobar esta circunstancia. 
 
Otros artículos relacionados con la prueba del Skoda Spaceback
 
 
 
 
30845
Publicado el: 17/03/2014
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!