Inicio > Subaru > Forester > Pruebas y analisis > Subaru Forester, prueba dinámica
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Subaru Forester, prueba dinámica

El Subaru Forester dispone actualmente de cuatro mecánicas, aunque en España sólo hay dos disponibles, una diésel y dos de gasolina, pero todas ellas con una característica que hace de los Subaru unos coches únicos; la disposición bóxer de sus mecánicas ubicadas longitudinalmente. Siempre con cuatro cilindros opuestos dos a dos, esta particularidad obligó incluso a los ingenieros de Subaru a realizar un motor diésel propio, el único diésel del mundo en disposición bóxer. Además, los Forester cuentan también con un sistema de tracción permanente denominado Symetrical AWD pero que dependiendo de si se trata de las versiones automáticas o manuales recurre a diferente diferencial central. Sea como fuere, la capacidad de tracción que ofrece este vehículo en carretera lo convierte en uno de los SUV de referencia cuando hablamos de comportamiento.

Subaru Forester 2013

Nuestra unidad de pruebas iba propulsada por el comentado motor de gasóleo que, con dos litros de cilindrada, sobrealimentado por turbo y recurriendo a inyección directa por conducto común, consigue ofrecer una potencia de 147 CV. Las características comentadas no impresionan por sí mismas, pero el modo en el que dicho motor funciona sí que lo hace; muy suave en su funcionamiento, frugal en el consumo y con una fuerza que está presente desde muy bajas revoluciones, el Forester diésel es una versión recomendable no sólo para quienes vayan a realizar muchos kilómetros al año, sino también para aquellos que buscan una respuesta contundente a cualquier régimen de giro. Para los más velocistas el dos litros turbo de gasolina será, con sus 240 CV de potencia, toda una tentación, mientras que el atmosférico de gasolina queda por debajo del diésel cuando se trata de ofrecer esa capacidad mecánica que comentábamos anteriormente.

Pero la verdadera sorpresa del Subaru Forester la encontramos cuando comenzamos a realizar una conducción decidida en carreteras reviradas. En las primeras curvas ya se nota que el balanceo queda lejos de otras realizaciones a pesar de contar con una altura al suelo que se sitúa entre las más altas de entre los SUV (22 centímetros) pero es que la disposición de la mecánica hace que el centro de gravedad quede muy por debajo del de sus rivales. El diferencial central viscoso de deslizamiento limitado LSD de la versión manual diésel ofrece siempre un reparto de par de 50/50 entre los ejes delantero y trasero, y la unión de la tracción total, el bajo centro de gravedad y el buen trabajo de las suspensiones (multibrazo la trasera y McPherson la delantera) terminan de redondear un panorama en el que la ausencia de inercias, la capacidad de tracción y el empuje mecánico se unen además a un confort inesperado. Si, el comportamiento dinámico del Forester nos ha enamorado (podéis cambiar el "nos" por "me", pero es que sólo lo he probado yo)

Otra baza positiva de este modelo se encuentra sin duda en la frugalidad de su mecánica. El dos litros diésel de Subaru siempre destacó por unos consumos contenidos, pero parece que en la marca todavía han afinado más para conseguir contener los mismos incluso cuando impulsa a un modelo como el Forester, cuya amplia carrocería no puede ofrecer las mejores cifras en cuanto a peso o aerodinámica y, además, cuenta con el lastre energético de la tracción a las cuatro ruedas permanente. 

Sin duda alguna el Subaru Forester es uno de esos grandes desconocidos para el gran público que sin embargo merece por méritos propios unos resultados comerciales tremendamente más abultados de los que consigue. Pero si consultamos al gran público los motivos de compra éstos siguen siendo los mismos desde hace décadas, y el más importante queda lejos de las capacidades reales del modelo, se llama estética y, lamentablemente, parece que en Subaru no han conseguido que este aspecto esté a la altura de la tecnología que alberga. Pero si tú eres como yo, alguien a quien la verdadera tecnología le apasiona y que es capaz de ver la belleza en la eficacia, entonces quizás percibas al Forester como yo lo hago, como el coche perfecto en el que no llamas la atención pero sabes que tienes entre manos una verdadera joya. 

Otros artículos sobre el Subaru Forester

Subaru Forester 2013, características generales

Subaru Forester 2013, prueba dinámica en carretera

Subaru Forester 2013, prueba off-road

Subaru Forester 2013, análisis plazas delanteras

 

 

 

55609
Publicado el: 28/11/2013
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!