estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Subaru Outback 2010

Un cambio muy SUV

SUBARU OUTBACK 2009

En MotorGiga nos toca hablar del nuevo Subaru Outback en su versión 2009. Visto por primera vez en Europa en el último Salón de Frankfurt, las líneas del Modelo se alejan mucho de su antecesor. Ya no se trata de un automóvil familiar con aspecto de poder circular fuera de carretera, ahora es tanto por estética como por dimensiones y funcionalidad, un SUV que puede cumplir con el papel de familiar.

La altura al suelo aumentada es una de las características que lo diferencia del anterior Outback, mejorando con ello su capacidad off-road pero en detrimento del excelente comportamiento del que hacía gala su predecesor. Se mantienen algunos buenos detalles, por supuesto, y la versión diésel sigue distinguiéndose por la toma de aire del capó, necesaria para permitir un buen trabajo del intercooler.

Donde mejor ha sentado el cambio de Modelo al Subaru Outback ha sido, sin lugar a dudas, en el interior. Aunque no en todos los aspectos, pues si bien la estética es más moderna la sensación de calidad de los materiales es menos favorable que en la versión precedente. Incorpora además un freno eléctrico que seguramente resultará más cómodo para muchos conductores, aunque elimina la función de freno de emergencia que siempre posee el clásico freno mecánico. Se supone que el freno se desconecta al acelerar pero, o bien nuestra unidad no funcionaba bien, o bien la desconexión requiere un nivel de aceleración que no consideramos apropiado probar.

SUBARU OUTBACK 2009

Aunque el comportamiento en carretera es bueno, las inclinaciones de la carrocería son ahora mayores, habiendo perdido ese cierto toque deportivo del antiguo Outback. Sigue siendo eficaz y fiable, pero el mayor enfoque campero ha tenido consecuencias negativas para la circulación por asfalto. Merece la pena por ello buscar zonas algo más complicadas y comprobar el funcionamiento del conjunto al enfrentarse a terrenos difíciles. En caminos, las suspensiones siguen filtrando los baches para proporcionar gran confort de marcha. Al pasar a zonas más complicadas el Modelo responde bien con la ayuda de un cambio que ha pasado a ser de seis relaciones, aunque con una sexta de absoluto desahogo (casi 52 km/h de desarrollo) y sin mostrar una clara mejora en las marchas más cortas.

Frente al conductor, los indicadores también aportan mayor modernidad, y en el volante contamos con botones para manejar la radio y el control de crucero. El asiento del conductor puede tener reglajes eléctricos que incluyen incluso el apoyo lumbar, ofreciendo además dos memorias para adaptarse a distintos conductores. El confort de conducción es magnífico independientemente de si circulamos por carretera o por caminos, donde las suspensiones siguen tragándose los baches sin maltratar a los ocupantes. El conjunto es así claramente apto para circular fuera de carretera, mostrando buenas cualidades para acceder a lugares en los que el anterior, muy probablemente, se vería obligado a retroceder. El diferencial Torsen central sigue permitiendo un excelente reparto de par y las nuevas cotas hacen del Outback un verdadero SUV.

Todas las plazas, incluyendo la del conductor, ofrecen una postura más elevada y menos recostada. En las posteriores encontramos un asiento apto para tres ocupantes pero configurado para que sean dos los que viajen realmente cómodos. Eso sí, el pasajero central cuenta con la misma seguridad que los laterales gracias a su cinturón de tres puntos. Mientras, las plazas laterales pueden abatirse en distintas posiciones para proporcionar mayor confort.

SUBARU OUTBACK 2009

Otro lugar especialmente mejorado ha sido el maletero. Sus posibilidades de carga son las habituales de un familiar, con un cubremaletero extraíble que da paso a la fila posterior abatible asimétricamente. El espacio de carga es amplio y el sistema de abatimiento de los asientos muy cómodo, permitiendo abatirlos tanto desde la parte posterior como desde los laterales de los propios asientos. El suelo del maletero puede mantenerse abierto gracias a un curioso gancho dispuesto al efecto, aunque desgraciadamente no encontraremos una rueda de repuesto en este hueco sino un kit antipinchazos.

El problema de esta nueva versión será para quienes busquen un Modelo más enfocado a la carretera. Con las nuevas características del Outback, el excelente motor diésel se ve excesivamente forzado, resultando ser más gastón y tener menor aceleración y velocidad máxima que su predecesor. No nos equivoquemos, el actual Outback de gasóleo sigue siendo un automóvil excelente, pero ya no hay vuelta atrás, sus antiguas virtudes en carretera han quedado mermadas y el Outback queda ahora mucho más cerca del Subaru Forester. Es cierto que para obtener mejores aptitudes sobre asfalto ya tenemos el Legacy que, básicamente, es el mismo Modelo con suspensiones rebajadas. No obstante, la carrocería actual es mucho más pesada visualmente y también en la realidad, haciendo que el buen compromiso motor/carrocería de los antiguos Legacy y Outback se haya puesto en entredicho. En nuestra opinión el antiguo Modelo era más satisfactorio dinámicamente y ofrecía además mejores acabados. En contrapartida, el habitáculo actual es más apropiado para llevar confortablemente a la familia y la mayor altura permite acceder a lugares anteriormente inalcanzables.

74397
Publicado el: 16/12/2009
¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!

Quizás también te interese