Inicio > Subaru > Outback > Pruebas y analisis > Subaru Outback Diésel
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Subaru Outback Diésel

Víctima de la ignorancia

Delantero.jpg

Gran desconocimiento de la marca, ése es el gran problema con el que se encuentra un automóvil capaz de codearse por méritos propios con vehículos mucho más onerosos pero que no pasa de una cuota de mercado anecdótica a pesar de sus grandes cualidades.

El Subaru Outback siempre había estado en inferioridad de condiciones respecto a la competencia debido a no contar con una mecánica de gasóleo. La incorporación de un cuatro cilindros bóxer de fabricación propia ha venido a terminar con dicho lastre. Son 150 CV de potencia en un automóvil de 1500 kilos, pero los 350 Nm de par a sólo 1800 rpm se bastan para mover con total soltura esta carrocería.

El Outback es la versión más campera del Subaru Legacy, por lo que comparte interiores con él. Los buenos acabados y la utilización de materiales de calidad forman parte de los atractivos de este modelo. La utilización de dos tonalidades aporta, a nuestro juicio, cierto empaque.

Distinguir la versión diésel de sus hermanos de gasolina es tremendamente sencillo pues lo delatan, además de los logotipos, la toma de aire dinámica situada sobre el capó delantero. No se trata de un elemento estético, la configuración bóxer de la mecánica obliga a situar el intercooler por encima de los cilindros, haciendo necesaria una toma de aire superior para realizar su trabajo de un modo eficiente.

En esta versión el arranque se realiza mediante botón, siendo la ubicación de éste poco habitual, pues se sitúa a la izquierda del volante cuando lo normal es que esté a la derecha o en el centro del salpicadero. En el volante se echa en falta la posibilidad de manejar el equipo de audio. A cambio, en la zona central derecha, tenemos los mandos del control de estabilidad.

Los asientos, igual que en el Legacy, están posicionados bastante abajo en relación a la carrocería. Aun así, dado que el Outback es más alto debido a sus más elevadas suspensiones, la sensación al subirse a él no es tan extraña como en el Legacy, donde parece que uno desciende hasta los asientos en vez de subirse al coche.

(VÍDEO CON ANÁLISIS DE LOS INTERIORES)

subaru-propios/outback/estatica.flv&startimage=https://motorgiga.com/videos/subaru-propios/outback/estatica.jpg&width=611&height=411&autoload=1&margin=1&bgcolor=696969&bgcolor1=696969&bgcolor2=696969&showstop=1&showvolume=1&showtime=2&showopen=0&showfullscreen=1&playeralpha=25&loadingcolor=74AF23&buttonovercolor=74AF23&slidercolor1=ffffff&slidercolor2=696969&sliderovercolor=fafafa&buffer=10&showtitlebackground=never&scrollbarsize=5&showmouse=autohide" />

Suspensiones, sistema de tracción con diferencial Torsen central y el empuje de la mecánica son buenos aliados para circular por terrenos poco convencionales. Allí donde la lógica comienza a indicar que no deberíamos acceder, el Outback continúa manteniendo el tipo... eso sí, siempre que lo permita su altura al suelo, verdadero límite de sus capacidades camperas. El confort de suspensiones, la facilidad de manejo y la posibilidad de ir más allá de la mera circulación por caminos forman parte de los atributos del Outback.

Su motor diésel no desentona a pesar del flaco favor que le hace al modelo una transmisión de cinco relaciones que no dispone de ningún tipo de bloqueos. Sin posibilidad de reductoras, se hubiera agradecido una caja de seis relaciones con una primera más corta y el agrupamiento de las cinco restantes para dejar la sexta con el desarrollo final de la actual quinta.

Con estos cambios se mejorarían aún más las cualidades camperas y el dinamismo en carretera, manteniendo al mismo tiempo los bajos consumos, que son por su parte una de las virtudes más destacadas del Outback. Claro que entonces estaríamos ante un automóvil con defectos casi inapreciables.

(PRUEBA DINÁMICA EN VÍDEO)

Circulando por pistas el Outback es además un automóvil tremendamente divertido para los mejores conductores, que podrán aprovechar la nobleza de reacciones del modelo para disfrutar de cruzadas controlables si disponen de lugares cerrados al tráfico.

Amplio, confortable, polivalente e incluso barato con respecto a lo que ofrece, el mayor defecto del Outback no es propio, sino ajeno, se trata del gran desconocimiento del gran público hacia una marca que sólo conocen -y saben apreciar- los más entendidos del mundo del automóvil.

34731
Publicado el: 07/10/2008
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!