Inicio > Suzuki > Vitara > Pruebas y analisis > Prueba Suzuki Vitara Strong Hybrid 4x4 AGS GLX
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Prueba Suzuki Vitara Strong Hybrid 4x4 AGS GLX

Por John Rivas

Suzuki Vitara Strong, foto delantera

La última novedad de peso en la gama Vitara es esta versión Strong, que apuesta ya por un sistema híbrido 'completo', más sofisticado que los conocidos ‘mild hybrid’ empleados hasta ahora, aunque ambas tecnologías presumen de la etiqueta medioambiental ECO de la DGT.

Sistema híbrido del Suzuki Vitara Strong

Nuestro protagonista combina un bloque de gasolina de 1.5 litros y 102 CV (138 Nm) con otro eléctrico que aporta otros 33 CV (60 Nm). Este último se alimenta con la energía que le proporciona una modesta batería de iones de litio de 0,84 kWh de capacidad. La potencia total del sistema es de 116 CV.
 
Esta combinación le permite impulsarse de manera exclusivamente eléctrica, al iniciar la marcha y en fases de conducción que sean propicias. Esto no es posible con las versiones ‘mild hybrid’. El aporte eléctrico también sirve de apoyo al propulsor térmico cuando se le requiere, como en fuertes aceleraciones. De esta manera el Vitara Strong se muestra muy agradable y refinado en marcha, sobre todo en ciudad, porque podemos circular una gran parte del tiempo emitiendo cero emisiones.
 
Suzuki Vitara Strong, foto trasera
 
En cualquier caso el aporte eléctrico es modesto porque modesta es la batería, que se recarga por efecto de la frenada regenerativa (también al pisar el freno en su primer tramo, otra diferencia respecto al ‘mild hybrid’).
 
El cambio automático disponible con esta variante Strong se denomina AGS (es una caja robotizada) y tiene seis relaciones prefijadas. A nuestro entender es una solución más agradable que un variador continuo o de engranajes planetarios utilizado por algunos rivales. Entre ellos muchos Toyota, tecnología que Suzuki incorpora directamente en algunos de sus modelos, como el Swace o el Across, que no son otra cosa que un Corolla Touring Sports y un RAV4, respectivamente, con logo Suzuki.
 
Si en ciudad y sus alrededores el Vitara Strong convence por su delicadeza y refinamiento, en carretera enamora menos. Si activamos el modo manual del cambio no salta de marcha (nos gusta), pero el rendimiento en general es modesto. Son 116 CV para mover 1.390 kilos de peso. No es una relación escandalosa precisamente, pero la entrega de potencia y par máximo es tranquila, sin sobresaltos.
 

Prestaciones del Suzuki Vitara Strong

En cualquier caso alcanza los 180 km/h de velocidad máxima y acelera de 0 a 100 km/h en 12,7 segundos. Para cubrir el primer kilómetro desde parado hemos medido 31,1 segundos. No es un tiro precisamente, pero si no vamos excesivamente cargados también nos permitirá adelantar con cierta solvencia. Por ejemplo: para pasar de 80 a 120 km/h marcó 8,7 segundos y recorrió 247 metros. Son cifras más bien modestas, pero acordes a su potencial. Si nos preocupa el rendimiento la variante ‘mild hybrid’ con 129 CV será mejor opción, sin duda.
 
Suzuki Vitara Strong, foto delantera
 
Un aspecto que nos ha llamado la atención es que el sistema eléctrico aporta energía hasta los 135 km/h. A partir de ahí, aunque la batería tenga carga, ya no activa el motor eléctrico. En el monitor del cuadro de mandos se observa perfectamente.
 

Consumo del Suzuki Vitara Strong

¿Y qué pasa con el consumo? La marca homologa 5,8 litros cada 100 kilómetros para esta versión, la más equipada y dotada de tracción total. Nosotros hemos registrado un consumo medio durante la prueba de 6,1 litros. Nos son cifras que batan récords en cuanto a eficiencia, pero aquí se nota que el aporte eléctrico es modesto para tratarse de un híbrido autorrecargable.
 
Dinámicamente el Vitara Strong es de los pocos modelos en este segmento que presume de un completo sistema de tracción total 4WD ALLGRIP, un plus en cuanto a estabilidad y en su faceta más aventurera y campera, donde resulta mucho más eficaz de lo que puede parecer.
 
Nos gusta el agradable tacto de la dirección, pese a no ser excesivamente directa (2,9 vueltas de volante entre topes) y el tarado de la suspensión es tirando a firme, pero sin ocasionar trastornos en cuanto al confort de marcha se refiere. El chasis recurre a un esquema McPherson delante y un eje torsional detrás. Los frenos son de discos (ventilados delante) y cumplen, aunque tampoco bate récords en este sentido. Hemos medido 41,2 metros para detenerse por completo desde 100 km/h. Los neumáticos 215/55 R17 son de serie en toda la gama, aunque con nuestro acabado superior GLX cuentan con unas atractivas llantas de aleación con superficie pulida.
 

Asistente de conducción con tres perfiles

El asistente de conducción ofrece los perfiles Snow (superficies de baja adherencia como barro o nieve), Auto y Sport (que alienta su personalidad más deportiva). También contempla una función Lock que bloquea el diferencial central hasta los 60 km/h e incorpora un práctico control de descensos. Por último, ofrece una función ECO para paliar en parte la sed de cara al consumo (ideal para movernos en tráfico urbano).
 
Suzuki Vitara Strong, foto modos de conducción
 
Agradable en ciudad y refinado en carretera, su conducción se asemeja mucho a la de un turismo, pese a que estamos sentados en un plano algo más elevado, como corresponde a una silueta de corte SUV. Y pese al perfil asfáltico de los neumáticos, el Vitara Strong sí que es una de las mejores opciones offroad en su segmento. A las ayudas electrónicas en este sentido añade una altura respecto al suelo de 175 milímetros. Te sorprendería su compromiso fuera del asfalto, mucho mayor de lo esperado en un primer momento, y más que suficiente para un conductor medio sin grandes ambiciones offroad.
 

Medidas del Suzuki Vitara Strong

Suzuki Vitara Strong, foto lateral
 
Este modelo mide 4,18 metros de longitud, 1,78 de ancho y 1,61 de alto. La distancia entre ejes se va hasta los 2,50 metros y presenta un radio de giro de 5,2 metros. Se encuadra en el popular segmento B-SUV que tanto ha ido creciendo en número de comensales en los últimos años. En este sentido el Vitara es uno de los que más experiencia e historia tiene a su espalda.
 

Interior del Suzuki Vitara Strong

El interior se remata con rigor y de una manera sencilla y práctica. Cuenta con materiales acolchados en la parte superior del salpicadero, pero la presentación no deslumbra. Tampoco lo pretende. La habitabilidad es buena en ambas filas y el tacto general es bueno y preciso. Quizás se haya quedado algo por detrás a la hora de aportar detalles como una información digital apoyada en generosas pantallas, un freno de estacionamiento eléctrico o una banqueta trasera con regulación longitudinal.
 
Suzuki Vitara Strong, foto salpicadero
 
También nos hubiera gustado que la pantalla táctil del salpicadero de 7 pulgadas se ubicara en una posición más elevada, cambiando el sitio con las salidas de aire. Y puestos a pedir que el sistema multimedia tuviera unos gráficos más actuales y sofisticados (algunos modelos japoneses no se esfuerzan demasiado en este sentido). En cualquier caso nuestra versión cuenta de serie con navegador y conectividad Android Auto, Apple CarPlay y Mirror Link.
 
Ya hemos comentado que la habitabilidad es notable. No ocurre lo mismo con la capacidad del maletero. Su volumen se queda en 289 litros, frente a los 362 que brindan las variantes ‘mild hybrid’. El motivo es que parte de la batería de iones de litio se ubica bajo el piso del compartimento de carga. Tampoco encontramos rueda de repuesto, algo que nos parece vital en un vehículo con cierta tendencia a salir del asfalto.
 
Suzuki Vitara Strong, foto interior
 

 

Equipamiento del Suzuki Vitara Strong

Por último, señalar que la dotación de serie del Vitara Strong Hybrid AGS GLX es sumamente completa. De hecho presume de faros Full LED, alerta por cambio de carril involuntario con mantenimiento de trayectoria, control predictivo de la frenada, alerta de fatiga del conductor, reconocimiento de señales de tráfico, asistente de tráfico cruzado en la zaga, control del ángulo muerto, asistente de arranque en pendiente, control de descensos, control de presión del aire en los neumáticos, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, control de velocidad de crucero adaptativo, climatizador, cámara de visión trasera, navegador...
 
Suzuki Vitara Strong, foto cuadro de mandos
 

Precio y rivales del Suzuki Vitara Strong

 
Esta versión Strong del Vitara es la más refinada y ecológica de la gama, ideal para ciudad. La tracción total le otorga un plus dinámico y suma puntos en su faceta offroad. El problema es que la diferencia en consumo y precio con respecto al Vitara ‘mild hybrid’ de 129 CV le saca los colores…
 
Suzuki Vitara Strong, foto trasera
 
El precio de nuestra unidad con el acabado superior GLX es de 34.748 euros (32.549 con promoción). Con el mismo acabado, tracción total y cambio manual, la variante ‘mild hybrid’ de 129 CV cuesta 31.215 euros (28.515 con descuento), es decir, 4.034 euros menos, una diferencia significativa pese a que en el Strong contamos con una transmisión automática. Incluso la diferencia en el consumo homologado es inapreciable (5,9 frente a 5,8 litros).
 
Por eso el principal rival prácticamente lo encontramos en su propia casa. También rivaliza con modelos como el Toyota Yaris Cross, un híbrido autorrecargable de 116 CV y que también porta tracción total. Ya con tracción delantera el Renault Captur E-TECH Híbrido incrementa la potencia hasta los 145 CV, es algo más amplio y consume menos.
 
Autor:
8374
Publicado el: 04/09/2022
¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Quizás también te interese

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!