Inicio > Toyota > AYGO > Pruebas y analisis > Toyota Aygo X Cross, primera prueba
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Toyota Aygo X Cross, primera prueba

Por Guillermo López

 Un segmento en franco retroceso

Toyota Aygo X Cross, foto delantera
 
Lo primero que nos llama la atención es el esfuerzo que Toyota está realizando para disponer de un vehículo en el segmento A. Esfuerzo que va mucho más allá de lo que cabría esperar a la vista de la evolución del mismo. El segmento A está en franco retroceso. Los fabricantes están prácticamente desalojándolo a consecuencia de las nuevas normas anticontaminación, que impiden encontrar la adecuada rentabilidad a los modelos presentes en el mismo. La razón es simple: lanzar, renovar o actualizar un modelo es demasiado caro.
 
Las mecánicas gasolina o diesel presentes en el segmento están en su mayoría desfasadas, y actualizarlas para que cumplan con la holgura suficiente las normativas requiere de una inversión que compromete seriamente su rentabilidad, en especial debido a las bajas matriculaciones que el segmento registra. Por otra parte, electrificar los modelos y actualizarlos resulta también demasiado oneroso como para lograr la necesaria rentabilidad con su comercialización.
 
Todo esto provoca que los fabricantes no logren unas emisiones CO2 reducidas en los mismos, lo que compromete el volumen global inferior a 120 g/km que precisa la marca para eludir el pago del correspondiente impuesto, razón por la cual muchos han decidido retirarse del segmento. 
 

Fabricantes a la fuga

Hasta ocho fabricantes han abandonado el segmento. Seat, Skoda y Volkswagen han cancelado la producción de sus Mii, CitiGo y Up¡, Opel ya no produce el Adam, Ford ha cancelado el Ka, y tras cesar su colaboración con Toyota, tanto Citroën como Peugeot han considerado no disponer de una nueva generación para sus respectivos C1 y 108. Nissan también lo dejó hace ya tiempo al elevar el tamaño del Micra al segmento B.
 
Así, se mantienen en este segmento Abarth y Fiat con sus respectivas interpretaciones del 500, Hyundai con el i10, Kia con el Picanto, Renault con el Twingo, Suzuki con el Ignis y Smart con el forTwo. Podríamos considerar igualmente de este segmento, por tamaño, los Citroën AMI uy el Opel Rocks-e, pero no podemos considerarlos rivales del Aygo dado que no ofrecen versiones con motor de combustión como sí hacen todos los demás. Y a todos ellos se le suma ahora esta tercera generación del Aygo que Toyota acaba de lanzar.
 

Una apuesta exclusiva de Toyota Europa

Al contrario de las dos generaciones anteriores, esta tercera generación del Aygo es una apuesta en firme de Toyota Europa. Por primera vez en la historia del fabricante japonés, una de sus filiales ha asumido todo el protagonismo para el desarrollo de un modelo. Tras la cancelación de su acuerdo de desarrollo y producción conjunta con el Grupo PSA (ahora integrado en el Grupo Stellantis), mediante el cual nació el trío de los C1-108-Aygo, Toyota Europa adquirió la planta de producción de Kolin, en la República Checa, construida en su día para la producción de estos tres modelos.
 
Toyota Aygo X Cross, foto trasera
 
En 2018, último año de colaboración de Toyota con las marcas de PSA (Stellantis) en este segmento del mercado, se produjeron un total de 425.000 unidades, conjuntamente con la factoría de Valenciennes (Francia). De ellas 315.000 unidades fueron unidades del Aygo y del Yaris. Toyota ha remodelado por completo la factoría de Kolin para añadir a las líneas de producción del nuevo Aygo X Cross, las del Yaris y las del Yaris Cross. El objetivo es producir 500.000 unidades/año de los tres modelos, de los que 120.000 serán Aygo X Cross, 215.000 Yaris y 165.000 Yaris Cross.
 
De cara al mercado español, Toyota quiere incrementar su cuota de mercado en los segmentos SUV generalistas (B, C, D y E) para crecer desde el 7,5 por ciento alcanzado en 2021, hasta el 10 por ciento al que aspira llegar en 2022 sumando las matriculaciones del segmento A, el del nuevo Aygo X Cross. 
 
Pero más allá de las aspiraciones de la marca y del cambio experimentado en la vertiente productiva, lo verdaderamente importante es que toda la labor de desarrollo, actualización, diseño, análisis de mercado y demás relacionado con el Aygo X Cross se ha efectuado en Toyota Europa. Esto es la primera vez que se produce a escala global dentro de la organización de Toyota, pues si bien previamente desde Toyota Europa se habían realizado determinadas aportaciones en materia de diseño o desarrollo de algún modelo, nunca antes un proyecto había sido exclusivamente elaborado en todos sus aspectos por esta o cualquier otra filial de Toyota en el mundo.
 

Tercera generación completamente nueva

La apuesta de Toyota por el segmento A llega en un momento en el que las ventas del mismo se encuentran en su peor momento (descontando obviamente el año 2020). De las casi 60.000 unidades que se matricularon en el mismo en 2018 o las cerca de 70.000 que se llegaron a matricular en los años de mayor éxito de este tipo de vehículos, se ha pasado a registrar apenas 30.000 unidades en 2021. (27.000 en 2020). Toyota confía en incrementar levemente su actual cuota de mercado en el segmento A y pasar de las 2.700 unidades del último año a matricular unas 3.000 unidades en un año completo. En el mercado español-
 
Toyota Aygo X Cross, foto delantera
 
Para lograr el éxito en un segmento con tan exiguo mercado, Toyota ha optado por proceder a una renovación completa del Aygo X Cross. Y para ello ha procurado ante todo mantener siempre la vista puesta en la rentabilidad del proyecto. Así, aunque se reutilizan muchos componentes presentes tanto en el modelo de la anterior generación como en los dos modelos con los que comparte planta de producción. 
 
Eso sí, todos ellos han sido rediseñados y adaptados para su incorporación al Aygo X-Cross. El nuevo crossover urbano se articula a partir de la plataforma G A-B (Gasolina segmentos A-B) de la marca, a partir de la cual se arma la nueva arquitectura global de Toyota TNGA. Todo esto es igual en los Yaris y Yaris Cross.  Para su uso en el Aygo esta nueva plataforma ha sido completamente modificada y adaptada. Los voladizos delantero y trasero se han recortado. El delantero, para permitir acercar el eje de las ruedas al frontal al máximo posible, mientras que en la parte trasera se ha buscado más reducir la sección correspondiente del chasis hasta alcanzar el tamaño de vehículo deseado por los diseñadores e ingenieros. Además, se han añadido nuevos refuerzos en distintas partes de su estructura especialmente diseñados para mejorar la absorción de posibles impactos con el fin de mejorar las condiciones de seguridad pasiva del Aygo X Cross.
 

SUV urbano de moderno diseño y atractivo aspecto

El resultado final es una carrocería cinco puertas convencional —Toyota se jacta de que es la de menor peso en los segmentos A y B— de llamativo, compacto y emocional diseño que aporta una potente identidad visual. Tal y como sucediera en la anterior generación, donde la marcada X visual presente en su imagen frontal definió la estética del modelo, Toyota ha tratado de mantenerla, aunque ahora ya no aparece tan marcada y apenas un mero recuerdo, de ahí la X presente en el nombre.
 
El frontal muestra un capó corto de dimensiones pero que acaba muy avanzadamente, reduciendo la parrilla frontal por encima del paragolpes a su mínima expresión. Esto, junto con una mayor distancia al suelo (+11 mm) y la mayor altura del coche, aporta al Aygo X Cross una imagen “elevada”, que se acentúa con una línea de techo en forma de pagoda.
Las ópticas frontales, con luces halógenas o LED según la versión, aparecen enmarcadas en las luces diurnas a ambos extremos de una gruesa banda de chapa en cuyo centro se enmarca el logotipo de la marca. 
 
Toyota Aygo X Cross, foto delantera
 
En la zona inferior, una parrilla de forma trapezoidal acabada en negro brillante se abre camino entre unos acabados plásticos que se prolongan en su parte inferior hasta alcanzar los arcos del mismo material que protegen sus marcados pasos de rueda. Este mismo material se prolonga por la zona inferior de las puertas para cubrir igualmente el arco del paso de ruedas trasero. Sin embargo, muere en ambos laterales evitando así conformar la completa línea perimetral alrededor del coche.
 
La vista lateral muestra unas puertas delanteras de gran tamaño y unas traseras algo reducidas que, si bien facilitan el acceso al amplio interior, complicarán un poco la maniobra a los pasajeros de mayor altura y peso.  Esta vista resulta especialmente agraciada en los acabados que cuentan con terminación bitono, pues la estética alcanzar es sumamente agradecida en su zona trasera donde el negro brillante del techo se prolonga para cubrir toda la zona que va desde las puertas traseras hasta el final del coche.
 
En la zaga, el color negro brillante del techo se extiende abarcando el portón trasero, las barras de los pilares C, el paragolpes y las aletas traseras, mientras que el tercio inferior adquiere el mismo color de acabado que el resto de la carrocería. En la versión Limited Edition, la superior de la gama, se insertan distintos detalles de acabado en color mandarina. 
 

Interior más confortable y espacioso

El nuevo Toyota Aygo X Cross se ha convertido en el modelo más grande del segmento A, pero no por ello es de los más pesados. Con apenas 940-975 kg (según versión) el coche resulta  bastante ligero. Esto se ha conseguido gracias al empleo de nuevos materiales más resistentes pero que aportan mayor gracilidad. Gracias a ello pese a contar con mucho más equipamiento que en la generación anterior y a crecer en muchas de sus dimensiones y contenidos el Ayto X Cross apenas pesa 15 kg más que en su anterior oferta.
 
Toyota Aygo X Cross, foto lateral
 
El nuevo Aygo X Cross es compacto, pero muy espacioso. Mide 3,70 m de largo, 240 mm menos que su hermano mayor, el Toyota Yaris Electric Hybrid, pero 235 mm más que en su anterior entrega. Gracias al uso de la plataforma común con los Yaris y Yaris Crossm su batalla crece 90 mm, alcanzando ahora los 2,43 m, apenas 13 mm que el Yaris. Y lo hace llevando los ejes hasta sus extremos (el voladizo delantero apenas mide 730mm —72 mm más corto aún que en el Yaris— y el trasero 540). Si estas dimensiones las combinamos con una altura (1,52 m, 65 mm más que antes) y una anchura (1,74 m, crece 125 mm) que ahora son más que generosas, el resultado que obtenemos es una habitabilidad interior mejorada con respecto a la 2ª generación del Aygo. Estas nuevas medidas permiten por ejemplo que los asientos delanteros vayan ahora 20 mm más separados, que el espacio para los hombros se incremente en 45 mm (gracias al diseño en interacción compartida del habitáculo). 
 
La postura de conducción es ahora más elevada. Los asientos van dispuestos 55 mm por encima de los del Aygo precedente, lo que facilita disponer de un mayor confort de marcha gracias a una mayor visibilidad periférica que resulta bastante útil en condiciones de conducción urbana. Esto también viene facilitado porque respecto del anterior Aygo los pilares A, los del parabrisas, han atrasado su posición un 10 por ciento y reducido su grosor, permitiendo así mejorar el ángulo de visión un 10 por ciento hasta alcanzar 24° más.
 
Toyota Aygo X Cross, foto asientos traseros
 
Las plazas traseras también resultan ahora más holgadas que en la anterior entrega del Aygo. Un adulto de 1,90 puede viajar en ellas, aunque tendrá que contorsionarse bastante para acceder por la corta puerta lateral trasera, y siempre que quien viaje delante no sea otra persona de su misma talla o haya desplazado el asiento delantero hasta su posición más retrasada.
 
Y todo ello disponiendo además de un maletero de 231 l (aumenta su capacidad en 60 litros), que se elevan a 829 l si abatimos los respaldos de los asientos traseros y que permite transportar paquetes de mayores dimensiones dado que ahora es 125 mm más largo. Los ingenieros de Toyota han buscado dotar al Aygo X Cross de un mayor confort. Para ello se ha trabajado en mejorar la estabilidad del coche,  reducir los balanceos de su carrocería (mejora un 26 %), reducir los ruidos a bordo (ahora es bastante más silencioso).
 
Toyota Aygo X Cross, foto maletero
El sistema de dirección del Aygo es el mismo que en la anterior entrega del coche, pero al igual que todos los elementos integrados en el ha sido objeto de una profunda revisión y actualización. Gracias a ello, pese al aumento de tamaño el Aygo es ahora más maniobrable y ofrece un radio de giro de apenas 4,7 m. Los ingenieros trabajaron en todo momento con el objetivo de adaptar el funcionamiento de la dirección al estilo de conducción urbana europeo, lo que igualmente se ha logrado, dado que el coche es ahora más ágil y responde mejor y de manera más directa a los deseos del conductor.
 
Esta percepción también es posible gracias a las mejoras introducidas en la suspensión TNGA, la misma que montan los nuevos Yaris y Yaris Cross, que fue rediseñada para adaptarla y poder utilizarla en el Aygo. Gracias a ello, ahora se percibe un mayor confort de marcha al tiempo que una sensación al volante en todo momento de disponer de un mayor control del vehículo. Es un notable avance con respecto al anterior Aygo, tanto circulando en entorno urbano como en carretera, donde ahora el coche ofrece un mayor aplomo en sus movimientos.
 

Más tecnológico, seguro y mejor equipado

La primera sensación al subir a bordo es que nos encontramos en un entorno mucho más tecnológico que en la anterior generación. Esto se percibe al visualizar rápidamente el cuadro de la instrumentación, pero sobre todo el sistema multimedia de infoentretenimiento a bordo Toyota Touch 2, con pantalla táctil de 7 pulgadas y conexión AppleCar Play y Android Auto que se ubica en el salpicadero sobre la columna central. Por 500 euros adicionales puede mejorarse con la adopción del nuevo sistema multimedia Toyota Smart Connect, con pantalla de 9 pulgadas y conectividad inalámbrica. Y, según versiones, su equipo de sonido por 1.000 euros adicionales con el pack Pack Connect+JBL que suma un sistema de sonido Premium JBL con cuatro altavoces, amplificador de 300 W y subwoofer de 200 mm en el maletero.
 
Toyota Aygo X Cross, foto salpicadero
 
En el nuevo Aygo X Cross, la seguridad viene incorporada de gracias a la última y más avanzada versión del Toyota Safety Sense, la misma que montan los Yaris Electric Hybrid y Yaris Cross Electric Hybrid en el segmento B. Esto permite al pequeño Aygo contar, además de con los consabidos y habituales airbags, sistemas de protección en materia de cinturones de seguridad y de asistencia a la conducción (ABS, ESP, etc) con numerosos sistemas de ayuda y asistencia a la conducción que se pueden encontrar en categorías muy superiores del mercado.
 
Así , por primera vez en un modelo del segmento A, el nuevo Aygo X Cross dispone de un sensor de cámara monocular y de radar de ondas milimétricas para captar datos de la carretera y de su entorno con los que alimentar y mejorar el funcionamiento de los sistemas integrados a bordo. El Aygo cuenta ahora con el sistema de seguridad precolision (PCS), que permite detectar a vehículos que se acercan a velocidades superiores, sistema de detección de peatones (día y noche), de detección de ciclistas (día), y que incluye el soporte necesario para mitigar posibles colisiones.
 
Para ello cuenta igualmente con el sistema de control de crucero adaptativo inteligente, dirección asistida con funciones de emergencia para ayudar a controlar el vehículo, avisador de cambio involuntario de carril con asistente activo, sistema de mantenimiento de la trayectoria así como otros elementos de interés como la cámara de visión trasera, el sistema de recuerdo de posición de los asientos, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico o el control inteligente de luces de carretera. 
 

Motor y transmisión, viejos conocidos ampliamente actualizados

Para garantizar la viabilidad económica del proyecto del Aygo, Toyota Europa ha decidido mantener el motor 1 KR-FE 1.0 litros tres cilindros de la anterior generación pero que ha sido completa y profusamente revisado y refabricado en todos y cada uno de sus componentes con el fin de actualizar por completo su funcionamiento y, en especial, mejorar su eficiencia y niveles de emisiones a fin de superar con holgura todos los requisitos RDE y CAFÉ  que impone la normativa WLTP
 
Toyota Aygo X Cross, foto motor
 
Para ello además de la gestión electrónica del mismo, se ha mejorado el funcionamiento del sistema de distribución variable de válvulas Dual VVTi, la refrigeración del sistema EGR y dotado de un nuevo revestimiento de resina a los pistones para lograr una menor fricción de los mismos durante sus desplazamientos. Esta mecánica se ofrece tanto acoplada a una transmisión manual de cinco relaciones de marcha como a una semiautomática S-CVT. Ambas ofrecen buenas impresiones en recorridos urbanos. El cambio manual resulta más emocional y prestacional a la vez que aporta mayores sensaciones y motiva a practicar una conducción más activa y dinámica. A cambio la rumorosidad a bordo también es mayor. 
 
Por su parte, el cambio automático S-CVT es más cómodo y efectivo, y sin duda el más conveniente para quienes únicamente vayan a realizar desplazamientos urbanos. Los ingenieros de Toyota lo han actualizado con el fin de mejorar tanto los consumos como las emisiones y han sido capaces de encontrar un mejor balance del mismo entre potencia y suavidad. Para ello se le ha dotado de un nuevo intercambiador de temperatura, actualizado su ECU al tiempo que se ha reducido tanto su tamaño como su peso. 
 
El resultado es un funcionamiento mucho menos rumoroso, especialmente cuando se precisa subir el  motor de vueltas, algo que se agradece con respecto al funcionamiento del mismo en la anterior generación del Aygo. Sin duda es el cambio de aquellos que van a optar por realizar una conducción más relajada, tranquila y confortable, lo que no significa que por ello el coche pierda agilidad o viveza a la hora de circular en el tráfico urbano cuando así se precisa.
 
Toyota Aygo X Cross, foto interior
 
Con esta combinación mecánica, los consumos (WLTP) del nuevo Aygo X Cross, según versiones, van de los 4,7 l a los 5.0 l con el cambio manual y de los 4,9 l a los 5,2 l con el S-CVT. Sus emisiones se quedan siempre por debajo de los 120 g/km que exige la normativa. Con de 107 a 11 g/km de CO2 en el caso de las versiones manuales y de 110 a 117 g/km CO2 en el de las automáticas.
 

Tres versiones de acabado y una edición limitada de lanzamiento 

Disponible ya en todos los concesionarios de la marca en España, el nuevo Toyota Aygo X Cross inicia su comercialización con una edición especial de lanzamiento, elaborada a partir de la versión superior Limited Edition, que estará disponible durante estos próximos seis meses. Su acabado exterior será el más emocional de la gama, con la terminación exterior bitono Verde Selva con el techo en negro e inserciones y detalles de color mandarina, combinación que se repite igualmente en las llantas de aleación de 18”.
 
Básicamente la gama del Aygo X Cross se configura en torno a tres versiones: Play, Trendy Edition y Limited Edition. La primera de ellas es la que ofrece el conjunto más equilibrado de  la gama y cuenta con la mejor relación precio-equipamiento. Es la idónea para las flotas de renting y vehículos corporativos. Entre otros elementos, su equipamiento incluye llantas aleación de 17”, faros halógenos tipo proyector con luces diurnas, proyectores antiniebla, encendido automático de faros, pilotos traseros LED, volante de cuero, retrovisores regulables eléctricos, elevalunas eléctricos delanteros, climatizador, sistema multimedia Toyota Touch 2 con pantalla táctil multifunción 7” y conexión Apple Car Play y Android Auto, cámara de visión trasera, el Toyota Safety Sense con sistema de seguridad precolisión con detección de peatones y ciclistas, reconocimiento de señales de tráfico (RSA), avisador de cambio involuntario de carril con asistente activo  de recuperación de la trayectoria (LDA), sistema de mantenimiento de carril con trazado de la carretera (LTA), control de crucero adaptativo (ACC), control inteligente de luces de carretera. 
 
Esta versión se ofrece tanto en colores blanco Classic, negro Azabache y Gris Agat y su equipamiento se puede personalizar con elementos del programa de accesorios originales como vinilos, carcasas para retrovisores, embellecedores, cromados, molduras interiores, etc.
 
Toyota Aygo X Cross, foto trasera
 
Las versiones Trendy Edition ofrecen ya la máxima expresión de la gama, son las más llamativas gracias a la incorporación de los acabados bitono de su carrocería, con el techo siempre en negro combinado con los colores Rojo Chilli, cálido e intenso, con carácter Premium y que se obtiene gracias a una fina pulverización de escamas azules metalizadas sobre la base de pintura roja; Beige Latte, cálido, muy atractivo y sofisticado, y que atraerá sin duda a más conductoras que conductores; y el azul Florida, muy vital y optimista con sus nítidos y claros tonos de color.  
Además están equipadas con llantas de aleación de 18”, faros LED adaptativos (AHB), cristales traseros oscurecidos, intermitentes LED, tapicería de cuero parcial, cargador inalámbrico de teléfonos móviles, climatizador automático, sensor de lluvia, retrovisores exteriores calefactables,  acabado interior con detalles en negro piano y a juego con el color de la carrocería, pantalla táctil de 8” en sistema multimedia, navegador con actualización de mapas online y servicios de conectividad remota. 
 
Su equipamiento se puede completar por 500 euros adicionales con el Pack Connect que incluye el nuevo sistema multimedia Toyota Smart Connect con pantalla de 9“, o con el Pack Connect+JBL que incluye el sistema de sonido Premium JBL con cuatro altavoces y subwoofer por 1.000 € adicionales.
 
Toyota Aygo X Cross, foto pantalla táctil
 
Las versiones Limited Edition añaden al equipamiento de las anteriores el acabado bitono Verde Selva con el techo igualmente en negro, llantas de aleación de 8 pulgadas acabadas en negro mate con detalles en color mandarina, Toyota Smart Connect con pantalla de 9”, tapiceria de cuero exclusiva acabada en color negro con pespuntes en color mandarina a A juego con otras inserciones en elementos interiores del salpicadero y guarnecidos, asientos calefactables, sistema Smart Entry de entrada y arranque sin llave, sensores de parking delanteros y traseros, sistema de frenado automático pre-colisión (PKSB). 
 
Su equipamiento se puede completar con los packs anteriormente citados y con el denominado Pack Sky (1.000 €) que incluye el techo de lona retractil. Este opcional ofrece 40 mm más de apertura que en la anterior generación del Aygo, distancia que amplia en un 20 por ciento el campo de visión de los pasajeros. En esta nueva entrega está elaborado con nuevos y más resistentes materiales premium para ofrecer mayor protección contra el agua y el polvo y con una nueva estructura de deflectores más robustos y resistentes para el viento.
 

Desde 13.600 euros o 99 euros al mes

Los concesionarios de la red Toyota en España ya cuentan con unidades del nuevo Aygo cuyas primeras entregas a clientes se van a producir a primeros del próximo mes de mayo. Los precios del nuevo Aygo son un 12 por ciento superiores a los de la anterior generación, pero en función de todo el equipamiento y los elementos integrados a bordo con respecto a otros rivales en el mercado son especialmente competitivos.
 
La versión más básica, la Play, está disponible desde 13.600 euros al contado, que se reducen a 12.350 euros (1.250 euros de ahorro en el precio del vehículo) si se opta por la financiación Toyota Easy que permite disponer del coche desde  99 euros al mes con 4 años de servicios de garantía y mantenimiento añadidos.  Igualmente se puede optar por la propuesta One de Kinto (la empresa de movilidad del Grupo Toyota), que ofrece una operación de renting a 48 meses y 40.000 km (10.000 km/año) que sin entrada inicial permite disfrutar de todos los servicios operativos del renting desde 196 euros mes. Se trata de una oferta sumamente competitiva que reduce en 23 euros el precio del renting de la anterior generación del Aygo (219 €), lo que supone un ahorro del 10,5 %.
 
Toyota Aygo X Cross, foto techo eléctrico
Esta oferta de renting es especialmente beneficiosa para las flotas de vehículos de empresa, pues supone una revalorización del residual del Aygo de 12 puntos, que pasa del 43 por ciento de la anterior generación al 55 % de la actual en contratos a cuatro años y 10.000 km/año.
 
Las versiones Trendy Edition están disponibles desde 14.600 euros y las Limited Edition desde 13.600 euros. Todos los Aygo complementan su oferta con los packs de servicio Easy Plus y Easy Connect. El primero de ellos permite disponer por 600 euros adicionales de 4 años de servicios de mantenimiento y garantía y la Easy Connect añade por 1.060 euros 1 año de seguro a todo riesgo (con franquicia de 300 euros).

 

27701
Publicado el: 23/04/2022
¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Quizás también te interese

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!