Inicio > Toyota > YARIS > Pruebas y analisis > Toyota Yaris Hybrid 2020, prueba express
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Toyota Yaris Hybrid 2020, prueba express

Por John Rivas

Toyota Yaris Hybrid 2020, foto delantera

Toyota comenzó a apostar por la hibridación de sus modelos hace más de dos décadas, con el Prius. Y desde entonces ha ido incorporando esta tecnología a, prácticamente, todos sus modelos. Más allá de los últimos ‘mild-hybrid’ o híbridos suaves, que portan pequeñas baterías de 12, 24 o 48 V, la marca japonesa dota a sus vehículos de un sistema más capaz, con baterías y motores eléctricos de mayor capacidad que pueden mover el automóvil sin necesidad del propulsor térmico. En cualquier caso las dos soluciones conquistan, de momento, la etiqueta medioambiental ECO.

Una vez aclarado este punto, hablemos del último lanzamiento de Toyota. Se trata del Yaris Hybrid y es nuevo de arriba a abajo. Esta cuarta generación es más eficiente, amplia, dinámica y avanzada que la anterior. Lo intuíamos tras conocer sus primeros datos y características, aunque ahora hemos tenido la ocasión de confirmarlo en una primera toma de contacto dinámica. Seguramente la marca abra la cartera de pedidos en abril, pero el modelo definitivo no llegará a nuestro mercado hasta finales del próximo mes de junio.
 
Toyota Yaris Hybrid 2020, foto trasera
 
La primera valoración es visual. Resulta más atractivo y tiene más presencia. Es lógico porque el nuevo modelo hereda la imagen del exitoso Yaris WRC del Mundial de Rallys. Es más deportivo no solo a la vista; también al volante. La razón fundamental es que nace desde la nueva plataforma global TNGA que aplica a modelos como el Corolla o el C-HR, pero enfocada en este caso al segmento B.
 
El primer aspecto salpica a su tamaño. Las proporciones cambian totalmente porque la longitud disminuye 5 milímetros (3.940 mm), pero incrementa la anchura en 50 (1.745 mm), disminuye su altura en 40 milímetros (1.470) y estira la distancia entre ejes otros 50 milímetros (2.560 metros). Esto implica que vayamos más separados delante y más holgados detrás, estemos sentados 21 milímetros más bajos en el punto de cadera, y que el centro del gravedad del vehículo se haya rebajado 12 milímetros. Y en la zaga, el maletero conserva los 284 litros de capacidad, con un piso que se puede situar en dos alturas para que el plano de carga queda totalmente plano si abatimos el respaldo trasero.
 
Toyota Yaris Hybrid 2020, foto lateral
 
El chasis del nuevo Yaris incrementa su rigidez torsional un 37 por ciento y reduce el peso con elementos plásticos y de resina. Se han incorporado refuerzos estructurales, como una barra que une las torretas de la suspensión McPherson delantera (detrás monta una barra de torsión) y se ha modificado la inclinación del conjunto de los amortiguadores y la disposición de la barra de la dirección, con un volante más vertical. Todas estas soluciones incrementan la deportividad, pero a la vez se ha podido montar unos muelles más blandos con el fin de ganar puntos en cuanto a confort se refiere. Asimismo, se han reducido los decibelios y las vibraciones que llegan al interior.
 
El segundo punto a destacar es su sistema híbrido, también totalmente nuevo. En principio a nuestro mercado sólo llegará esta variante ECO. Está compuesto por un novedoso motor de gasolina tricilíndrico de 1.5 litros, atmosférico y con ciclo Atkinson, que hereda del 2.0 que porta el Corolla, pero al que se le quita un cilindro. Luego el trabajo de fondo es más extenso porque se ha conseguido una eficiencia térmica del 40 por ciento. Rinde 88 CV de potencia y 120 Nm de par máximo.
 
Toyota Yaris Hybrid 2020, foto motor de gasolina
 
El aporte eléctrico está formado por un propulsor y un generador que suman 79 CV y 141 Nm. El principal apoya al de gasolina en aspectos como el rendimiento o el consumo, mientras que el más modesto tiene como principal función apoyar al eléctrico principal, cargar la batería y arrancar el bloque 1.5 Dynamic Force. La potencia total del sistema es de 116 CV, 16 más que el modelo anterior, resultando a la vez un 20 por ciento más eficiente en emisiones de CO2. Todo ese potencial se gestiona por medio de una transmisión automática con múltiples engranajes planetarios que funcionan como un variador continuo CVT. No hay modo secuencial y sí una función 'B' que permite una mayor capacidad para regenerar energía al frenar o decelerar.
 
 
Otra novedad de peso es la batería, ahora de iones de litio. No es la primera vez que se monta esta tecnología en Toyota, pero al Yaris le sienta de maravilla porque es más eficiente y rápida a la hora de entregar la energía, además de 12 kilos más ligera que la de hidruro metálico a la que jubila. No hay datos homologados de su capacidad, aunque nos aseguran que no distará mucho de la actual, presenta 48 celdas y se ubica debajo del asiento trasero. Se refrigera con el mismo aire que encontramos en el habitáculo, solución empleada en otros modelos híbridos de la marca. Tampoco hay datos referentes al consumo homologado del vehículo, aunque sabemos que las emisiones de CO2 se limitan a 64 g/km en ciclo NEDC (86 WLTP).
 
Toyota Yaris Hybrid 2020, foto salpicadero
 
Iniciamos nuestra toma de contacto. Nos sorprende no sólo que estamos en un habitáculo más amplio; también se rodea de mayor calidad y la puesta en escena es más original, con un cuadro de mandos digital que se inspira en unos prismáticos, o una enorme pantalla táctil presidiendo la parte más elevada del salpicadero.
 
En las primeras paradas con tráfico denso nos llamó la atención la elevada rumorosidad del motor 1.5 Dynamic Force cuando entra en escena. Luego los decibelios se van diluyendo y se incrementa el agradable tacto de conducción. Su mayor pisada, una puesta a punto mucho más deportiva y precisa y una sensación de que vamos en un coche mucho más grande que la anterior generación son evidentes. De hecho afrontamos un revirado tramo de curvas a un ritmo que antes no recordamos, ni por dinámica y ni por prestaciones. Esto nos permite disfrutar del nuevo Yaris más allá de la gran ciudad, aunque en la urbe se sigue moviendo como pez en el agua por la suavidad del cambio. El problema es que fuera de ella, cuando incrementamos el ritmo, sigue siendo particular por esa especie de efecto resbalamiento que no consigue ‘igualar’ el incremento de velocidad con el de las revoluciones del motor.
 
Toyota Yaris Hybrid 2020, foto delantera
 
Su autonomía eléctrica sigue siendo anecdótica (complicado será cubrir un par de kilómetros), aunque en la marca aseguran que podemos circular hasta un 80 por ciento del tiempo en cero emisiones. También señalan que puede mantener un cierto tiempo una velocidad de 130 km/h en modo exclusivamente eléctrico (55 km/h más que antes), aunque para llegar hasta ahí necesita del aporte térmico. No se ha desvelado la velocidad máxima, pero es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos y pasar de 80 a 120 km/h en 8,1 segundos, rebajando en 2 segundos el tiempo del Yaris Hybrid de 100 CV que sustituye.
 
En nuestro recorrido de 80 kilómetros, con mayoría de tramos sobre carretera y autopista, consumió 4,2 litros de media en el ordenador de viaje, una cifra muy atractiva porque no fue precisamente una conducción ‘supereficiente’. Es más, la mayor parte del trayecto la realizamos en modo Sport, aunque también dispone de los programas ECO y Normal en el asistente de conducción Drive Mode. Por último, y si la batería lo permite, también podemos activar el modo EV que nos permitirá rodar de manera exclusivamente eléctrica, muy útil si accedemos a un aparcamiento subterráneo, por ejemplo.
 
Toyota Yaris Hybrid 2020, foto asientos delanteros
 
El último aspecto tremendamente mejorado ha sido el tecnológico en materia de seguridad. A detalles como un Head-up Display de proyección sobre el parabrisas, añade un control de velocidad adaptativo inteligente que reconoce los límites de velocidad, respetándolos de inmediato si llevamos el sistema activo tras pulsar un mando en el volante. También estrena un asistente de mantenimiento de trayectoria, una frenada autónoma con detección de peatones o ciclistas incluso en intersecciones y de noche, o un asistente de dirección de emergencia. El conjunto cámara frontal y láser del modelo anterior se ha sustituido ahora por una cámara con mayor resolución y un radar.
Autor:
4547
Publicado el: 10/02/2020
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!