estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Prueba Passat CC

CC más que Passat

Volkswagen Passat CC

 

Desde que el automóvil existe, la imagen que aporta a sus propietarios ha sido siempre una de las máximas motivaciones de compra. Por eso no nos parece descabellada la idea de Volkswagen (aunque debiéramos decir Mercedes, que fue la primera en llevarla a cabo) de realizar una Carrocería diferenciada de una berlina, en este caso el Passat. Se trata del CC, una berlina media que hace un guiño a las carrocerías tipo cupé y presenta la particularidad de estar concebida para sólo cuatro ocupantes. Desarrollado sobre la base del Passat, el CC ofrece unas cotas algo superiores en anchura y longitud que, junto a una estética claramente más lograda, permiten situar al Modelo en un estatus claramente superior.

Podríamos decir que el CC es un coche diferente, o al menos lo es respecto del Passat normal a pesar de tomar toda su base mecánica prácticamente intacta. La imagen que aporta es muy superior a la de una berlina media de Marca generalista, estando mucho más cercana a las marcas premium. De hecho, nosotros situaríamos a este Modelo entre lo que puede ofrecer un VW Passat y lo que se espera de un Audi A6, y eso que este último está en un segmento superior de mercado. Y es que la exclusividad de este Modelo se encuentra incluso por encima de la que ofrece un Audi A4.

Salpicadero.jpg

Al acceder al habitáculo, el cristal de la puerta sin marco desciende un poco para volver a subir nada más cerrar. El conductor también encuentra un hueco central con posavasos así como un reposabrazos de apertura doble. A la hora de arrancar, será necesario situar la llave en su ubicación, soltar el freno de mano eléctrico y, engranando una marcha en el cambio DSG, acelerar suavemente para comenzar a disfrutar las bondades del Passat CC en carretera.

Con el motor de dos litros diésel de conducto común y 170 CV en combinación con el cambio DSG de doble embrague, las sensaciones aportadas al volante del CC son bastante satisfactorias. Eso sí, la cualidad fundamental del Modelo reside en el confort de marcha mucho más que en las prestaciones. Curiosamente, y a pesar de contar con unas suspensiones rebajadas respecto al Passat, la comodidad parece haber sido la cualidad más buscada. Aun contando con sólo cuatro plazas, no es un deportivo ni lo pretende, se trata de una excelente berlina media con una estética diferenciadora.

A veces, en algunas aceleraciones desde parado, el Passat puede resultar algo más lento de lo que se espera, aunque una vez en marcha dicha situación queda olvidada y la unión de mecánica y transmisión aportan buenas dosis de dinamismo. En este sentido es también destacable la economía de consumo, aunque a día de hoy los niveles en los que se mueven la mayoría de las berlinas medias son tremendamente competitivos considerando sus prestaciones. La transmisión, además de poder manejarse manualmente con la palanca de cambios, puede disponer también de levas en el volante, resultando estas últimas infinitamente más satisfactorias tanto por confort como por rapidez y seguridad de manejo.

exteriores__10_.jpg

Pero las diferencias del Passat CC se mantienen también en el interior, con un mayor cuidado de todos los detalles y un ambiente que llega a situarse en el terreno de los vehículos de representación. Detrás, las dos butacas independientes abrazan al cuerpo con mayor confort que un asiento trasero tradicional para tres plazas. Disponemos de buen espacio longitudinal para las piernas, y entre ambos asientos encontramos un práctico hueco en el que se ubica un curioso sistema de dos sujetavasos.

Delante, el confort es absoluto, con unos asientos especialmente atractivos y eficientes que recuerdan a los montados en el Volkswagen Scirocco. Las buenas terminaciones alcanzan también a las puertas, con los mandos de apertura de depósito y maletero en la puerta del conductor. Este último puede también abrirse desde atrás mediante el logo abatible, dejando al descubierto un sólido pero poco atractivo sistema de apertura. El tamaño del maletero es algo inferior al ofrecido por el Passat tradicional, aunque es de agradecer la posibilidad de contar con rueda de repuesto de tamaño normal. Una buena idea es la de contar con un hueco específico para situar un triángulo de señalización así como los anclajes para llevar bolsas sin que vayan dando tumbos.

Como conclusión podemos decir que el Passat CC cumple perfectamente con su cometido. Es un vehículo pensado para aportar imagen y un gran plus de exclusividad respecto del Modelo que toma como base. A muchos conductores les podrá echar para atrás una diferencia de precio que se sitúa en varios miles de euros frente al Passat normal, pero las ventas dan la razón a la Marca y existen muchos otros usuarios que dan por bien empleado el mayor desembolso del CC.

 

 

31754
Publicado el: 07/01/2010
¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!