Inicio > Volkswagen > Polo > Pruebas y analisis > Prueba Volkswagen Polo GTI 2017, ¿el mejor GTI de su segmento?
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Prueba Volkswagen Polo GTI 2017, ¿el mejor GTI de su segmento?

Por John Rivas

¿Cómo es el Volkswagen Polo GTI 2017?

Volkswagen Polo GTI 2017, foto delantera
El Volkswagen Polo GTI es un vehículo con un eminente perfil deportivo, que no radical. Si buscamos un modelo más de ‘carreras’, pasional o para disfrutar asiduamente en un circuito, quizás no sea el más aconsejable. Por contra, si la opción pasa por un auto confortable para el día a día, pero con suficiente carácter como para pasar un buen rato en un tramo virado, no cabe duda de que nuestro protagonista te cautivará. No hay que olvidar que bajo el capó porta un motor de dos litros que, por primera vez en un Polo, rinde 200 CV de potencia.
 

Motor del Volkswagen Polo GTI 2017

Y precisamente vamos a comenzar por su gran corazón. Se trata de un bloque de dos litros, cuatro cilindros en línea, combina inyección directa e indirecta, está turboalimentado y eroga 200 CV de potencia entre 4.400 y 6.000 rpm. Quizás más importante, y aprovechable en el uso diario, sean los 320 Nm de par máximo, disponibles entre 1.500 y 4.000 vueltas. Son números más que interesantes para mover un conjunto que con lo puesto pesa 1.355 kilos, con una atractiva relación de 6,78 kg/CV. El propulsor está asociado exclusivamente a una transmisión automática con doble embrague DSG de seis relaciones, con más atractivos que contras. Y la tracción también es siempre delantera.
 
Volkswagen Polo GTI 2017, foto del motor 2.0
 
Ya hemos comentado que no se trata de un vehículo radical en el aspecto deportivo, aunque su rendimiento y prestaciones sí que están a la altura. Y para no despistarnos vamos con esos números para comprobar su ‘pegada’. Alcanza los 237 km/h de velocidad máxima, acelera de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos y necesita 26,9 segundos para cubrir el primer kilómetro desde parado, superando en ese instante los 192 km/h. Salen las cuentas de lo que se espera de un GTI. Por cierto, para que no se quede ningún CV por el camino al acelerar desde parado, cuenta con el asistente Launch Control, que optimiza la acción sin perder apenas rueda. En cualquier caso no ha sido el más eficiente que hemos probado porque en ocasiones las ruedas delanteras sí que perdían algo de tracción. 
 
Las aceleraciones son brillantes, pero como ocurre con la relación entre potencia y par motor, son más aprovechables los datos de recuperaciones, que son los que más utilizaremos a diario. Por ejemplo, cuando tenemos que realizar un adelantamiento. Y aquí volvemos a poner en valor nuestra maniobra de referencia, que pasa por incrementar la velocidad desde 70 hasta 110 km/h. En este caso necesitará sólo 4,0 segundos y 101 metros de pista libre. No parece que haya que pensárselo demasiado…
 
Volkswagen Polo GTI 2017, foto trasera
 
En cualquier caso la respuesta del propulsor es prácticamente inmediata a cualquier régimen de giro. Por abajo resulta más que voluntarioso y por arriba empuja sin desfallecer hasta alcanzar las 6.400 rpm, momento en el que saltará de marcha si antes no lo hemos hecho nosotros en las levas o sobre la palanca. El cambio DSG de seis relaciones es rápido, pero no convence del todo a la hora de reducir, ya que protege la mecánica para evitar un ‘sobre-régimen’ y nos puede dejar un tanto ‘tirados’ cuando llegamos forzados a una curva. Es un mal común en este tipo de transmisiones automáticas.
 
La última generación del Polo GTI nace desde la nueva plataforma MQB A0, es decir, la misma del Golf pero adaptada a vehículos más pequeños. Podríamos decir que presume de la estabilidad de un segmento C, pero con la agilidad del un B. ¿Es así realmente? Veamos.
 
Volkswagen Polo GTI 2017, foto lateral
 
Que ha ganado pisada y confort es evidente. Si preferimos correr por un tramo de carretera sinuoso tampoco nos defraudará en términos generales. El chasis GTI presume de una puesta a punto para la ocasión, como una altura rebajada del conjunto en 15 milímetros o una suspensión con amortiguadores adaptativos que se puede regular con dos niveles: Normal y Sport. En este último endurece algo los tarados, pero no se convierte en una tabla que nos maltrate. El confort siempre es más que aceptable, incluso si el piso no es perfecto.
 
Volkswagen Polo GTI 2017, foto drive mode
 
Otra de las particularidades del chasis Sport Select es la incorporación de un asistente de conducción Drive Mode que ofrece cuatro modos diferentes: Eco, Normal, Sport e Individual. De esta manera podemos configurar al gusto la dirección, la respuesta y el sonido del motor, el cambio y la suspensión, además de elementos como el control de velocidad adaptativo o la climatización.
 
En tramos con curvas asume con eficacia los cambios de apoyo y podemos ir muy rápido con cierta confianza. ¿Es el mejor del segmento utilitario-deportivo en este sentido? Ciertamente no. Incluso con el programa Sport activado el tacto de la dirección no convence del todo si vamos a toda pastilla (2,7 vueltas de volante entre topes) y mantiene una cierta tendencia subviradora en curva. Con este nivel de potencia quizás un diferencial autoblocante en el eje delantero le daría nuevas alas al salir de un giro. Nos tenemos que conformar con un diferencial electrónico XDS que dulcifica algo las perdidas de tracción. Y para comprobarlo basta con desconectarlo…
 
Volkswagen Polo GTI 2017, foto trasera
 
De serie monta neumáticos 215/45 R17, aunque nuestra unidad presume de unos opcionales 215/40 R18 con llantas rematadas en negro, unas gomas más deportivas y eficaces a la hora de comportarse como auténticas lapas. Con menos perfil y deriva también mejoran las distancias de frenado. En este sentido necesita 35,9 metros para detenerse por completo desde 100 km/h, que pasan a ser 51,4 desde 120 km/h. Notable alto.
 
Ya hemos comentado que no es el más radical de los GTI del segmento, pero sí que resulta de los más equilibrados si valoramos, además de rendimiento y dinámica, valores como el confort de marcha o el agradable tacto general que ofrece. Está claro que este vehículo llamará la atención y el interés de un conductor más exigente y activo, pero la mayor parte del tiempo, lamentablemente, compartiremos calles y límites de velocidad con el resto de los usuarios. Y aquí el Polo GTI es un modelo confortable, con un motor agradable en ciudad y sus alrededores, y con un consumo más que asumible para sus 200 CV. En este sentido el cambio DSG también suma a la hora de ganar calidad de vida, pese que al iniciar la marcha se muestra un tanto brusco. Por eso hay que tener cierto cuidado a la hora de realizar maniobras de aparcamiento.
 
Volkswagen Polo GTI 2017, foto delantera

Consumo y etiqueta medioambiental DGT del VW Polo GTI 2017

En cuanto a los consumos, el fabricante anuncia 7,1 litros cada 100 kilómetros en ciclo WLTP. Durante nuestra prueba en carretera consumió 5,2 litros, en autopista se incrementó hasta los 6,7 y en ciudad rondó los 9,2 litros. La media en nuestro recorrido fue de 7,15 litros, sí curiosamente el mismo que el homologado. Esto quiere decir que con los 40 litros del depósito disfrutaremos de una autonomía de 559 kilómetros sin repostar. Por cierto, porta la etiqueta C medioambiental que otorga la DGT.
 

Medidas del Volkswagen Polo GTI 2017

Una vez analizado el aspecto dinámico, vital en un GTI, vamos con el resto. El VW Polo GTI 2018 mide 4,07 metros de largo, 1,75 de ancho y 1,44 de alto. Ya señalamos que estrena la plataforma MQB A0, que le ha permitido incrementar la distancia entre ejes hasta los 2,55 metros (9,4 centímetros más que antes), aspecto que agradecerán los ocupantes de las plazas traseras, que gozan de mayor espacio para las piernas.
 
No esperéis dosis superdeportivas o rasgos de cara a la galería. Volkswagen no es un fabricante al que le guste la ostentación estética. Sí que se desmarca con una llamativa franca roja horizontal en el frontal, que cubre la parrilla y se extiende hasta los faros LED, la tradicional rejilla de panal de abeja para las entradas de aire o el alerón y la doble salida de escape cromada en la zaga. Poco más.
 

Interior y maletero del Volkswagen Polo GTI 2017

Tampoco el interior rompe moldes en este sentido. Son evidentes los pespuntes en rojo en el volante, palanca del cambio, alfombrillas o una llamativa tapicería Clark a cuadros como homenaje al primer Golf GTI de la historia, allá por la década de los setenta. Sí que resulta más llamativo el nuevo cuadro de mandos Digital Cockpit de 10,25 pulgadas, que permite elegir entre varias configuraciones y visualizaciones. Asimismo integra perfectamente en el salpicadero una pantalla táctil de 8,0 pulgadas que aglutina buena parte del sistema multimedia del vehículo. No cabe duda de que el habitáculo es amplio y se remata con calidad, aunque no se prescinde totalmente de plásticos duros que le restan algo de lustre.
 
Volkswagen Polo GTI 2017, foto salpicadero
 
Las plazas traseras se sitúan en la zona medio-alto con respecto a sus rivales en cuanto a habitabilidad (pese a que el túnel central es demasiado voluminoso), algo que también ocurre con la capacidad del maletero, que ofrece 350 litros. Debajo del piso presenta una rueda de repuesto de uso temporal, y al abatir los respaldos queda una superficie de carga prácticamente plana.
 

Seguridad del Volkswagen Polo GTI 2017

Suficiente es la dotación en seguridad del Polo GTI. En su equipamiento de serie contempla una frenada de emergencia Front Assist con protección de peatones, un control de la presión del aire en los neumáticos, un asistente de arranque en rampa, un control de crucero adaptativo ACC o un detector de fatiga del conductor. Habrá que pagar por elementos como un control del ángulo muerto, una cámara de visión trasera o un asistente de aparcamiento automatizado Park Assist.
 
Volkswagen Polo GTI 2017, foto suspensión adaptativa

Opinión y precio del Volkswagen Polo GTI 2017

El Polo GTI es un vehículo prestacional y emotivo, que sabe ademas mimar a sus ocupantes en el día a día. Si buscamos agresividad y máximas sensaciones o prestaciones, hay rivales en el mercado con un perfil más radical. Nuestro protagonista corre, ofrece unas maneras muy saneadas en conducción deportiva, pero además en su enfoque global no quiere maltratar a sus ocupantes en el día a día. Tampoco lo hace en el consumo, teniendo en cuenta que hablamos de 200 CV bajo el capó. Su precio, 29.040 euros, no es precisamente una ganga, aunque se dulcifica en parte con una campaña de descuentos que dejaría la factura final en 27.780 euros.
Autor:
12241
Publicado el: 07/06/2020
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!