Inicio > Volkswagen > Tiguan > Pruebas y analisis > Volkswagen Tiguan Allspace, prueba express
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Volkswagen Tiguan Allspace, prueba express

Por Gregorio Arroyo

Volkswagen Tiguan Allspace, foto delantera

Rara es la semana que no hablamos de un SUV. Esta tendencia crece día a día, se extiende por todos los segmentos y hasta se buscan huecos que hace años no estaban previstos. Es el caso de Volkswagen, marca que ya cuenta con modelos como el Tiguan o el Touareg, pero que aprovecha el hueco entre ambos vehículos para poner en juego el Tiguan AllSpace, su tercer bastión, y sin olvidar que en unos meses llegarán los esperados T-Roc y T-Cross que completarán la oferta por la parte baja en cuanto a tamaño se refiere.

Eso será en apenas unos meses, pero hoy toca hablar del Volkswagen Tiguan Allspace. El nuevo modelo hereda las cotas de anchura y altura del actual Tiguan, pero crece 21,5 centímetros en longitud, hasta situarse en los 4.701 metros. Este estirón se reparte con un incremento de 10,5 centímetros en la distancia entre ejes (hasta los 2,790 metros) y 10,6 registrados en el voladizo trasero. No hace falta ser un lince para observar que gana claramente en habitabilidad con respecto a su hermano menor, con el que comparte plataforma (también con el Skoda Kodiaq), aspecto que le brinda la posibilidad de montar dos plazas más en una tercera fila que forma parte del equipamiento de serie en el mercado español. De esta manera sus rivales naturales pasan a ser el mencionado Skoda Kodiaq, el Hyundai Santa Fe, el Peugeot 5008, el Mitsubishi Outlander o el Nissan X-Trail.
 
 Volkswagen Tiguan Allspace, foto trasera
 
Como suele ocurrir entre hermanos, los cambios estéticos no son muy radicales, pero existen. Estéticamente se mantiene el aire de familia, pero la línea de capó en el frontal es más elevada para guardar las proporciones del conjunto, y las puertas traseras son más grandes, aspecto que beneficia el acceso al interior. Ya dentro no encontraremos apenas diferencias en la zona delantera, salvo una posición al volante algo más retrasada.
 
Sí que lo notaremos en la segunda fila, donde los ocupantes gozarán de 5,4 centímetros más de espacio para las piernas, aunque la distancia varía en función de la posición de la banqueta, ya que se puede desplazar 18 centímetros longitudinalmente en dos partes (60/40).
 
Volkswagen Tiguan Allspace, foto tercera fila de asientos
 
Y como también suele ocurrir en este tipo de vehículos, detrás resulta optimista hablar de dos plazas porque realmente el aforo apropiado sería un 5+2, las dos últimas destinadas a niños o para adultos en desplazamientos ocasionales. Y no sólo porque la habitabilidad está más comprometida; también el acceso es dificultoso. Estas dos plazas se pueden abatir individualmente si no se utilizan para ampliar el volumen del maletero, otro de los puntos fuertes del Tiguan Allspace. Si el aforo está completo todavía tendremos 230 litros de capacidad; la cifra aumenta hasta los 685 litros en configuración 5 plazas (85 más que el Tiguan) y en caso de máxima necesidad dispondríamos de hasta 1.760 litros.
 
Para ello habrá que abatir los respaldos, pero la superficie de carga no queda totalmente plana. En la zona de carga disponemos de ganchos, toma de corriente y una linterna nómada muy útil que también realiza la función de iluminar ese espacio y que se recarga por sí misma. El amplio portón eléctrico cuenta con una práctica función manos libres que se activa tras mover el pie por debajo del paragolpes trasero y 20 segundos después se cierra automáticamente.
 
 Volkswagen Tiguan Allspace, foto maletero
 
No hay grandes sorpresas en la oferta mecánica, ya que bajo el capó comparte la gama alta de los motores utilizados en el Tiguan. En gasolina comienza con un 1.4 TSI de 150 CV asociado a un cambio manual o DSG, ambos de seis relaciones, así como un sofisticado sistema de gestión activa de cilindros (ACT) que desconecta dos de los cuatro cilindros cuando las condiciones de carga del motor así lo permiten. La oferta se completa con un 2.0 TSI con 180 CV o 220 CV, en este caso gestionados por una caja DSG7 y el atractivo de añadir tracción total 4Motion.
 
En la vertiente diésel se comparte un bloque 2.0 TDI que deriva en 150, 190 y 240 caballos de potencia. La versión de acceso se ofrece con tracción delantera o total y cambio manual o DSG7; los dos más potentes sólo se asocian a la caja de doble embrague DSG7 y a la tracción 4Motion. Las versiones con tracción delantera pueden arrastrar un remolque con hasta 2.200 kilos, mientras que las que presumen de tracción 4x4 pueden 'tirar' de hasta 2.500 kilos.
 
Volkswagen Tiguan Allspace, foto programas de conducción
 
El sistema de tracción total 4Motion se gestiona por medio de un embrague multidisco que en condiciones normales envía el par al eje delantero. En caso de necesidad por pérdida de adherencia o motricidad la proporción varía en función de las necesidades y puede llegar casi hasta el cien por cien a las ruedas traseras. Al igual que el Tiguan también dispone de un asistente de conducción con cuatro programas a elegir: Snow, On Road, Off Road y Off Road Individual. Este último nos permite ajustar los parámetros para un comportamiento óptimo fuera del asfalto. Asimismo se comtempla un eficaz control de descensos y, como ya ocurre en el Tiguan, podemos optar por un frontal off-road que mejora el ángulo de ataque en 7 grados e incluye un exigente paquete protector de los bajos.
 
Además, también hereda el asistente de conducción que da opción al conductor de elegir entre los modos Eco, Comfort, Normal, Sport e Individual, cambiando la personalidad del vehículo al modificar el mapa de actuación de la dirección, del cambio DSG, del motor o de la suspensión electrónica, entre otros.
**PAG**
 
En nuestra toma de contacto con el Volkswagen Tiguan Allspace tuvimos ocasión de rodar con la versión 2.0 TDI 150 CV DSG7 4Motion, seguramente la que más demanda protagonice en nuestro mercado. Lo cierto es que aunque se trata de la versión de acceso en diésel, mueve con soltura un conjunto que como mínimo parte desde los 1.775 kilos (100 más que su hermano pequeño). El propulsor es bastante refinado en su funcionamiento y sólo al iniciar la marcha en frío nos desvela su naturaleza diésel. La respuesta desde apenas 1.500 rpm es contundente y se mantiene de manera progresiva hasta las 4.000. Más allá mucho ruido y pocas nueces. La velocidad máxima es de 198 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos y el consumo medio homologado es de 5,9 litros, apenas 0,2 litros más que el Tiguan, aunque en nuestro recorrido no bajamos de los 7,0 litros.
 
Volkswagen Tiguan Allspace, foto delantera
 
El nuevo Tiguan Allspace sólo se comercializa con los acabados superiores Advance y Sport (se descarta el Edition). El primero ofrece en su dotación de serie elementos como el asistente de frenada autónoma de emergencia Front Assist, control de velocidad de crucero adaptativo, portón eléctrico y llantas de aleación de 17 pulgadas. Además, se añade un paquete de lanzamiento valorado en 1.600 euros que contempla un asistente de aparcamiento, navegador con pantalla táctil de 8 pulgadas, cámara de visión trasera y App connect + Media control, todo valorado en 1.600 euros.
 
El acabado Sport añade faros full led, sistema de acceso sin llave, apertura del portón eléctrico con función manos libres y llantas de 18 pulgadas. El paquete de lanzamiento, además del comentado en el Advance, se incrementa con un techo solar eléctrico y una cámara de visión 360º, un completo arsenal valorado en 3.200 euros.
 
Volkswagen Tiguan Allspace, foto cuadro de mandos
 
La dotación en materia de seguridad, confort y conectividad no varía con respecto a la ya introducida en el Tiguan. Así dispone de elementos como una alerta de vehículos en el ángulo muerto del retrovisor, otra de cambio involuntario de carril, faros dinámicos, Traffic Jam Assist, aparcamiento asistido, detector de fatiga del conductor, control de velocidad de crucero adaptativo, Head up Display, cuadro de mandos digital...
 
El nuevo Tiguan Allspace, que se fabrica en México, ya se puede adquirir, aunque las primeras unidades llegarán a finales de año. Su precio se traduce en un incremento medio de unos 3.500 euros con respecto al Tiguan 'corto' a igualdad de equipamiento y motorización.
 
PRECIOS
 
GASOLINA
1.4 TSI 150 CV ADVANCE                        35.630 EUROS
1.4 TSI 150 CV DSG6 ADVANCE               37.740 EUROS
1.4 TSI 150 CV DSG6 SPORT                   40.340 EUROS
2.0 TSI 180 CV DSG7 SPORT 4 MOTION   46.250 EUROS
 
DIÉSEL
2.0 TDI 150 CV ADVANCE                             37.490 EUROS
2.0 TDI 150 CV DSG7 ADVANCE                    39.670 EUROS
2.0 TDI 150 CV 4MOTION ADVANCE              40.850 EUROS
2.0 TDI 150 CV DSG7 4MOTION ADVANCE     43.040 EUROS
2.0 TDI 150 CV 4MOTION SPORT                  43.450 EUROS
2.0 TDI 150 CV DSG7 4MOTION SPORT         45.650 EUROS
2.0 TDI 190 CV DSG7 4MOTION SPORT         46.580 EUROS
2.0 TDI 240 CV DSG7 4MOTION SPORT         51.680 EUROS
49845
Publicado el: 15/10/2017
Tasamos y compramos tu coche
Te compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!

Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros . Al continuar con la navegación acepta nuestra política de cookies. Aceptar