estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Dakar 2009: Jornada de descanso

Por JAS

Vila_Torra_Dakar09.JPG

Tras siete intensas etapas, hoy jornada de descanso para todos los participantes del Dakar 2009 Argentina-Chile, que se han acomodado -por un día- en la costa del Pacífico.

Entre losnque descansan, están los tres integrantes del equipo PROmotor-Les Comes, Pep Vila, Moisès Torrallardona y Quim Busoms (Mercedes Benz 1844), que en estos momentos es el segundo equipo español mejor clasificado en la general reservada a camiones. En un día sin competición, el terceto español y su equipo de asistencia ha aprovechado para dedicarse a fondo al mantenimiento y revisión de su montura, además de hacer balance de las etapas superadas y, con la experiencia acumulada, intentar prever lo que puede ocurrir en las siete próximas, que completarán esta edición 2009 de un Dakar realmente diferente. Estas son las impresiones de Pep Vila.

Pep, ¿es este un Dakar realmente diferente?
Si, muy diferente, principalmente por su variedad de terreno y por la dificultad añadida de que es casi imposible adelantar coches en plena competición, ya que no hay pistas paralelas. Ello supone también que el piso esté generalmente muy roto o erosionado por el masivo paso de participantes, con el agravante de la nube de polvo que acompaña toda la ruta. Hay que aprovechar cualquier pequeña oportunidad para superar al rival, en especial las zonas de arena y, por encima de todo, evitar atascarse, especialmente en estos lagos salados tan típicos que este año no se han secado del todo por las fuertes lluvias caídas últimamente y que son una auténtica trampa para las monturas pesadas.

A bordo de un camión, ¿este Dakar se percibe mucho más difícil?
No necesariamente, aunque bien es cierto que en algunas zonas los camiones tenemos desventaja, en especial en las más lentas y rotas y en las que tienen una configuración casi trialera. 
Por lo visto hasta ahora, cada etapa del Dakar supone una gran criba, especialmente para los camiones... Y por suerte nosotros estamos bien vivos.

¿Qué balance haces de las siete etapas realizadas hasta la fecha?
No muy bueno, aunque estoy contento porqué estamos en carrera y, después de lo vivido en la pista, esto ya es un gran mérito. Hemos tenido dos días muy buenos, en los que hemos demostrado que podemos luchar por un buen lugar en la general, aunque sin pretender competir con los oficiales; pero también hemos tenido dos días muy, muy malos, que nos han hecho perder mucho tiempo y que es el motivo por el que actualmente no seamos los primeros españoles de la general.

¿Qué hacéis en una jornada de descanso?
De descansar poco y en cambio dedicar mucho tiempo al mantenimiento del camión. Estamos sólo en el ecuador de la carrera y todo apunta a que vendrá mucha dificultad. Por eso hemos cambiado todos los filtros, analizamos a fondo los neumáticos para detectar si hay cortes escondidos, tenemos un depósito que pierde Combustible lentamente y que hay que reparar... hay que hacer un análisis exhaustivo para salir de nuevo con garantías de fiabilidad.

Por delante, siete etapas más... ¿Dificultad extrema, de nuevo?
Por supuesto. Este Dakar americano se está caracterizando por su dificultad suprema. Las tres próximas etapas, dos en Chile y la vuelta a Argentina, con el desierto de Atacama de por medio, considerado por cierto el más árido del planeta, serán decisivas. El resto de días, creo que serán más de trámite. De todas formas, es importante contar con el factor suerte a favor, y esperar que a los camiones no nos neutralicen más etapas, como sucedió ayer como consecuencia de la lluvia torrencial, ya que esto nos va en contra.

Alguna anécdota...
Muchas y ninguna, ya que para algunos todo puede parecer habitual pero a nosotros nos sorprenden muchas cosas. Como por ejemplo el multitudinario seguimiento que está teniendo esta carrera en todo el país, con gran cantidad de espectadores en las especiales, todos ellos muy concienciados por la seguridad y muy bien situados, y que además desean animar a cualquier participante del Dakar. Una cosa sorprendente es que las gasolineras tienen control policial para garantizar que en ellas sólo tengamos acceso los pilotos, porque sino estarían colapsadas de aficionados. Es algo increíble.

¿Y un deseo?
Mi deseo sería acabar entre los diez primeros de la general de camiones, una vez vista la selectividad de esta carrera... Aunque dada nuestra situación nos conformamos sólo con acabar, porqué realmente esto es muy difícil.

La octava etapa del Dakar 2009 arrancará mañana desde Valparaíso rumbo a La Serena. A los pilotos les esperan 652 kilómetros en caminos de media montaña en territorio chileno, de los que 294 serán de velocidad.

Autor:
Visitas: 878
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Ver coches de segunda mano
Nuevo buscador de coches