imagen neumaticos

Buscador de talleres de neumaticos por provincia


Sábado - 21.Septiembre.2019
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Historia del Neumático III (Hasta 1900)

Robert W.Thomson inventa en 1845 la primera rueda que combina la elasticidad del caucho que sirve de cubierta externa y la del aire contenido en varias cámaras de aire de caucho más pequeñas. Más tarde, en 1888, John Boyd, veterinario de profesión, combina tela, goma, cuero y aire en una rueda que permite su aplicación inmediata a las bicicletas, obteniendo un éxito inmediato. Curiosamente, se le concede a Dunlop la patente del neumático en 1888, aunque en 1890 John Boyd Dunlop y Robert William Thomson mantienen una batalla legar para dirimir quién es el verdadero propietario de la idea. Al final la patente le fue revalidada a Dunlop por lo que, al menos legalmente, John Boyd Dunlop es el inventor de la rueda con cámara de aire, es decir, del neumático.
Pero uno de los inventos que más revolucionó el mundo del neumático fue el de los hermanos André y Édouard Michelin, que en 1891 crearon el neumático desmontable. Con este invento era posible desmontar y volver a montar en menos de un cuarto de hora cuando se trata de una bicicleta.
Cuatro años después, en 1895, los hermanos Michelin deciden realizar un neumático para el automóvil diseñándo y fabriado por ellos mismos para competir en la carrera París-Burdeos-París. El vehículo se llama “El Rayo”, pero no porque sea tremendamente rápido, sino porque tiene un defecto en la dirección que lo hace ir en zig-zag.
Uno de los puntos curiosos en la historia, no ya de los neumáticos, sino de la automoción, está en el hecho de que el primer automóvil que superó los 100 kilómetros por hora lo hizo en 1898, estaba ya equpado con neumáticos Michelín, con un diámetro limitado para bajar el centro de gravedad del vehículo. El automóvil en cuestión se llamaba “Jamais contente”, y estaba impulsado por... electricidad. Efectivamente, el primer vehículo en superar los 100 km/h fue un coche eléctrico.
En 1895, las dimensiones tan limitadas de los neumáticos de la época obligaban a unas presiones de inflado muy superiores a las actuales para soportar la carga total del vehículo, para ser más exactos, dichas presiones eran entre el doble y el triple de la presión utilizada en la actualidad.
 

Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Comentarios

Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
0 comentarios
ir arribaseparador

Selecciona tu provincia

Talleres de neumáticos por provincias:
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!