estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Pasión por la F1 en un geriátrico...

Por Jorge Botella

Error.jpg

Hospital Psicogeriátrico de una localidad cualquiera. En el comedor se respira un cierto clima de expectación. Doce ingresados, con distintos grados de demencia senil, terminan con rapidez e ilusión su almuerzo. Varios técnicos sanitarios especializados en enfermedades geriátricas, acomodan sillas para que estos doce enfermos puedan ver el Gran Premio de Abu Dhabi por televisión. “Hoy ganará alfonso (por Alonso)” le comentaMargarita a su amiga Natividad. Natividad le dice que no, que “hoy alfredo (por Alonso) no lo tiene fácil porque bebér(por Webber) está enfadado con él... y además, velet(por Vettel) sale el primero y corre mucho”.

Como familiar de visita, atiendo y observo entre atónito y sorprendido la fiesta que está a punto de empezar; y lo hago rodeado por una serie de personas con una terrible enfermedad degenerativa que, entre otras muchas cosas, a quién la padece le permite -solo a veces- acordarse sin problemas de lo que pasó hace más de cincuenta años, pero que es incapaz -porqué le es imposible recordarlo- que naricesha comido hace apenas cinco minutos.

Quizá no te interese este relato, pero el pasado domingo me di cuenta que la fórmula uno, que Alonso, que todo lo que rodea este sofisticado deporte, que hace apenas unos años nos venía a todos “grande”, ha ido mucho más allá de lo que muchos, por no decir otra vez todos, nos imaginábamos.

Desde la misma salida, Margarita, Natividad, Lola, Mercedes, Andrés y Tomás, los más activos o, cuando menos, con la cabeza más clara, no pararon de mover los pies para, digamos… frenar como hacían los bebér, alfredo, velet y el morenito(por Hamilton). De mover las manos, de asustarse con el accidente de Schumacher (el antipático, le llamaban) y de, al fin y al cabo, no entender nada cuando empezaron todos los pilotos a entrar en sus boxes (y que más da...). Pero lo verdaderamente genial de la F1, es que durante dos horas estos enfermos, para los que no hay cura posible, disfrutaron de todo un espectáculo, quizá pesado y cansinoa veces, pero para ellos todo un espectáculo, una cita dominical en la que la ilusión la puso,como siempre, Fernando Alonso.

Visitas: 748
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Ver coches de segunda mano
Nuevo buscador de coches