estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Repsol Classic Team:

Alpine_.JPG

Miguel Arias, con su Renault Alpine 1.600 del Repsol team ha conseguido subir al podium de su categoría en la ascensión al Mont Ventoux, la prueba mítica de montaña en Francia y que se ha disputado esta vez para automóviles clásicos. Bajo unas condiciones especialmente difíciles para la conducción, Arias consiguió imponerse a coches de mucha más cilindrada en los más de 15 kilómetros que tenía la subida, que se repitió tres veces.

El Mont Ventoux es una de las ascensiones más duras de Europa, que se disputa como carrera automovilística desde comienzas del pasado siglo. Una prueba de gran tradición que reunió a los mejores especialistas de montaña y rallyes de clásicos, con una inscripción de cerca de un centenar de vehículos. Por parte española, sólo los dos coches del Repsol Classic Team fueron admitidos en la salida: Miguel Arias con Alpine 1.600 y De Miguel con Elva MK7 BMW.

Los continuos cambios de meteorología que han caracterizado el pasado fin de semana en el sur de Europa afectaron al desarrollo de esta competición, inicialmente programada a cuatro subidas de más de quince kilómetros cada una, desde St. Esteve hasta el Coll de las Tempestades. Dos estaban programadas para el sábado y otras dos para el domingo. Pero la segunda del sábado tuvo que suspenderse ante la fuerte tormenta de granizo que hizo intransitable la carretera al convertirse en hielo, por las bajas temperaturas, en los kilómetros cercanos a la cumbre.

Con un trazado muy rápido y piso difícil, con zonas húmedas seguidas de charcos y asfalto seco en las partes más soleadas, la conducción se presentó especialmente complicada. De Miguel, con la barqueta Elva, dio un trompo en la primera manga, al fallarle el arranque, perdió casi tres minutos y todas las posibilidades de hacer un buen papel.

Miguel Arias, en cambio, realizó una carrera sin fallos, de menos a más, mejorando su tiempo en cada ascensión hasta colocarse finalmente en tercer lugar de su categoría, en la que militaban coches mucho más potentes que el Alpine, como un grupo de Porsche 911 y 914 que en algunos casos superaban los trescientos caballos.

Esta era la primera vez que Arias participaba con su Alpine en la categoría de competición, tras haber finalizado su periodo de puesta a punto de su montura en diferentes rallyes de regularidad.

Visitas: 732
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Gestoria Online de Tráfico