estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Por favor: dejemos en paz a Jaime Alguersuari

Por Jorge Botella

Alguersuari.jpg Jaume_Alguersuari.JPG

Jaime Alguersuari formará parte a partir de este próximo fin de semana, como piloto oficia,l de un equipo de F1: la "Scuderia Toro Rosso". Un hecho importante que requerirá, por parte de la opinión pública en la que incluyo a periodistas, sus medios de comunicación, a los “enterados” –que cada vez son más- y aficionados en general que sean comedidos en sus comentarios, valoraciones y opiniones con respecto al que será el piloto más joven que jamás se haya sentado en un F1. Y digo esto porqué me conozco el “percal” después de muchos años, quizá demasiados, metido en esto de las carreras.

Dejo claro que no debemos esperar nada de Alguersuari. En el G.P. de Hungría por primera vez en su vida se sentará en serio, en un monoplaza deF1. Por primera vez en su vida se meterá en la pista rodeado de “expertos”; de pilotos con mucha más experiencia que él (con más kilómetros que él) y lo pasará mal. Pero lo importante es que estará como piloto en un equipo de F1. Por tanto, repito, dejémosle en paz. Haga lo que haga en su primerG.P. y en los siguientes,Jaime seguirá siendo piloto fijo de la F1. A final de año, después de varios G.P. en su haber, ya llegará el momento de evaluar su rendimiento, de opinar si es o no merecedor de una plaza en la F1. Pero mientras tanto, dejémonos de monsergas y hagámosle fácil una tarea, la de pilotar un F1, que no lo es en absoluto.

Y digo eso porque este viernes se metera -con respeto- en un monoplaza que no conoce. Un bólido que deberá poner a su medida: desde el mismo asiento (que no lo hay), hasta los más mínimos reglajes que son muchos. Un bólido que a la media hora de conducirlo provoca que la espalda se hinche y los “empastes” salten. Un coche que sin ser nada del otro mundo con respecto a sus rivales, puede alcanzar una velocidad vertiginosa en recta y de escalofrío en curva, pero que seguirá siendo de los más lentos de la “parrilla”. 

Una vez dentro de la pista, tanto en entrenamientos como en carrera, deberá estar pendiente no solo de pilotar lo más rápido posible, si no también de sus retrovisores que apenas dejarán verle nada (solo sombras). Pero estará, aunque no lo quiera, muy atento a los espejos porque todos o casi todos, le pasaran por todas partes. Jaime Alguersuari no hará otra cosa que lo mismo que hicieron en su momento Adrián Campos, Luis Perez Sala, Pedro Martínez de la Rosa, Marc Gene o Fernando Alonso en sus respectivos debut en la F1.

La única diferencia entre lo que hará este próximo fin de semana Alguersuari con la época de los Campos, Perez Sala, Gene, de la Rosa y Alonso, es que entonces no había tanta gente pendiente de la tele, ni tantos “enterados”, ni tantos periodistas “especializados” y por el contrario hoy sí que los hay y muchos, quizá incluso demasiados. Repito: dejemos a Alguersuari en paz. Si no lo ponemos nervioso puedo asegurar que este joven piloto nos dará más de una agradable sorpresa. Si empezamos con tonterías al pobre Alguersuari le hundiremos en la miseria.

Curiosa ha sido siempre nuestra particular relación con los deportistas que llegan a lo más alto de cualquier especialidad. Mientras que celebramos su llegada, a los pocos días ya estamos cuestionando si se lo merecía. Somos malos. Somos ibéricos. Somos lo que somos. Amargamos a Camposen su temporada con Minardi allá por la década de los ochenta. Lo mismo hicimos con Perez Sala cuando lo sustituyó en ese mismo equipo (el má pobre y lento de laF1). Con Gene no lo pudimos hacer, porqué lo ficho nada más y nada menos que Ferraricomo piloto de pruebas y eso cerró la boca de muchos que ya estaban –en la intimidad- cuestionando sus méritos. Con de la Rosa, como que venía de correr de Japón, pocos se atrevieron y hoy está en McLaren. Con Alonso otro tanto. Pero después deMinardi lo ficho Renault y ganó dos campeonatos del Mundo a la vez que se cargó, por fín, la imagen de de "invencible" del mito Schumacher.


Pasado mañana le toca a Jaime Alguersuari. Su empleo como piloto fijo en la Scuderia Toro Rosso debe enorgullecernos a todos. Y si alguien está ofendido que se calle, que viva y deje vivir. Que la F1, gracias  a Dios, no es el fútbol. Que sepa que meterse en un F1 requiere algo más que solo un par de cojo…

>
Fuente: Por favor: dejemos en paz a Jaime Alguersuari

Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Ver coches de segunda mano
Nuevo buscador de coches