estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

F1 - 2010 - GP Italia, Monza

Por JBP

Ferrari_Pit.jpg

El GP de Italia, disputado ayer en Monza, que terminó con la deseada y esperada victoria de Alonso y Ferrari, no sólo se fraguó en la pista luchando contra un Button pletórico, sino en la parada en boxes de ambos pilotos para sustituir neumáticos. Fue allí donde Alonso tuvo a sus mejores aliados: sus mecánicos.

Button, que le robó la primera plaza al final de la recta de salida, supo mantener a Alonso detrás suyo durante buena parte de la carrera, casi hasta la mitad, momento en el que Button entró en su box para camabiar los neumáticos. Con Button en su box, Alonso aumentó aún más su ritmo en la pista y pellizcó esas décimas de segundo que cuando entró él, una vuelta más tarde que Button, en su box para sustituir neumáticos, le permitió reintegrarse en la pista por delante de Button, posición que ya no abandonaría.

Y fue en los boxes donde Alonso se benefició, no solo de esas décima, sino también de uno de los cambios de neumáticos más veloces de la historia: sus mecánicos fueron decisivos para la victoria de Alonso. Su celeridad y precisión, permitió al Ferrari salir a pista unos pocos metros por delante de Button.

Las paradas en boxes pueden hacer ganar o perder una carrera. Cualquier error, que los hay; cualquier retraso o titubeo de los mecánicos, pueden hipotecar el resultado final. Los mecánicos de McLaren fueron muy rápidos en su asistencia a Button, pero los de Ferrai lo fueron un poco más. Esa fue la clave.

Ayer en Monza fue, para Alonso, un día perfecto. En la pista estuvo intocable, inalcanzable, rápido. En los boxes, sus asistentes, fueron precisos y eficaces. Ayer en Monza, ganó Alonso, ganó Ferrari y, particularmente, ganó el equipo de asistencia de este equipo en boxes.

Autor:
Etiquetas: 2010, Button, McLaren, boxes
Visitas: 827
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Ver coches de segunda mano
Nuevo buscador de coches