estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Profesor Motor

Por Profesor Motor

Posición de conducción

posicion.jpg

El control del vehículo, la comodidad o un mejor acceso a los distintos elementos del automóvil, son algunas de las importantes ventajas de buscar una buena posición de conducción.

Hablar del mejor modo de realizar cualquier actividad siempre implica el riesgo de intentar sentar cátedra. Sería un error decir que existe un único modo correcto de hacer las cosas. Desde luego, sería un error en el mundo del automóvil. Como anécdota está la propia posición de conducción, algo básico pero que no todos los conductores interpretan del mismo modo. Si existe una posición de conducción "errónea" es la de ir con una mano sobre el volante y la otra sacando el codo por la ventana. Errónea, pero utilizada por un afamado piloto de rallies capaz de conseguir victorias en las competiciones donde participaba. 

A pesar de que me conoceréis desde ahora como El Profesor Motor, no pretendo que apliquéis todos mis conocimientos al pie de la letra, sino simplemente daros unas directrices sobre modos de actuar o conocimientos básicos del automóvil. Espero que con ellas podáis disfrutar más de vuestros vehículos al tiempo que mejoran vuestra seguridad y percepción de diversos conceptos y elementos relacionados con un compañero de fatigas al que no siempre prestamos toda la atención que se merece. Comenzamos hoy con la posición de conducción.

(Vídeo sobre la posición de conducción)

Desde la fase de diseño, cuando el automóvil no es más que un proyecto en la mente de los diseñadores, el estudio de la ergonomía y la posición de conducción forman una parte principal del pliego de condiciones. No obstante, todo este trabajo resulta inútil si nosotros, cuando nos ponemos al volante, no buscamos la posición de conducción más adecuada.

En primer lugar, lo más importante, el cinturón de seguridad. Nunca debemos usar elementos que limiten su actuación, pues la función de seguridad del cinturón queda anulada con estos sistemas que, hipotéticamente, sirven para mejorar el confort. Las habitualmente conocidas como pinzas para el cinturón obligan a éste a dejar un recorrido muerto antes de realizar su trabajo. Haciéndolo alargan la extensión del cinturón ante un golpe, con lo que podemos llegar a golpearnos contra salpicadero, airbag o asiento delantero, quedando prácticamente anulada la función del cinturón.

pinza_cinturon.jpg

Es importante que la distancia del asiento nos permita realizar el recorrido completo de los pedales. En automóviles con cambio manual se ha de poder pisar completamente el embrague sin necesidad de forzar nuestra postura en el asiento. Cuando quedamos demasiado lejos de los pedales pueden ocurrir dos cosas; o bien estamos reposicionándonos continuamente para manejar correctamente los pedales, o utilizamos estos últimos de manera incorrecta. El embrague, si no se pisa a fondo, funciona incorrectamente y tiene un desgaste claramente superior.

pedales_1.jpg

El respaldo ha de situarse en una posición cercana a la vertical para evitar un excesivo cansancio de los riñones. Posteriormente es el turno del volante. Será un ventaja que dispongamos de regulación en altura y distancia. Siendo así regularemos esta última de tal manera que las muñecas queden a la altura del volante y sin necesidad de despegar la espalda del volante. Con ello permitiremos un movimiento casi completo del volante sin tener que reposicionarnos en el asiento.

Y finalmente la posición de las manos en el volante, que debe hacerse a las diez y diez, o mejor aún, a las nueve y cuarto. Tan sencillo y conocido gesto es poco habitual y, sin embargo, de gran utilidad. Al posicionar así las manos estamos adelantándonos a situaciones adversas, pues cualquier giro brusco que debamos realizar es más sencillo y natural desde esta posición. Considerando estos puntos básicos, el control del vehículo en carretera y el confort de conducción se verán gratamente recompensados.

Etiquetas: ergonomía, seguridad
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!

Quizás también te interese