Inicio > Citroen > C4 Cactus > Nuevos modelos > El Citroen C4 Cactus en profundidad
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

El Citroen C4 Cactus en profundidad

   

2 de 5: Habitáculo del C4 Cactus

Ningún lugar como en casa

La sensación de espacio que aporta el interior del C4 Cactos no es en absoluto fruto de la casualidad. Con un salpicadero de líneas rectas y pocos botones y un techo de cristal panorámico, los usuarios se sienten en un habitáculo de mayor tamaño del que sugieren las propias dimensiones del vehículo, y eso a pesar de contar con unos butacones delanteros que parecen el sofá preferido de nuestro salón.
 
Salpicadero Citroen C4 Cactus

En esta versión, dotada de cambio ETG, se ven los botones que lo manejan

(abajo derecha)


En el centro del salpicadero se sitúa una pantalla táctil de siete pulgadas del mismo estilo a la que encontramos en el C4 Picasso, de tal modo que con siete botones táctiles en la propia pantalla se accede a las diferentes posibilidades del sistema infotainment. Aunque nosotros no somos adeptos a la inclusión de gran número de sistemas en un único elemento es muy posible que los más acostumbrados a las nuevas tecnologías lo consideren un avance, y lo que no puede negarse es que con esto se eliminan de un plumazo un gran número de botones para proporcionar el control de todo mediante una única interfaz e incluso el acceso al Citroen Multicity connect.
 
Sistema infotainment Citroen C4 Cactus

Casi todo se maneja desde la pantalla táctil

El hecho de contar con asientos que, según indican desde la propia marca, están inspirados en el diseño de los sofás, hace que el confort sea obviamente el objetivo principal, mientras que la sujeción se ha quedado un poco al margen. Esta circunstancia hace que a pesar de una estabilidad aceptable los usuarios tengan la sensación de mayor balanceo, pues los asientos no sujetan lateralmente el cuerpo y éste se moverá en exceso a poco que afrontemos carreteras viradas. 

Otro pequeño inconveniente (o grande, dependiendo de nuestras espectativas) se encuentra en la existencia de un asiento posterior abatible en una única pieza. Destinado nuevamente a reducir peso y aumentar la rigidez, este asiento limita claramente la modularidad de unos asientos traseros que, por supuesto, tampoco cuentan con regulación longitudinal o en inclinación.
 
 

ir a primera páginair a página anterior1 2 3 4 5ir a siguiente páginair a última página
58454
Publicado el: 26/08/2014
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

¿No es el coche que estabas buscando? Encuentra el modelo que buscas aquí

Encuentra el modelo que buscas

Encuentra todas las novedades que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Gestoría Online de Tráfico
Hasta: 25000 €
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!