Inicio > Citroen > C4 > Pruebas y analisis > Kia C'eed 1.5 CRDi vs Citroën C4 1.6 HDI
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Kia C'eed 1.5 CRDi vs Citroën C4 1.6 HDI

El secreto del éxito

Durante el lanzamiento del compacto de Kia pensaron en la marca que tenían todos los papeles para hacerse con un buen hueco del segmento. El C’eed es, desde luego, un buen automóvil y, sin embargo, sus ventas no lo refrendan del modo que la marca esperaba. Al enfrentarlo a uno de los líderes pretendemos encontrar alguno de los motivos de esta situación.

kia_vs_citroen__13_.jpgkia_vs_citroen__10_.jpg


En esta ocasión, intentando desmenuzar de la manera más objetiva y directa posible las diferencias entre uno y otro vehículo, vamos a hacer una comparativa deteniéndonos en cada una de las tablas que utilizamos habitualmente. No se trata de un ejercicio banal, con él queremos buscar las diferencias reales entre un automóvil que parece despacharse en los concesionarios y otro al que le está costando encontrar el camino deseado. Con una panorámica de todos y cada uno de los detalles de ambos modelos quizás podamos comprender al final la situación comercial de cada uno de ellos.
Comenzaremos por las características técnicas, un apartado en el que nos fijamos mucho los profesionales del sector y mucho menos los compradores. Respecto al motor, la cilindrada del modelo coreano se sitúa al mismo nivel que su rival y, sin embargo, aporta mayor par motor y potencia. Estos datos tienen reflejo en conducción normal, pues si al Citroën C4 se le puede catalogar de bueno en dicho apartado, el C’eed está un escalón por encima. Cualquiera que se siente por primera vez en el Kia sin saber su cilindrada pensará que está a los mandos de un automóvil más potente. Mejor aún, el consumo se sitúa en valores similares aunque el peso (importante en este sentido) es bastante superior en el modelo coreano.

Cuestión de desarrollos
Uno de los motivos de la comentada situación puede encontrarse en los desarrollos del cambio. Como puede contemplarse en los gráficos realizados al efecto, la caja de cambios del Kia cuenta con desarrollos más cortos en todas y cada una de las relaciones a pesar del comentado mayor par de la mecánica. De esta manera, aunque ambos tienen una zona de utilización óptima que comienza a velocidades similares, la fuerza aportada por el motor del Kia a igual marcha y velocidad será mayor, situación que se transmite al puesto de conducción. De momento, uno a cero para el modelo coreano.

Salpicadero Kia CeedSalpicadero Citroen C4


Contando en ambos casos con tracción delantera, la mayor batalla –distancia entre ejes- del Kia no le aporta mayor aplomo en vías rápidas pero tampoco le resta agilidad en zonas más lentas. Y es que existe una diferencia importante que no se refleja en las tablas; el eje trasero del Kia es multibrazo frente a una suspensión de eje torsional en el caso del Citroën. Así, la técnica favorece al Kia aunque, en resultado práctico, podemos decir que consiguen tablas, lo que deja el tanteo en un dos a uno a favor del Kia.
Continuamos con la tabla de confort, en donde analizamos los aspectos del automóvil que más pueden facilitar la vida a bordo. Considerando que el precio es prácticamente calcado, el equipamiento del Kia le otorga cierta ventaja. Y no sólo eso sino que, aunque no hemos conseguido las medidas interiores del coche coreano, damos fe del mayor espacio interior que existe en el mismo. Sobre todo en lo que se refiere a los pasajeros traseros, que en el Kia disponen de mucho mayor espacio que en su rival francés tanto si nos referimos a espacio para las rodillas como a altura o anchura.
No obstante, el Citroën se quita la espina en la climatización, pues las dos zonas independientes aportan mucho confort cuando, como es lo habitual, piloto y copiloto desean diferente temperatura debido, habitualmente, a la diferente incidencia del sol que ambos soportan. Dado que el espacio del Citroën será suficiente para la mayoría de usuarios, creemos que la ventaja del Kia en dicho apartado se ve compensada por el aspecto de la climatización dado que ésta es muy importante en un país como el nuestro, por lo que de nuevo dictaminamos un empate: tres a dos.

Seguros con diferencias
Llegados a este punto alcanzamos una de las tablas que más importancia tiene para Nextcar y, esperamos, también para vosotros: la seguridad. Las primeras diferencias las encontramos en elementos como el encendido automático de luces y de los limpiaparabrisas. Un tanto para el Kia, que ofrece ambos de serie mientras que en el C4 hay que pagarlos aparte. También dispone el C’eed de reposacabezas activos aunque, como recordarán quienes leyeron la prueba individual del modelo hace un par de números, dichos elementos no están bien conseguidos, pues se mueven más de lo debido y ofrecen una sensación de calidad muy inferior a la obtenida en el resto del vehículo. Además, el Citroën ha pasado con buena nota la prueba de Euroncap mientras que en el Kia, de momento, se desconoce su puntuación. En definitiva, otro empate a puntos en este sentido: cuatro a tres.

kia_vs_citroen__12_.jpgkia_vs_citroen__11_.jpg


Y llegando al cuadro de adquisición y mantenimiento tampoco existen demasiadas diferencias por cuanto a precio o consumos, aunque la garantía del Citroën es muy inferior a la ofertada por Kia, con dos años frente a los cinco de este último que, además, se amplía a dos años más por lo que se refiere a motor y cadena cinemática (transmisiones) o, lo que es lo mismo, la más amplia del mercado de los compactos independientemente de su procedencia. El C’eed vuelve a destacarse y se sitúa, casi definitivamente, en un favorable cinco a tres.


Visto así ¿por qué no se vende más el Kia? Pues hay varios puntos muy importantes pero difícilmente cuantificables de una manera tan evidente como las anteriores. Entre ellos tenemos el diseño, mientras el Kia aporta un diseño moderno pero sin estridencias, en Citröen han echado el resto y aportan un conjunto muy estudiado en dicho aspecto tanto por fuera como, sobre todo, por dentro, donde encontramos un salpicadero y un puesto de conducción en general mucho más atractivo –al menos a nuestro juicio- que el de su rival. También está la consabida imagen de marca y, aunque la francesa tiene sus detractores, no es menos cierto que son muchos los que la tienen entre sus preferidas. Por el contrario, el C’eed debe sobreponerse al hecho de pertenecer a una marca coreana que, de momento, no tiene una imagen asentada en nuestro país.


Por último, aunque no menos importante, el enorme esfuerzo realizado por Kia respecto a su garantía lo aporta Citroën con una política de rebajas muy agresiva, y parece que en España preferimos las gangas a la fiabilidad. En definitiva, y según nuestra opinión, el Kia C’eed merece mayor éxito del que ha conseguido hasta ahora aunque, puestos a competir con los mejores, las ventajas de su buena realización son menos evidentes de lo que esperan los usuarios para optar por un automóvil de una marca carente de prestigio y, además, las marcas asentadas parecen conocer mejor los puntos débiles de los consumidores, haciendo más énfasis en los aspectos que, a la larga, más llaman la atención de los compradores.

36888
Publicado el: 01/08/2007
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Citroen C4
Citroen C4
PVP: 18.719 € - 27.160 €
KIA Ceed
KIA Ceed
PVP: 17.649 € - 29.500 €
¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!