Inicio >Lexus > CT > Pruebas y analisis > Lexus CT200H, análisis de plazas delanteras
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Lexus CT200H, análisis de plazas delanteras

En el Lexus CT200h el volante se regula en distancia y también en profundidad, uniéndose a un asiento de excelente sujeción y regulación en altura. No obstante, los usuarios de mayor tamaño quizás echen de menos algo más de distancia entre las piernas y el volante, pues éste último queda demasiado bajo aun cuando se haya situado el asiento también en su posición inferior. El taco del volante y sus dimensiones son sin embargo un punto muy favorable del coche. Realizado en cuero cosido, su tacto está en consonancia con el resto del coche, que aporta una gran sensación de cuidado en los acabados.

Interior del Lexus CT200h

Contando con las habituales tomas de mechero y toma usb, lo más llamativo del Lexus se encuentra entre los asientos delanteros y en la zona central frontal, donde se ubica una pantalla multifunción informativa en la que se aglutinan los muchos sistemas de infotainment de los que dispone el vehículo. A la derecha del conductor se sitúa el mando tipo ratón con el que el conductor puede consultar prácticamente toda la información que aparece en la pantalla central. Dotado de un botón giratorio y de botones de enter y display, el mando cae a la mano derecha del conductor para facilitar su manejo. En los tiempos que corren y con lo habituados que estamos al manejo del ordenador, el mando que ofrece el Lexus es lo más intuitivo y sencillo que recordamos en manejo de sistemas infotainment dentro de un vehículo.

 
Mucho menos agradecido, al menos de principio, es el mando del cambio de marchas. Y lo hemos llamado mando en vez de pomo porque su diminuto tamaño y curiosa forma lo aleja tremendamente de los cambios a los que estamos habituados en cualquier otro vehículo. Esta palanquita, que controla el cambio CVT del que está dotado el Lexus, puede ubicarse en posición D para avanzar, en posición R para ir marcha atrás, en N para punto muerto y en una curiosa posición B que sólo se debe utilizar para frenar al vehículo en determinadas circunstancias. Al aparcar el coche tendremos que situar la palanca en N y pulsar el botón P ubicado tras el cambio, siendo además recomendable utilizar el freno de pie (que no de mano) para dejar al coche totalmente inmovilizado. Desde nuestro punto de vista debería existir un modo más sencillo para una tarea que en tiempos antiguos quedaba zanjada con sólo tirar de la palanca del freno de mano.
 
 

 
Existe también un botón giratorio a la derecha del cambio con el que podemos decidir si queremos realizar una conducción normal, ecológica o sport (deportiva). La última posición no debe llevarnos a pensar que el CT200h puede ofrecer una conducción realmente deportiva, sino que se trata de la posición en la que la respuesta mecánica es más contundente. En el cuadro de instrumentos se puede observar que al pasar de posición eco o normal a posición sport cambia el color de la retroiluminación, siendo roja cuando estamos en sport y azul cuando circulamos en eco o normal. Por otra parte a la izquierda del velocímetro encontraremos un cuentavueltas si circulamos en sport mientras que tanto en eco como en normal se visualiza una pantalla informativa sobre la eficiencia de nuestra conducción.
 
El reposabrazos delantero no es regulable, aunque al menos da acceso a un hueco relativamente grande. También encontraremos distintos huecos en las puertas que, debido al gran tamaño del altavoz, tampoco son de gran tamaño. 
 
Un detalle poco agradecido del interior es la utilización de botones compartidos con otras realizaciones del grupo Toyota. Es el caso de los mandos de los espejos retrovisores situados a la izquierda del conductor. El hecho de que tengan prácticamente el mismo diseño desde hace varias generaciones de vehículos tampoco ayuda a favorecer la imagen que generan. 
 
Otros elementos del interior como los asientos de piel vuelta (opcionales) o el material de la cúpula situada sobre el salpicadero y frente al conductor, ofrecen una excelente imagen general y aportan elevada sensación de calidad al conjunto. Aun así hemos de decir que en la unidad de pruebas se desajustaba un elemento de la puerta del acompañante, pero sinceramente creemos que se trataba de un defecto puntual de dicha unidad -o del uso que dicha unidad ha tenido-.
 
 
Otros contenidos relacionados:
 
 
 
 
 
Tasamos y compramos tu coche
Te compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Salón del automóvil de Frankfurt 2017

Quizás también te interese

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!

Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros . Al continuar con la navegación acepta nuestra política de cookies. Aceptar