Inicio > Mazda > Noticias > Visita al Centro Europeo de Diseño de Mazda: en busca del alma del movimiento
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Visita al Centro Europeo de Diseño de Mazda: en busca del alma del movimiento

Por Jaime Arsuaga
 
Estarás harto de leer, en esta y otras publicaciones, la expresión “lenguaje de diseño”. Este término parece uno de esos palabros que se inventan los responsables de marketing para adornar la comunicación de sus nuevos modelos.
 
Seguro que tú, lector, tienes la sensación de que  hay marcas que saben a dónde van en términos de diseño  y otras que van dando tumbos de una dirección a otra sin saber muy bien qué quieren proyectar.
 

Una de las marcas que sigue su propio camino en términos de diseño es Mazda. Motorgiga ha tenido el privilegio de visitar el Centro de I+D que la marca nipona tiene en Oberursel, en los alrededores de Frankfurt. El propio Kevin Rice, director europeo de diseño, hizo de anfitrión en esta visita en la que hemos comprendido por qué Mazda crea tendencia y destaca en este ámbito.

Ya conoces el nuevo Mazda6, un vehículo cuyo diseño está basado en el lenguaje de diseño KODO-Alma del movimiento. Pero para llegar a las atractivas líneas de este modelo hay todo un proceso detrás en el que, en un principio, los coches son algo más que secundario. Lo importante es encontrar el concepto que quieren transmitir.
 

En Mazda tiene sentido hablar de lenguaje de diseño porque realmente lo hay; no se centran en desarrollar el diseño de un modelo del segmento x, sino que empiezan por crear un concepto y centrarse en qué sensaciones quieren transmitir en sus próximos lanzamientos. Ahora, por ejemplo, están totalmente centrados en un diseño cuyas bases son líneas sencillas, captar el movimiento y el diseño clásico japonés.

Para ello parten como fuente de inspiración de elementos cotidianos del diseño tradicional japonés, minimalista y elegante. Una vez que tienen claros esos conceptos, el equipo de diseño los traslada a objetos tan distintos como una bicicleta, un sofá, e incluso a vestidos para los desfiles de moda de Milán. Esto es lo que hace que verdaderamente podamos hablar de “lenguaje de diseño” y no de un conjunto de líneas que dan homogeneidad a una gama de coches. 
 

El Nuevo Mazda6  y el concept car Mazda Koeru que se pudo ver en el salón de Frankfurt de 2015 son dos ejemplos de lo que significa KODO trasladado a un vehículo. Basado en la belleza y elegancia de los prototipos SHINARI y TAKERI -que fueron los primeros en incluir el lenguaje de diseño KODO- el diseño del Mazda6 simboliza la potencia, agilidad y resistencia características de la marca. Para ello se inspiran en las formas vivas y atléticas que se encuentran en la naturaleza, tratando de capturar el movimiento y transmitir sensación de fuerza, velocidad y tensión en cada detalle.
 
El Mazda RX-Vision, presentado hace un año en el Salón de Tokio, muestra cuál será el siguiente paso en este lenguaje de diseño. El desafío era trasladar al diseño del vehículo el concepto del movimiento que genera un motor rotativo. La tecnología rotativa, nada convencional, es símbolo del espíritu rebelde de la marca, y por ello quizás vemos líneas más atrevidas, como esa “s” moldeada en el lateral.
A poco que te guste la marca y hayas seguido los lanzamientos de sus últimos concept car, te habrás dado cuenta que el rojo es el color escogido para expresar lo mejor posible el concepto que hay tras su diseño.
 
Obviamente, tampoco es fruto de lazar el tono exacto escogido; en la búsqueda del rojo perfecto han utilizado más de 6 tonos distintos para llegar al “rojo soul” del Mazda Koeru. Un color al que se llega con hasta cuatro capas de pintura y barnices para que se refleje la luz y la silueta del vehículo tal y como quieren sus diseñadores.
 

Llama poderosamente la atención el poco protagonismo de los ordenadores en las enormes salas del centro de diseño de Mazda. Obviamente los hay, pero a priori uno podría imaginarse que los diseños de los vehículos actuales se hacen “prácticamente solos” en los programas informáticos más avanzados. Y en la última etapa del proceso es así, pero Kevin Price defiende que el diseño que sale de la mente y el alma del creador debe ser trasladado con las propias manos, y así lo pudimos comprobar en unos estudios donde la arcilla, los rotuladores y las grandes mesas donde hacer composiciones manuales son los grandes protagonistas.
 

En algunas de esas mesas pudimos comprobar cómo los diseñadores de interiores de Mazda se ayudan de objetos cotidianos, como pueden ser botellas de refrescos, carcasas de móviles e incluso cápsulas de una conocida marca de cápsulas de café y cafeteras. Todo sirve para estar a la vanguardia de colores, texturas y materiales que den a los interiores de los futuros Mazda el aire premium que están buscando.
 

Desde luego, la belleza de diseño de un vehículo es algo totalmente subjetivo. No tiene sentido intentar convencer a nadie de que un vehículo es más bonito que otro. Sobre lo que no cabe debate es que en una industria en la que los coches se parecen cada vez más unos a otros, hay marcas que fijan su propia dirección y buscan una armonía entre todo lo que transmite el vehículo: tecnología, mecánica y, por supuesto, diseño. Mazda lo logra y por eso es una de las marcas más galardonadas en los últimos años en este apartado.

 

7447
Publicado el: 24/10/2016
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra el modelo que buscas pinchando aquí ←

Encuentra el modelo que buscas:

Encuentra todas las novedades que hemos publicado de la marca y modelo que prefieras.

Hasta: 25000 €
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!