estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Plan 2000E, por lo menos hasta junio de 2010

Por Carlos Drake

Planta de Renault en Palencia

Cuando media España está de vacaciones y todo el mundo piensa ya en la Nochevieja o en qué es lo que le van a traer los Reyes Magos, parece que los despachos de los directivos relacionados con el automóvil están trabajando a destajo antes de que finalice el año. Las noticias importantes se están sucediendo en los últimos días, cuando casi todo el país trabaja medio gas. Recientemente se ha acelerado el culebrón de Saab y Spyker, Volvo parece que ya está vendida y el ministro de Industria, Miguel Sebastián, convocó hace un par de días para hacer balance de los planes puestos en marcha por el Gobierno para ayudar al sector de la automoción (como el Plan Integral, el Plan VIVE o el Plan 2000E) y para anunciar las características de los incentivos directos a la compra para el ejercicio 2010.

La base de las ayudas contempladas en el Plan 2000E para el próximo año es la misma que las de 2009, aunque se han introducido unas pequeñas variaciones, que agilizan en gran medida los trámites. Sebastián, como ya se sabía desde hace tiempo, anunció que la dotación presupuestaria para este programa sería de 100 millones de euros para todo el ejercicio, lo que permitiría que se acogieran a estos incentivos unos 200.000 vehículos, es decir, el mismo presupuesto y los mismos coches que en el Plan inicial, lanzado en mayo de 2009. Las características principales son las mismas, ya que el precio máximo del coche a comprar es 30.000 euros, no puede tener unas emisiones de más de 149 gramos y el cliente tiene que achatarrar un coche de al menos diez años de antigüedad, doce si el automóvil comprado es usado.

El nuevo Plan 2000E para 2010 tiene tres principales novedades en comparación con su predecesor. La primera: se ha abierto a nuevos agentes de ventas que, por motivos administrativos o de otros tipos, se quedaron fuera de la anterior convocatoria. Además, los clientes podrán disfrutar de las ayudas desde el momento de la adquisición del vehículo y no una vez que se matriculara, como ocurría en la actualidad. La tercera de las variaciones es que las operaciones que, siendo válidas, no puedan entrar en el Plan 2000E de este año, se cargarán al presupuesto de este programa correspondiente al ejercicio próximo.

Parece que estas medidas agradan a todo el mundo y que servirán, según las principales asociaciones del sector, a mantener en 2010 el volumen de matriculaciones de automóviles en España en los mismos niveles que en 2009, al menos en los seis primeros meses del ejercicio, que es el periodo estimado de vida que todos dan a las ayudas concretadas para 2010. Los principales temores llegan al pensar que este fin de los incentivos a la compra de coches terminará, aproximadamente, un mes antes de que entre en vigor la subida de dos puntos porcentuales del IVA. Estos dos acontecimientos podrán ser los detonantes de una caída sin precedentes de las entregas durante la segunda mitad del año. Por ello, las asociaciones han solicitado que se considere la posibilidad de alargarlas hasta diciembre, ante lo que el ministro ha respondido que el sentido de estas ayudas es que tengan un límite, porque de lo contrario no actuarían como incentivo, y que no está previsto realizar una prórroga de las mismas.   

Hasta: 25000 €
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!