Inicio > Ford > Focus > Pruebas y analisis > Ford Focus Active 1.5 EcoBoost 150 CV AT8, prueba a fondo
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Ford Focus Active 1.5 EcoBoost 150 CV AT8, prueba a fondo

Por Gregorio Arroyo

Ford Focus Active 5p, foto delantera

El Ford Focus siempre ha sido un modelo generalista muy avanzado. También en esta última generación, y no sólo por su tecnología. El éxito de todo lo que suene y ser refiera a SUV salpica de lleno a este vehículo con este atractivo acabado Active, que le sitúa a medio camino entre la berlina y hermanos crossover con todas las de la ley, como el Kuga. No es una apuesta completamente nueva porque la variante familiar, denominada Sportbreak, sí que tiene rivales tipo Skoda Scout o Volkswagen Golf Alltrack; el acierto ha sido trasladarlo a la carrocería cinco puertas, ya que no tiene rivales directos en estos momentos, y ya se sabe que el que da primero parte siempre con ventaja por simple inercia.

 Ford Focus Active 5p, foto trasera
 
Con el Focus Active no cabe duda de que ampliamos el rango de acción, pero con sus limitaciones, sin crecernos demasiado. Sus principales armas saltan a simple vista, con una estética más aguerrida gracias a sus nuevos paragolpes y placas protectoras. Mide 4,40 metros de longitud, pero lo que más llama la atención es su incremento en altura respesto al resto de la gama, 30 milímetros delante y 34 detrás, además de contar con ajustes específicos en la suspensión, las barras estabilizadoras y la geometría de los bujes.
 
Con el fin de abandonar el asfalto con más solvencia, el asistente de conducción añade dos programas específicos para esta versión Active, uno ‘Resbaladizo’ para barro o nieve, y otro ‘Pista’, enfocado a tierra o arena.

Ford Focus Active 5p, foto salpicadero
 
Todos estos guiños suman puntos, lógicamente, pero el aviso de no crecernos viene motivado porque la tracción es siempre delantera y los neumáticos tienen un enfoque claramente asfáltico. De ahí sus limitaciones a escenarios que no vayan más allá de pistas de tierra...
 
Nuestra unidad del Focus Active presenta el propulsor de gasolina 1.5 EcoBoost de 150 CV y 240 Nm, asociado a la nueva transmisión automática de ocho velocidades con convertidor de par. Hay que destacar el gran trabajo de Ford a la hora desarrollar sus motores tricilíndricos. En este caso prácticamente podemos jugar a las adivinanzas con nuestros acompañantes: primero para ver quien descubre su naturaleza impar, por su rendimiento y las escasas vibraciones que transmite.
 
Ford Focus Active 5p, foto cambio automático
 
Y en segundo lugar porque uno de los cilindros se desconecta cuando la carga del motor lo permite para ahorrar combustible, y vuelve a conectarse cuando se solicita más 'chicha' sin que lo percibamos. Y ya que estamos contemplando el ahorro, decir que el consumo medio durante la prueba ha sido de 7,4 litros cada 100 kilómetros (homologa 7,1 en el nuevo ciclo WLTP). Cuenta, además, con un filtro de partículas.
 
Las ocho relaciones del cambio permite transiciones más suaves y un mayor aprovechamiento del rendimiento del motor. Se gestionan en un mando giratorio y ofrece un programa manual que nos permite cambiar secuencialmente en las levas del volante de una manera más deportiva. Es rápido en su funcionamiento y suave en marcha, pero en parado y en pendientes complica en ocasiones las maniobras de aparcamiento por su ‘inmediatez’ (recuerda a un DSG de doble embrague del Grupo Volkswagen en ese escenario).
 
Ford Focus Active 5p, foto cuadro de mandos
 
En marcha podemos apostar por los tres modos de conducción ‘asfálticos’,  Eco, Normal o Sport. Con este último, si apuramos al máximo, el régimen del motor sube hasta 6.200 rpm y las prestaciones son excelentes. De hecho alcanza los 204 km/h de velocidad máxima y acelera de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos, números llamativos si tenemos en cuenta que con lo mínimo se mueve en 1.404 kilos.
 
No tendremos problemas para adelantar con solvencia y el chasis aguanta sin problemas porque hablamos de una de las mejores apuestas del segmento en cuanto a dinámica se refiere.  El aplomo que ofrece el esquema multilink trasero y el magnífico tacto de la dirección ayudan a coger confianza porque es un vehículo que va muy asentado y equilibrado en marcha. Y sólo manos muy expertas rodando a fuerte ritmo descubrirán que su centro de gravedad es algo más alto que el Focus ‘normal’.
 
Ford Focus Active 5p, foto trasera
 
No hemos tenido ocasión de rodar sobre nieve, pero sí que afrontamos pistas de tierra. Al accionar el modo ‘Pista’ automáticamente se desconecta el control de tracción para liberarse de ataduras electrónicas. Va más ‘duro’ que un SUV al uso porque los recorridos de suspensión son menos generosos, pero se pueden afrontar largos tramos con confianza, siempre que no aparezcan complicaciones de peso, ya que los neumáticos 215/50 R18 que porta nuestra unidad no dan para muchas sorpresas.
 
Ford Focus Active 5p, foto asientos delanteros
 
No hay cambios en cuanto a habitabilidad, calidad o dotación tecnológica con respecto al resto de la familia Focus. La única diferencia es el anagrama Active en algunos elementos y el acabado brillante sobre algunas molduras. Gozaremos, por tanto, de la misma buena ergonomía que el resto, aunque sí que tendremos una mejor visibilidad debido a su mayor altura.
 
La sensación de calidad es buena, más a la vista que al tacto. Y eso que buena parte de los materiales del salpicadero y sus alrededores están acolchados. La presentación está cuidada y la información del cuadro de mandos es amplia y clara, pero no dispone de una versión totalmente digital que sí contempla ya algunos rivales. La pantalla táctil de TFT que se ubica en lo más alto del salpicadero tiene un tamaño de 8 pulgadas y contempla asistentes tan atractivos como el sistema multimedia SYNC 3, gestionado por órdenes de voz si se desea para no perder atención al volante. También monta un Head up Display que proyecta información sobre una lámina de plástico escamoteable, no sobre el parabrisas.
 
Ford Focus Active 5p, foto maletero
 
Detrás también presume de un espacio considerable, en la media-alta de su segmento. Lo menos atractivo es el acceso y salida de esas plazas debido ahora a su mayor caída de techo. El maletero se remata con una capacidad de 375 litros, correcto, pero sin batir récords en este sentido.
 
El precio de esta versión del Focus Active 5 puertas es de 27.130 euros, aunque aplicando todos los descuentos la factura se puede quedar en 21.234. Y es montante encontraremos una dotación de serie que incluye alerta de cambio involuntario de carril, asistente de arranque en rampa, aviso de colisión frontal con frenada de emergencia en ciudad con detección de peatones y ciclistas, control de velocidad de crucero con limitador de velocidad, ordenador de viaje, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, acceso y arranque sin llave, climatizador, freno de estacionamiento eléctrico, SYNC 3, sistema de navegación, AppLink con Apple CarPlay y Android Auto, control por voz; retrovisores plegables eléctricamente, sensores de luces y lluvia...
 
Ford Focus Active 5p, foto pantalla salpicadero
 
Ya en la carta de opciones ofrece elementos como los faros led adaptativos, un control de crucero adaptativo, mantenimiento de carril, reconocimiento de señales de tráfico, Head up Display, Active Park Assist 2 o un equipo de sonido Bang & Olufsen.
 
6298
Publicado el: 29/08/2019
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.

0 comentarios

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!