estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Ford echa el resto en España

Por Carlos Drake

Foto de familia

El otro día tuve la oportunidad de visitar Valencia en un viaje rápido de ida y vuelta en menos de nueve horas para acudir a una rueda de prensa de Ford sobre la producción en su planta de Almussafes y para, posteriormente, mantener un encuentro, junto con otros medios económicos, con el presidente de la filial europea de la compañía, John Fleming. Los periodistas que viajábamos desde Madrid no sabíamos muy bien a lo que íbamos a Valencia, pero nos olíamos que algo ‘gordo’ nos iban a anunciar, dado el elevado número de autoridades y pesos pesados que acudieron a la rueda de prensa.

Entre los asistentes al acto convocado por Ford se encontraban la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, el presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, además del presidente de Ford Europa, el ya citado Fleming, y el presidente de Ford España, José Manuel Machado. Ante este plantel de ‘celebrities’ era de esperar que la cosa no se iba a limitar a enseñarnos la nueva generación del C-Max (de cinco y de siete plazas) que se empezará a fabricar en verano en la planta valenciana de Almussafes.

Las expectativas se cumplieron y, durante su discurso, Fleming anunció que su compañía no se iba a conformar con producir las versiones de cinco y de siete plazas del C-Max en Almussafes, sino que también tenía intención de fabricar en este centro las versiones híbridas e hibridas enchufables del C-Max. Esta es una decisión importante para España, de ahí la alegría de Sebastián, y también para Ford, puesto que la planta valenciana será la encargada de producir los primeros híbridos de la Marca del óvalo que se destinarán al mercado europeo. Todo un honor.

No obstante, los anuncios de la mañana no quedaron ahí, sino que hubo más noticias positivas. La corporación con sede en Dearborn (Estados Unidos) también informó de que la factoría ché también se encargará de la fabricación de las unidades del C-Max que se destinarán al mercado norteamericano, como parte del plan ONE Ford de comercializar vehículos similares en los mercados en los que se encuentra presente. De esta forma, el C-Max se convierte en el primer coche producido en España que se exportará a Norteamérica. De nuevo un honor.

Para finalizar el cúmulo de buenas nuevas, durante el encuentro con un reducido grupo de periodistas, Fleming anunció que en el marco de este plan para la factoría de Almussafes, que engloba el período 2009-2013, se mantendrá el actual volumen de plantilla de la instalación, sobre la base de los volúmenes de producción previstos por la compañía, aunque no quiso aventurarse si será necesaria la contratación de nuevos efectivos para amoldarse al aumento de la actividad que supondrá la producción del C-Max híbrido y de la Versión ‘plug-in’ que llegarán a esta planta a partir de 2013.

Hasta: 25000 €
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!