estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

No me aclaro con lo de Saab

Por Carlos Drake

Saab

No me aclaro. Yo creía que en las empresas serias y en las grandes las multinacionales las cosas funcionaban de otra manera y que las decisiones no se tomaban a la ligera. Pero lo sucedido en los últimos tiempos con varias marcas del automóvil, especialmente, con General Motors me están borrando esa idea de la cabeza y me están haciendo creer que en el mundo empresarial de alto nivel también existe un alto componente de improvisación.

Esta reflexión se debe a que, una vez más, General Motors, se ha vuelto a desdecir y ha renunciado a sus planes, ya iniciados por cierto, de desmantelar la Marca sueca Saab, para finalmente optar por su venta a la empresa holandesa Spyker, para que se encargue de reflotarla y de devolverla al sitio que realmente se merece. La Marca tiene mucho futuro, en mi opinión.

Hablando con colegas del periodismo del motor, como siempre, hay división de opiniones, pero la sensación más habitual es la de asombro, porque General Motors, en menos de dos meses, haya vuelto a echarse atrás en una decisión importante y haya tomado otro camino. La opinión generalizada es de incredulidad y algunos piensan que todo ha sido una estrategia para ganar tiempo y poder así estudiar mejor las ofertas, pero sinceramente, me cuesta creer que esa sea la verdad.

Lo único que, de momento, tengo claro (está visto que ya nunca se puede dar nada por supuesto), es que Saab va a permanecer como una de las firmas que conforman el panorama automovilístico mundial, lo que me causa una gran alegría, y espero que vuelva a convertirse en una empresa fuerte, con un fuerte respaldo financiero que le permita desarrollar nuevos productos ganadores.

Hasta: 25000 €
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!