Inicio > Cupra > Formentor > Pruebas y analisis > Prueba Cupra Formentor 2.0 TSI 310 CV DSG 4Drive
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Prueba Cupra Formentor 2.0 TSI 310 CV DSG 4Drive

Por John Rivas

 ¿Cómo es el Cupra Formentor?

Cupra Formentor, foto delantera
 
El Formentor siempre será un vehículo especial en Cupra. Más allá de su diseño y sus extraordinarias cualidades dinámicas, este modelo es el primero diseñado y desarrollado desde una hoja en blanco por la marca española. Hasta su llegada, y pese a que Cupra lleva ya muchos meses ejerciendo de marca independiente, los vehículos comercializados partían desde la base de Seat, y luego se modificaban. Ya no. El Formentor es un producto químicamente puro Cupra. Se trata de un SUV compacto de corte deportivo, más en el caso de esta versión VZ con 310 CV y tracción total 4Drive.
 

Medidas del Cupra Formentor

Cupra Formentor, foto lateral
 
Dicho esto, el Formentor es un SUV con una fuerte carga deportiva, por su diseño a medio camino entre un todocamino y un turismo, y con una zaga que remata con líneas de coupé. Se fabrica en la planta española de Martorell y parte desde la plataforma MQB-EVO, la más avanzada del Grupo Volkswagen. Por lo tanto comparte la base con modelos como los Seat León y Ateca, pero estira su longitud hasta los 4,45 metros, su anchura es de 1,84 metros y la altura se establece en 1,51 metros. La distancia entre ejes es de 2,68 metros, la misma que el nuevo León y la altura al suelo es de 15,9 centímetros, es decir, suficiente para pistas fáciles, aunque su electrónica, la tracción total y el perfil de conducción Offroad dan para más de lo que parece. En cualquier caso su enfoque principal pasa por el asfalto claramente.
 
Cupra Formentor, foto trasera
 
No entramos en cuestiones estéticas, para gustos los colores, pero el coche llama la atención, por sus musculosas formas y porque todavía es una ‘rara avis’ por nuestras calles. De hecho hay gente que lo confunde. Y no nos extraña porque le gusta pasar desapercibido. El logo Cupra lo vemos en grande y rematado con el característico color cobre del fabricante, pero su nombre no aparece en la zaga, salvo si nos acercamos con especial interés a los pilotos traseros. Es curioso porque esperábamos un vehículo más grande, pero cuando te acercas sus formas son contenidas. Su largo capó contrasta con la marcada caída del techo detrás. Destacan sus amplias entradas de aire y los faros Full LED delante, el alerón y el difusor traseros, los intermitentes dinámicos y las espectaculares llantas de aleación de 19 pulgadas con frenos Brembo y las pinzas rematas en bronce.
 

Interior del Cupra Formentor

Si accedemos al interior no hay demasiadas sorpresas con lo ya conocido en modelos como el mencionado León, pero sí que va un paso más allá en cuanto a calidad y terminación. No se puede decir que sea un acabado premium como tal, pero se sitúa cerca. Rematado con esmero apuesta por una instrumentación Digital Cockpit de 10,25 pulgadas para un cuadro configurable al gusto, una pantalla táctil de 12 pulgadas en el salpicadero y combina detalles en aluminio oscuro satinado y en cobre.
 
Cupra Formentor, foto salpicadero
 
Los asientos delanteros tipo baquet son lo que parecen, duros pero cómodos a la vez, y sujetan correctamente el cuerpo, aspecto vital en un vehículo de altas prestaciones como el que nos ocupa. El volante multifunción incorpora de manera destacada el botón de arranque y otro con la selección de los perfiles de conducción. Con una pulsación larga elegirá de manera inmediata el modo Cupra para no perder ni un segundo. Si tenemos que poner alguna pega sería el excesivo protagonismo de la pantalla del salpicadero, que resta algo de intuición por la ausencia de mandos a su alrededor, sobre todo por la barra táctil que gestiona la climatización o el volumen del equipo de sonido.
 

Maletero del Cupra Formentor

Cupra Formentor, foto maletero
 
El acceso a las plazas traseras es correcto y nos sorprende su buena habitabilidad en esa zona. De hecho presume de 74 centímetros de espacio para las piernas y tampoco será un problema la altura al techo. Otra cosa es la cota de anchura, algo más justa y muy comedida para acomodar a tres adultos. Además el voluminoso túnel de transmisión provoca que la plaza central no sea demasiado confortable. Al maletero se accede por medio de un portón eléctrico con función manos libres. Una vez abierto nos encontramos con un volumen de 420 litros en nuestra unidad, dotada de tracción total 4Drive. No bate récords porque se deja 30 litros respecto a las variantes con tracción delantera y 15 frente a los híbridos enchufables que llegarán en breve.
 

Motor con 310 CV de potencia

Bajo el capó la oferta contempla varias versiones. La de acceso en gasolina oferta 150 CV, también llegarán dos híbridos enchufables con 204 y 245 CV, algún diésel y, coronando la gama, presume de un 2.0 TSI con 310 CV, que es el que nos ocupa. Se trata del viejo bloque de ‘siempre’ pero supervitaminado para alcanzar esa potencia. Combina inyección directa e indirecta en sus entrañas y está siempre asociado a la transmisión automática DSG de siete velocidades y al sistema de tracción total 4Drive. Su denominación VZ avisa de lo que viene: VeloZ. 
 
Los 310 CV están disponibles a 5.500 rpm y también hay que destacar los 400 Nm de par máximo trabajando de manera óptima entre 2.000 y 5.450 vueltas. Lo primero que llama la atención es el sonido que mana del motor y por el escape, intensificado si cabe al activar los programas deportivos Sport y Cupra. Con ese nivel de decibelios atrapándonos es difícil conducir a ritmo de paseo.
 
Cupra Formentor, foto Cupra Drive Profile
 
 
El asistente de conducción Cupra Drive Profile añade, además de los perfiles ya mencionados Sport y Cupra, los modos Comfort y Offroad (este último sólo disponible con 4Drive), además de una función Individual que permite ajustar al gusto los parámetros del cambio, del acelerador, de la dirección o de la suspensión adaptativa, entre otros. Para ello ajusta la electrónica de esos elementos en función del modo seleccionado. Y cambia su personalidad, aunque nos parece excesivo que la dureza de los amortiguadores contemple hasta 15 ajustes distintos. Para distinguirlos todos hace falta ser Fernando Alonso…
 

Prestaciones del Cupra Formentor

También en ocasiones hay que ser muy piloto para sacar jugo a todo sus potencial. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos. El primer kilómetro desde parado lo recorre en apenas 24 segundos y por entonces ya supera los 210 km/h. Para que las aceleraciones desde parado sean limpias, además de la tracción total cuenta con un aliado en forma del Launch Control. Para ello hay que desconectar el sistema star/stop, insertar el modo Sport en el cambio y en el selector de modos de conducción, pisar el freno con el pie izquierdo, acelerar a fondo, llega el aviso en el cuadro, soltamos el freno y salimos disparados.
 
Cupra Formentor, foto delantera
 
Adelantar también se convierte en un juego de niños porque apenas necesitamos 2,9 segundos para pasar de 70 a 110 km/h y una pista libre de 73 metros. Lo dicho. En un parpadeo superaremos a otro vehículo sin esfuerzo. Y frena de lujo y sin perder las formas en ningún momento. De hecho en 37,1 metros de detiene por completo desde 100 km/h. Vital en este aspecto son los poderosos y opcionales frenos Brembo, con discos ventilados y perforados delante de 370 milímetros delante, y ventilados de 310 detrás. También los neumáticos 245/40 R19 contribuyen en este aspecto.
 

Dinámica del Cupra Formentor

Cupra Formentor, foto trasera
 
Dinámicamente Cupra será joven, pero sabe hacer las cosas. Cuenta con una larga experiencia heredada de Seat Sport. Delante apuesta por un sistema McPherson y detrás monta un eje multibrazo (eje de torsión para las versiones de 150 CV). Es estable, aunque resulta ágil en los cambios de apoyo, la dirección progresiva (apenas 2,1 vueltas de volante entre topes) marca el camino y el resto obedece de manera marcial. Da gusto enlazar curvas y si el asfalto es irregular se pueden suavizar las reacciones con un tarado más suave de la suspensión adaptativa DCC. Incluso así no es fácil que la carrocería balancee y eso siempre multiplica la confianza del conductor. Nos olvidaremos completamente de que estamos a volante de un SUV por su destreza. El eje trasero ayuda a redondear los giros si levantamos el pie en pleno apoyo y nos dejará jugar algo más si activamos el control de estabilidad ESC en modo Sport.
 

Consumo del Cupra Formentor

Correr, corre, se mueve bien y sin sobresaltos, pero ¿qué pasa con el consumo? Homologa 8,2 litros de media WLTP cada 100 kilómetros, aunque la realidad es más tozuda y se acerca más a los 9,0 litros. No es una cifra alarmante si tenemos en cuenta su potencia y un peso que en orden de marcha es de 1.644 kilos. La etiqueta medioambiental de la DGT es la C.
Cupra Formentor, foto cuadro de mandos
 
Esta versión del Cupra Formentor está enfocada a un conductor activo que busca algo más que un medio mero de transporte, eso está claro. Pero no nos pasaremos la vida ‘envenenados’ al volante. Si nos lo tomamos con calma se convierte en un vehículo dócil y confortable, al que no le falta detalles en materia de conectividad o seguridad. Ya hemos comentado que hay cosas que no nos agradan demasiado a la hora de gestionar la pantalla táctil del salpicadero, pero en su defensa cuenta con un control por voz muy conseguido que facilita muchas funciones. Basta con decir ‘Hola’ y el sistema queda a la espera de las órdenes para actuar. También incorpora la conexión inalámbrica Full Link, compatible con Android Auto y Apple CarPlay, y gracias al sistema Cupra Connect estaremos en contacto con el mundo exterior gracias a su tarjeta SIM insertada.
 

Seguridad del Cupra Formentor

Cupra Formentor, foto lateral
 
Y la seguridad queda avalada por una dotación de serie tan avanzada como generosa. Por eso no falta un control de velocidad de crucero adaptativo y predictivo, un asistente de viaje, otro lateral con control del ángulo muerto y aviso de tráfico al abrir las puertas, una alerta de tráfico cruzado en la zaga, un asistente de emergencia… Y a nivel de facilitarnos las cosas contamos con un asistente de aparcamiento automático Park Assist, acceso y arranque sin llave, portón eléctrico con función manos libres, climatizador de tres zonas, asiento del conductor eléctrico, volante y butacas delanteras calefactadas…
 

Opinión, precio y rivales del Cupra Formentor

Cupra Formentor, foto trasera
Pocas pegas se le pueden poner al nuevo Cupra Formentor, y menos a esta variante VZ de 310 CV con tracción total 4Drive. De hecho es un deportivo camuflado en un formato SUV, prestacional y ágil, noble y confortable, avanzado tecnológicamente y con un consumo digamos que aceptable para su potencial y peso. De hecho, los 46.920 euros que cuesta esta versión pone en más de un apuro a rivales de familias nobles, como el BMW X2 M35i o el Mercedes AMG-GLA 35 4Matic, ambos con 306 CV y bastante más costosos.
Autor:
38131
Publicado el: 23/12/2020

Contenidos relacionados a Cupra Formentor

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!