Inicio > Lancia > Thema > Pruebas y analisis > Prueba Lancia Thema diésel 2012
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Prueba Lancia Thema diésel 2012

Thema no es un nombre desconocido para Lancia, y es que ésa es la denominación que la marca utilizó durante un tiempo para su berlina más representativa... hasta que apareció el Kappa y, posteriormente, el controvertido Thesis. El Thema de primera generación (1984) fue un proyecto conjunto cuyos frutos fueron el Alfa 164, el Fiat Croma y el Saab 9000, y tuvo como representante más curioso al emblemático Lancia Thema 8.32, un automóvil conocido por incorporar un motor de ocho cilindros y 32 válvulas (de ahí el nombre) firmado por Ferrari y, de un modo más luctuoso, por ser el vehículo que llevaba Fernando Martín cuando tuvo su fatal accidente. Con la aparición del nuevo Lancia Thema la marca ha vuelto a tomar elementos de otros vehículos, aunque en realidad habría que decir que Lancia ha tomado prestado todo un vehículo de otro fabricante y, básicamente cambiando los logotipos, lo ha convertido en un producto propio, pero vayamos por partes.

Lancia Thesis
 
Fiat se hizo con una buena parte del accionariado de Chrysler allá por el 2009, y ya entonces se acordaron una serie de estrategias por las que las marcas más conocidas a uno y otro lado del Atlántico se harían más fuertes en sus respectivos mercados aglutinando el mayor número de productos del grupo, es decir, que por ejemplo Chrysler desaparecía como marca en Europa pero algunos de sus productos serían vendidos bajo otras marcas, mientras que a las marcas europeas les ocurriría otro tanto de lo mismo en el nuevo continente.
 
 Explicación situación actual Grupo Chrysler/Fiat

 
 
Explicado esto casi bastaría con decir que el nuevo Thema es en realidad el mismo Chrysler 300 que se vende en Estados Unidos para comprender la realidad de dicho modelo... salvo por el importante hecho de que dicho modelo americano tiene también una historia que es conveniente conocer.
 
 
Los vaivenes del grupo Chrysler antes de pasar a estar íntimamente relacionado con Fiat le llevaron a formar parte del grupo Daimler. En 1998 Daimler Benz (sí, sí, la de Mercedes Benz) pagó 39.000 millones de dólares por Chrysler, y desde entonces hasta que se deshizo del grupo en el año 2007 se realizaron importantes aportaciones técnicas desde la marca Europea a la americana. El Chrysler 300 nació bajo el paraguas del fabricante alemán, y gracias a ello pudo incorporar en algunos mercados -básicamente los europeos- algunas motorizaciones como, por ejemplo, el diésel 3.0 V6 que tuvimos oportunidad de probar en Motorgiga, que se ofrece tanto en versión de 190 como de 239 CV de potencia máxima  Es decir, básicamente el mismo motor que encontramos actualmente en modelos de Mercedes. 
 
He dejado el texto porque cometí un error y debo asumirlo. Según me comentaba un lector y pude confirmar posteriormente, la mecánica utilizada por el Chrysler 300 no provenía de Mercedes aunque cuente con igual diámetro y carrera y, por tanto, cilindrada total. No obstante, en este caso dispone de una V a 60º en vez de a 72º, y la procedencia parece ser de Fiat Power Train.
 
Chrysler 300
 
El Lancia Thema es de este modo un automóvil italiano de origen americano y tecnología alemana que, además, vive de lleno la tormenta española con unas ridículas cifras de ventas. Que en España no esté teniendo demasiado éxito comercial es el principal motivo por el que no forma parte de modelos elebibles para el CAI, Coche del año en internet 2012, BP Ultimate, y es que no llega a cubrir la cuota mínima requerida para entrar en el panel de modelos elegibles. Es cierto que un precio de 43.900 euros en la versión básica de 190 CV (en España sólo se vende en diésel) no es lo que se dice una baratija, pero también es verdad que pocos modelos pueden presumir de tener una ascendencia tan rocambolesca como el modelo italo-americano-alemán. 
 
 
A decir verdad, dispone de excelentes atributos como su gran confort de marcha, los cuidados acabados, el amplísimo interior y maletero y, como valor añadido, una estética que en absoluto pasa desapercibida. Pero Lancia no es una de esas marcas que se haya ganado el respeto de los usuarios con automóviles fiables y bien realizados. A pesar del supuesto lujo que incorporan, los Lancia tienen una quizás bien merecida fama de automóviles no demasiado fiables en los que la edad se deja sentir más que en otros vehículos de la competencia. Con todo, mi sensación al manejar el nuevo Thema ha sido la de estar ante un automóvil mejor hecho de lo que recordaba en la propia marca. Eso sí, con algunos elementos tomados de Mercedes que resultan algo chocantes. La caja de cambios automática de seis relaciones cinco relaciones es tremendamente cómoda pero muy poco rápida. La posibilidad de cambiar manualmente mediante toques a izquierda y derecha en el cambio es poco útil para un automóvil más enfocado al confort y en el que serían más que bienvenidas las levas en el volante (disponibles en el equipamiento superior) y el trabajo de las suspensiones es bueno, pero la presencia en el vehículo de pruebas de neumáticos con un gran balón (mucho perfil para su anchura) hacía que se perdiera mucha información entre carretera y conductor, disminuyendo además la precisión en las trazadas por la lógica deriva de los neumáticos.
 
Pero la prueba de este vehículo me ha permitido pensar que quizás un Thema de segunda mano sea tremendamente barato debido a su fama. Yo no podría adquirir un automóvil del precio del Thema aunque fuera mi coche ideal, pero si viera un Thema de esta generación y de segunda mano con no demasiados kilómetros quizás sí que entraba dentro de mis opciones. Lo sé, no es como tener un Jaguar pero... ¿sabías que Jaguar ahora pertenece a la marca india Tata?
 
 
46176
Publicado el: 25/05/2012

Contenidos relacionados a Lancia Thema

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!