Inicio > Skoda > Pruebas y analisis > Prueba Skoda Kamiq 1.6 TDI, una compra inteligente
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Prueba Skoda Kamiq 1.6 TDI, una compra inteligente

Por John Rivas

Skoda Kamiq 2020, foto delantera

¿Cómo es el Skoda Kamiq 2020?

 
El Skoda Kamiq es el tercer SUV que la marca checa ha puesto en juego, justo por debajo del Kodiaq y del Karoq, sus hermanos de gama con los que comparte el lenguaje Inuit, los duros habitantes de Groenlandia que saben mucho de eso que se denomina supervivencia. Esto en cuanto a su familia directa se refiere. También tiene ‘primos’ dentro del Grupo Volkswagen, como el Volkswagen T-Cross y el Seat Arona, con los que comparte plataforma, motores, cajas de cambio, tecnología…
 
Skoda Kamiq 2020, foto trasera

Medidas del Skoda Kamiq 2020

Si en Skoda el Kamiq se ubica en la gama baja suv-todocamino en cuanto a tamaño se refiere, en su segmento declara batalla por la parte alta metro en mano. Mide 4,24 metros de longitud, es decir, 13 centímetros más que el VW T-Cross. La razón es que, pese a compartir la famosa plataforma MQB-A0, estirá la distancia entre ejes hasta los 2,65 metros, más que el propio Karoq, que se sitúa ya en el formato compacto ya con 4,38 metros. Esto viene al caso para destacar la sobresaliente habitabilidad del Kamiq, sobre todo en las plazas traseras. La cota de anchura es de 1,79 metros y la altura firma 1,53. No es de los más altos, pero sí es de los vehículos del segmento B-SUV que ofrece una mayor altura respecto al suelo, con 188 milímetros de margen.
 

Interior y maletero del Skoda Kamiq 2020

Con los números anteriores el habitáculo del Skoda Kamiq gana claramente en habitabilidad. La sensación de espacio es mayor y hasta la calidad de los acabados sorprende para bien. La marca checa no ha sido hasta ahora precisamente un derroche de alegría a la hora de presentar o decorar sus interiores. Sin embargo, nuestro protagonista ya no da solo sensación de robustez en sus acabados; también de calidad porque a los excelentes acabados añade materiales mullidos que no encontramos con tanta generosidad en los mencionados T-Cross o Arona.
 
Skoda Kamiq 2020, foto salpicadero
 
Si a esto añadimos detalles como un cuadro de mandos Virtual Cockpit de 10,25 pulgadas, totalmente digital y configurable al gusto y una pantalla de hasta 9,2 pulgadas del salpicadero, táctil y de gran resolución que se ubica en la parte alta, por encima de las salidas del aire, para no tener que desviar apenas la vista de la calzada, la puesta en escena convence. Otro punto a destacar es su notable visibilidad. Estamos situados 40 milímetros más alto que un Skoda Scala, algo que se agradece sobre todo a la hora de movernos por la ciudad. Las butacas resultan confortables, pueden estar calefactadas y la del conductor tiene ajustes eléctricos si se desea en opción.
 
Detrás la generosa apertura de las puertas facilita el acceso. Ya avanzamos que las plazas traseras son de las más generosas frente a sus rivales. Más allá de los 142 centímetros que ofrece en su cota de anchura a la altura de los codos y casi 100 de altura al techo, lo que más sorprende es el espacio disponible para las piernas, con 71 centímetros entre el respaldo trasero y el delantero tras acomodarse al volante un conductor de 1,71 metros de altura.
 
Esto permite viajar plácidamente a cuatro adultos por muy ‘grandes’ que sean. Incluso un quinto integrante entrará sin las estrecheces de otros modelos del segmento, pese a que el túnel central es demasiado voluminoso y restará confort. Son esas cosas que no se entienden porque que sepamos no habrá versiones dotadas con tracción total. Otro detalle que hubiera resultado muy práctico es disponer de una banqueta trasera con regulación longitudinal, como la lleva el T-Cross. Son decisiones de ‘empresa’ que no entendemos… Sí que nos gusta las salidas de aire en esas plazas, detalle de ‘coche grande’, con posibilidad de que las dos exteriores estén calefactadas.
 
Skoda Kamiq 2020, foto maletero
 
Nos queda por analizar el maletero. En este sentido los 400 litros que ofrece no bate récords entre sus rivales, pero hay que señalar que en ocasiones es mejor un compartimento diáfano y limpio en sus formas que tratar de ganar litros en recovecos o rincones prácticamente inútiles. En este sentido el maletero es práctico, con un piso que se puede situar en dos alturas, soluciones inteligentes para compartimentar o sujetar la carga, una alfombrilla reversible de goma por una de sus caras para una fácil limpieza o un portón que puede tener regulación eléctrica incluso desde el mando a distancia.
 
En su oferta de motorizaciones el Kamiq pone en juego tres variantes de gasolina, dos asociadas al bloque tricilíndrico 1.0 TSI con 95 y 116 CV, y una más 1.5 TSI con 150 CV y desconexión automática de cilindros. La opción ecológica pasa por una variante alimentada por gas natural 1.0 TGI o G-TEC que desarrolla 90 CV y es la única que contempla la etiqueta medioambiental ECO. En diésel la única opción es la de nuestro protagonista, un eficiente 1.6 TDI con 116 CV de potencia y 250 Nm de par máximo disponibles entre 1.500 y 3.250 rpm. Está disponible tanto con cambio manual de seis relaciones como con transmisión automática con doble embrague DSG de siete marchas (cuesta 1.690 euros más).
 

Dinámica y rendimiento del Skoda Kamiq 2020

Muchas son las voces, en muchos casos infundadas, que quieren acabar con el diésel. Lo cierto es que si buscamos una opción muy rutera y completamos más de 20.000 kilómetros año, no hay duda de que esta versión 1.6 TDI es la opción más lógica y equilibraba de la gama. Siempre surgen las dudas en cuanto a rendimiento, más cuando sólo dispones de una variante diésel a elegir en un SUV que pesa 1.336 kilos con lo puesto. ¿Serán suficientes los 116 CV para mover con soltura el conjunto? Vamos a ello. Somos siempre defensores de las cajas automáticas, por confort y calidad de vida, pero en este caso la unidad probada cuenta con caja manual.
 
Skoda Kamiq 2020, foto lateral
 
Tanto por potencia como por par máximo no precisa de cifras mareantes; parecen más bien modestas. Sin embargo, la respuesta al acelerador siempre es lo suficientemente contundente. Esto en una cuestión de sensaciones personales, pero mejor recurrir a los números para entenderlo mejor. Alcanza los 193 km/h de velocidad máxima, acelera de 0 a 100 km/h en 10,2 segundos y cubre el primer kilómetro desde parado en 32,1 segundos. No nos engañemos, no es un tiro. 
 
¿Y qué tal responde en cuanto recuperaciones se refiere? Pues nos ponemos en la situación de un adelantamiento típico en carretera; necesitamos pasar de 70 a 110 km/h con la cuarta relación engranada. El Kamiq 1.6 TDI lo hará en 8,2 segundos y lo completará tras recorrer 204 metros. También lo podemos realizar en quinta, pero habrá que ser más cautos con el tiempo y la distancia, pues lo hará en 10,4 segundos y 264 metros, respectivamente. Estos dígitos los firma sólo con el conductor, por lo tanto a plena carga habrá que extremar la cautela. La sexta relación tiene cierta capacidad de empuje, pero su largo desarrollo está enfocado claramente a llanear, desahogar y aliviar la sed en cuanto a consumos se refiere.
 
Skoda Kamiq 2020, foto delantera

Consumo y etiqueta medioambiental DGT del Skoda Kamiq 1.6 TDI 2020

Y es que esta versión es comedida a la hora de parar en las estaciones de servicio. Se pueden registrar consumos de 5,0 litros por carretera, 6,1 en autopista y de 5,9 por ciudad. La media durante la prueba fue de 5,8 litros, aspecto que nos brinda una autonomía de 862 kilómetros sin respostar gracias a un depósito de 50 litros. Por cierto, la media WLTP homologada por la marca es 5,0 litros cada 100 kilómetros. La etiqueta medioambiental que concede la DGT para esta versión del Kamiq 1.6 TDI es la C.
 
También nos ha convencido su dinámica. Por tamaño y filosofía su enfoque es urbano y todo lo que rodea a la gran ciudad. Sin embargo, se muestra extremadamente cómodo en autopistas y largos trayectos, donde mima a sus ocupantes con un gran confort, por su equilibrio, suavidad y buen aislamiento acústico. Se pueden realizar muchos kilómetros sin que aparezca fatiga y hasta se desenvuelve con maestría en carretera cuando aparecen las curvas. Su puesta a punto es más confortable que otra cosa, pero se puede ir ‘alegre’ en zonas viradas, aunque la electrónica limitará rápidamente la euforia. La dirección cumple (2,7 vueltas de volante entre topes) y la suspensión filtra con garantías, aunque no puede eliminar los balanceos de la carrocería si forzamos el ritmo.
 
Skoda Kamiq 2020, foto trasera
 
Según sean nuestras prioridades, se puede optar por varias configuraciones de chasis. Por 60 euros podemos acceder a un chasis elevado que aumenta la distancia al suelo y añade protecciones en los bajos. Es ideal si salimos con frecuencia del asfalto. Por contra, si queremos ganar puntos dinámicos se puede optar por un chasis deportivo que rebaja la altura del conjunto 15 milímetros e incorpora una regulación adaptativa de los amortiguadores. En este caso habrá que pagar 420 euros en la carta de opciones. Asimismo, por 105 euros el asistente de conducción Driving Mode Selection permite al conductor elegir entre los programas ECO, Normal, Sport e Individual, variando los parámetros, en nuestro caso, de la dirección y del motor (también del cambio en el caso de portar caja DSG). Las llantas de serie con el acabado Style que nos ocupa son de 17 pulgadas, con neumáticos 205/55 R17. Son en parte responsables de una capacidad de frenada sobresaliente, firmando 36,9 metros para detenerse por completo desde 100 km/h.
 

Seguridad del Skoda Kamiq 2020

El acabado Style de nuestra unidad hace gala de un dotación de serie bastante completa. En materia de seguridad contempla detector de fatiga del conductor, asistente de luz de carretera inteligente, frenada de emergencia en ciudad Front Assist, asistente de mantenimiento de carril, asistente de arranque en rampa, llamada de emergencia E-Call, faros Full LED, cámara de visión trasera… En opción se puede completar con un control del ángulo muerto, un control de crucero adaptativo o un airbag de rodilla para el conductor.
 
Skoda Kamiq 2020, foto pantalla salpicadero
 
El equipamiento se completa con elementos como climatizador bizona, función Smart Link compatible con Apple CarPlay, Android Auto y Mirror Link, sensores de aparcamiento traseros, control de velocidad de crucero, faros antiniebla, pantalla táctil de 8 pulgadas en el salpicadero, un asistente de aparcamiento automatizado, carga inalámbrica para el smartphone, el completo navegador Amundsen, control por voz y punto de acceso wifi.
 

Opinión y precio del Skoda
Kamiq 1.6 TDI 2020

 
El acabado Style de nuestra unidad cuesta 26.680 euros, aunque con las acciones comerciales la factura se puede quedar en 22.290 euros. A cambio este modelo nos has convencido a todos los niveles por su aplastante lógica y gran equilibrio general. El propulsor diésel de 116 CV ofrece un rendimiento notable y unos consumos muy atractivos, algo que se agradece a la hora de devorar kilómetros con la familia en vacaciones o en desplazamientos de fin de semana. También es agradable en ciudad y hasta nos permite afrontar pistas de tierra con ciertas garantías debido a su generosa altura respecto al suelo, pero nada más. Sin duda es una de las apuestas del segmento B-SUV más atractivas y completas, una compra lógica e inteligente frente a rivales complicados, como el Seat Arona y el VW T-Cross, con los que comparte genética, pero también frente a Hyundai Kona, Peugeot 2008, Renault Captur, Fiat 500X, Citroën C3 Aircross... 
Autor:
7467
Publicado el: 10/05/2020
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!