Inicio > Suzuki > Swift > Pruebas y analisis > Prueba Suzuki Swift Sport Hybrid: ¿Deportivo o eficiente?
estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas

Prueba Suzuki Swift Sport Hybrid: ¿Deportivo o eficiente?

Por John Rivas

¿Cómo es el Suzuki Swift Sport Hybrid?

Suzuki Swift Sport Hybrid, foto delantera

Suzuki es un gran especialista a la hora de poner en juego vehículos pequeños. Siempre han gozado de una gran aceptación por su agradable tacto general en un formato de bolsillo. Modelos como el Ignis, el Jimny o nuestro protagonista, el Swift Sport son prueba de ello. Precisamente este último y el Ignis han recurrido a la hibridación ligera (de 48V en el primero y de 12V en el segundo) para salvar los muebles en cuanto a las emisiones se refiere. Peor suerte ha tenido el Jimny, que ha dejado de comercializarse en Europa, pese a su gran éxito comercial, debido a que no puede electrificarse y las multas por las ‘malditas’ emisiones no saldrían a cuenta.

El Swift Sport Hybrid siempre ha sido un deportivo con carácter, uno de los vehículos más pasionales, atractivos y con un público más fiel de la gama Suzuki. Su última actualización pasa por la llegada de un sistema de hibridación ligera SHVS de 48V y la introducción de nuevos asistentes de seguridad. No hay cambios estéticos exteriores, aunque sí que completa su puesta al día con nuevos colores y ofertas de personalización.
 

Mild Hybrid de 48V

El sistema mild hybrid de 48V del Swift Sport es el mismo que utilizan el Vitara y el S-Cross, y forma parte del compromiso de la marca japonesa de electrificar todos sus vehículos para tratar de cumplir con la exigente normativa europea en materia de emisiones. Ya avanzamos que no conseguirá en 2020 cumplir con los 90,3 g/km de CO2 de media que le exigen a Suzuki, pero va recortando cifras con soluciones como la hibridación ligera.
 
Suzuki Swift Sport Hybrid, foto trasera
 
El Swift Sport 48V incorpora el conocido propulsor 1.4 Boosterjet (también compartido con Vitara y S-Cross) que eroga 129 CV y 235 Nm de par, y un motor/generador eléctrico denominado ISG de 10 kW (13,6 CV) y 53 Nm que se alimenta con la energía que le proporciona una batería de iones de litio de 0,38 kWh de capacidad que funciona a 48V. El cambio es manual de seis relaciones. La pregunta surge de inmediato. El modelo reemplazado también disponía de un bloque 1.4, pero con 140 CV, lo que unido ahora a un lastre de 45 kilos en su peso debido al sistema híbrido y al mayor equipamiento (1.095 kilos en orden de marcha)... ¿Pasará factura al rendimiento?
 
Pues vamos a ello. En la marca aseguran que el tacto y las sensaciones se mantienen tal cual, y damos fe de ello. Es menos potente y cede prestaciones, pero sigue siendo un vehículo de corte deportivo y gran disfrute al volante. La velocidad máxima es de 210 km/h y homologa una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,1 segundos (antes 8,1). Sin embargo llega la primera sorpresa. En nuestra prueba firmó 8,3 segundos, cediendo sólo 0,2 décimas de segundo respecto al anterior 140 CV. Y en 29,2 segundos ha sido capaz de cubrir el primer kilómetro desde parado.
 
Suzuki Swift Sport Hybrid, foto delantera
 
Alguno pensará que los 129 CV del motor térmico y los 13,6 CV del sistema eléctrico suman 142,6 CV,  más que antes, pero esto no es así. Nunca los dos motores ofrecerán su máxima potencia a la vez, por lo tanto no se puede aplicar esa suma. Pero es evidente un aporte adicional del par a bajas revoluciones y una asistencia extra al acelerar. Esa es la función del sistema mild hybrid de 48V, amén de reducir ligeramente el consumo. Asistirá al bloque térmico 1.4 turboalimentado de cuatro cilindros, pero nunca desplazará de manera exclusivamente eléctrica al vehículo, algo que sí pueden hacer los modelos híbridos, cuya batería y potencia eléctrica es muy superior.
 
Y ya que estamos con los números, sigamos con ellos. Las recuperaciones son brillantes y aquí sí que se nota de verdad esta tecnología recién incorporada. En un adelantamiento tipo, pasar de 70 a 110 km/h en cuarta relación se traduce en 5,7 segundos y 144 metros de pista libre. Lo curioso es que en quinta también arroja unos números llamativos (7,7 segundos y 195 metros), lo mismo que con la sexta relación, algo que no es aconsejables por principios (8,0 segundos y 201 metros). Buena parte de la explicación pasa también por una relación muy equilibrada del cambio, que casi nos obliga por puro placer a engranar la sexta relación antes de que lleguemos al final de la calle. En cualquier caso, en un largo desplazamiento es un primor comprobar cómo al hundir el pie en acelerador, incluso en largos repechos, siempre nos dará una contundente respuesta, incluso en sexta. De hecho sales de Madrid y llegas a Valencia sin necesidad de cambiar.
 
Suzuki Swift Sport Hybrid, foto trasera
 
Sin embargo, nadie adquiere un Swift Sport, por muy mild hybrid que sea, para vivir plácidamente por autovías o en ciudad, pese a que su tamaño invita a moverse en la gran urbe. Es un vehículo de sensaciones, para disfrutar, que gusta de trazados revirados para sacarle lustre. La dirección no es muy directa (2,8 vueltas de volante entre topes), pero sí comunicativa, la suspensión es firme (monta unos amortiguadores Monroe específicos) para neutralizar los balanceos de la carrocería (no lo consigue del todo) y su corta distancia entre ejes provoca que sus reacciones sean rápidas y nerviosas. Delante apuesta por un esquema McPherson y detrás por una barra de torsión.
 
Suzuki Swift Sport Hybrid, foto palanca del cambio
 
El cambio es una maravilla por su precisión y si la palanca fuera algo más corta sería de matrícula de honor. Si apuramos el motor subirá hasta las 6.000 rpm, alcanzando los 179 km/h en cuarta y ya la velocidad máxima en quinta. En carreteras con firme irregular el confort se resentirá un tanto, como corresponde a un vehículo de estas características, y los frenos (de disco y ventilados los delanteros) cumplen en su cometido. De hecho, si tenemos que realizar una frenada de emergencia el vehículo será capaz de detenerse por completo desde los 100 km/h en 37,1 metros. Nuestra unidad monta de serie neumáticos 195/45 R17.
 

Consumo y etiqueta ECO del Suzuki Swift Sport Hybrid

Que podemos pasar un buen rato es evidente, pero el sistema mild hybrid tiene también una variante eficiente en cuanto al consumo. El Swift Sport Hybrid homologa un consumo medio de 5,6 litros cada 100 kilómetros en ciclo WLTP y está exento de tributar en el impuesto de matriculación (106 g/km de CO2 en ciclo NEDC). Durante la prueba el registro se disparó hasta los 6,1 litros de media, firmando consumos muy atractivos de 4,8 litros en carretera y de 5,9 litros en autopista. En ciudad ronda los 7,0 litros. Y como es norma en este tipo de vehículos con hibridación ligera, la etiqueta medioambiental ECO nos facilita la entrada, circulación y aparcamiento en la gran urbe.
 
Suzuki Swift Sport Hybrid, foto cuadro de mandos
 

Medidas e interior del Suzuki Swift Sport Hybrid

La hibridación ligera de 48V no trae consigo cambios estéticos o de tamaño, más allá de un logo Hybrid en la zaga y el estreno de tres nuevas variantes bicolor en su carrocería, en naranja, azul y rojo, siempre con el techo el negro, cobrando un aspecto más deportivo. Por lo tanto conserva los 3,89 metros de longitud, 1,74 de ancho y 1,50 de alto, con una distancia entre ejes de 2,45 metros.
 
Suzuki Swift Sport Hybrid, foto lateral
 
En el interior conserva las cinco plazas y una sensación de espacio más holgada de lo que nos da a entender su exterior. En este caso sólo la información específica del sistema de 48V en el cuadro de mandos nos revela su tecnología. Por cierto, es muy completo porque refleja históricos de consumo, fuerzas G, gráficos de potencia y par máximo, de aceleración y frenadas, monitor de energía... Los asientos delanteros son de corte deportivo con los reposacabezas integrados, sujetan bien y resultan confortables. Todo el habitáculo se remata con plásticos duros, algo que merma la sensación de calidad, pero está bien hecho en líneas generales. Si fuera por nosotros hubiéramos elevado algo la pantalla táctil de 7 pulgadas del salpicadero y actualizaríamos la palanca que se ubica en el piso, y que sirve para desbloquear la tapa del depósito de combustible, solución ya algo arcaica.
 
Suzuki Swift Sport Hybrid, foto salpicadero
 
Detrás hay un espacio considerable para las piernas y hasta el techo, mientras que el maletero, como lo milagros no existen, se queda en unos ajustados 265 litros. Se puede ampliar hasta los 947 litros abatiendo el respaldo trasero (60/40), pero el piso no queda plano y complica la cosa.
 
Suzuki Swift Sport Hybrid, foto interior

 

Seguridad del Suzuki Swift Sport Hybrid

El Swift Sport ya contaba con una amplia dotación al respecto, pero ahora la mejora con la llegada de elementos como un sistema de reconocimiento de señales de tráfico, un control del ángulo muerto generado por los retrovisores y una alerta de tráfico cruzado en la zaga, asistentes que se integran en el avanzado sistema DSBS, compuesto por una cámara monocular y un sensor láser. Laseguridad se completa con una frenada de emergencia autónoma que detecta también a peatones, una alerta de cambio de carril, un aviso de fatiga del conductor y unas luces de carretera inteligentes. Los faros son LED de serie.
 
Suzuki Swift Sport Hybrid, foto pantalla salpicadero
 
En conectividad dispone de la mencionada pantalla táctil multifunción con tecnología bluetooth para realizar llamadas manos libres o escuchar música en streaming. Este sistema multimedia es compatible con la tecnología Apple CarPlay, Android Auto y Mirrorlink.
 

Opinión y precio del Suzuki Swift Sport Hybrid

El Suzuki Swift Sport Hybrid es un vehículo muy agradable en casi todos los frentes. La hibridación ligera de 48V motiva que los consumos sean más ajustados y la respuesta a bajo régimen más suave y contundente a la vez. Su tamaño invita a moverse por ciudad, con la etiqueta ECO en el parabrisas, pero lo pasaremos mejor en carreteras viradas, donde por prestaciones, nervio y sensaciones disfrutaremos al máximo. 
 
El precio es de 23.680 euros, cantidad a la que se le puede aplicar un descuento extra de 2.000 euros que ofrece la marca. Además, se beneficia de las ayudas del Plan Renove del Gobierno por su condición de etiqueta ECO. Se puede comenzar a pagar en 2021 y la garantía contempla hasta cinco años.
Autor:
12897
Publicado el: 07/08/2020
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

¿No es el coche que estabas buscando?
→ Encuentra la prueba que buscas pinchando aquí ←

Encuentra la prueba que buscas

Encuentra todas las pruebas que hemos publicado seleccionando marca y modelo.

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!